¿Y si la felicidad cotizara en bolsa?

Unhappy - Happy

En la última edición del foro económico de Davos, hubo tres conferencias -sí, tres- dedicadas al factor “felicidad” como elemento necesario para recuperar el crecimiento. Julia Novy-Hildsley nos lo cuenta en el blog del World Economic Forum.

La teoría de la gestión emocional de los países, las organizaciones, las empresas o los seres humanos no es ni mucho menos nueva. Pero cobra protagonismo cuando los modelos del siglo XX se resquebrajan, cuando la depresión llega para quedarse, cuando las escuelas de negocio se preguntan en qué momento decidieron que el factor emocional no tenía que formar parte de la formación de los profesionales que han tomado las decisiones que nos han llevado a la crisis más profunda de la época moderna.

Shawn Achor

Os invito a escuchar a Shawn Achor, un investigador muy vinculado a la Universidad de Harvard que estudia el estrecho vínculo entre la felicidad y el éxito. , el foro y el portal en el que hablan las mentes que inspiran al mundo (podéis elegir el idioma del subtítulo).

Achor sostiene que es la felicidad la que nos conduce al éxito, no al contrario. Lleva años investigando esta relación. Incluso la analizó sobre la cuenta de resultados de una compañía, intentando demostrar que invertir en felicidad, es mejorar los beneficios. El “caso” lo explica en este artículo que publicó en la Harvard Busines Review, “El dividendo de la felicidad”.

Todos estamos de acuerdo en que uno de los primeros activos de las empresas es su equipo humano. El reto consiste en invertir en la satisfacción de los equipos para retener el talento, para mantener alto el grado de motivación, de ilusión y de creatividad en medio de las transformaciones, las incertidumbres y las dificultades que viven hoy tantas organizaciones.

Arianna Huffington

Mientras trabajamos para conseguirlo, me quedo con otra charla de TED, esta vez  en formato café -más cortas, más informales y en las que uno debe desarrollar una sola idea. El consejo lo da Arianna Huffington, una líder con un componente emocional muy marcado. No presumamos de una agenda muy apretada, sino de una cabeza muy despejada para ser más eficaces y aportar las mejores ideas.

Elena Sáchez
Directora de Transformación de PRISA

28 Comentarios

  • avatar Paula Castro 22 marzo, 2012

    Elena gracias por este mensaje. Felicidades a ti y a tu equipo por este blog. Mis mejores deseos para que sigan creyendo y trabajando en la transformación que busca ir más allá del entorno inmediato de quienes leen los diferentes elementos que nos ofrecen.

    Desde hace unos días he empezado a hacer la tarea que nos propone “Shawn Achor”, escribir durante 21 días, en 2 minutos 3 motivos de gratitud diferentes… Y vaya, es dificíl desacostumbrar al cerebro y pedirle que vea cosas buenas… Pero una vez se ejercita es fácil, incluso se superan las “3″. En verdad he notado el cambió.

    • avatar Elena Sánchez 26 marzo, 2012

      Gracias a ti, Paula. Buen ejercicio. ¡Voy a ver si lo arranco yo también!

  • avatar OSCAR GOMEZ 16 marzo, 2012

    Elena, me parece una propuesta muy afortunada vincular la felicidad personal al éxito de las organizaciones, pero yo diría que la felicidad personal te lleva al éxito personal.
    Debemos hacer un ejercicio constante, no solo para estar felices, si no para trasladar felicidad y pasión hacia nuestros equipos. No cuesta nada, solo hay que creérselo.

    Ejemplo: El Athletic de Bilbao. Que ayer gano al Manchester!!! Un equipo de aldeanos que ayer se lo creyeron, y llevaron la felicidad a Bizkaia entera.

    • avatar Elena Sánchez 21 marzo, 2012

      Aupa Athletic, Óscar.
      Ejercicio constante, sí. Cueste lo que cueste.
      PODEMOS!

  • avatar Jaime Siva 9 marzo, 2012

    Me parecen excelentes los articulos, asi como los comentarios que estos generan y aportan a la expansion de nuestro conocimiento.
    Vale la pena invertir en la felicidad como metodo para lograr el exito.

    • avatar Elena Sánchez 12 marzo, 2012

      Gracias, Jaime. En ello estamos. Un saludo!

  • avatar María 8 marzo, 2012

    ¡Sonríe y el mundo te sonreirá!

  • avatar Ascensión Martín 8 marzo, 2012

    Está claro que éste ha sido uno de los ‘Tweed del día’ que más comentrarios ha suscitado. Será que la FELICIDAD es lo que más ansiamos en la vida…

  • avatar Ana Pulgar 7 marzo, 2012

    Excelente exposición. Estoy totalmente de acuerdo.
    Gracias por compartirla.

    • avatar Elena Sánchez 8 marzo, 2012

      Gracias a ti por leerla, Ana.

  • avatar Juanma Ortega 7 marzo, 2012

    Por supuesto. Sin embargo para muchos trabajadores la felicidad consiste en apoltronarse y matar el tiempo, en lugar de aprovecharlo. Esta crisis ha hecho a muchos reflexionar sobre su “felicidad”.

    En resumen: felicidad, sí, pero no a costa de resultados.

    • avatar Elena Sánchez 7 marzo, 2012

      Gracias, Mike! :)

    • avatar Elena Sánchez 7 marzo, 2012

      Hola, Juanma! :) Muy de acuerdo. Desde aquí creemos que invertir en el estado de ánimo de una organización es invertir en sus resultados.
      Un beso!

  • avatar Jose Lozano 7 marzo, 2012

    … Davos, Ay ay!!

    En una aproximacion, tal vez, mas , digamos de campo, no se si valdria Ricardo Semler, de Semco ( ?), en Brasil, como alguien que “practica” y con no poco exito lo que apuntas.

    Ojala el concepto de , por ejemplo externalizacion de SEMCO, predominase sobre los impuestos por nuestro – decadente y endogamico- “sistema” economico. Desde mi modeto punto d evista, claro : ))

    Gracias

    • avatar Elena Sánchez 7 marzo, 2012

      Buscaré a Ricardo Semler. Gracias, José!

  • avatar Martín Calvo 6 marzo, 2012

    He visto que dando pequeños insentivos a los empleados se logra mejorar el nivel de satisfacción con la empresa y mejorar el humor gneral.

    Ejemplos de insentivos: ofrecer cursos (puede ser de idiomas), vouchers para ir a comer a un restaurante o para comprar ropa, descuentos en gimnasios, viajes o lugares de vacaciones.

    También es bueno insentivar la camaradería entre los empleados, organizando reuniones informales fuera del ambito laborar, competencias deportivas, o cenas de un grupo de trabajo pero no para trabajar, simplemente para pasar el rato juntos.

    • avatar Elena Sánchez 8 marzo, 2012

      Eso está en el plan que estamos elaborando en Prisa. Gracias, Martín.

  • avatar Raul 6 marzo, 2012

    “Sonreir” sí sirve de algo, aunque sólo sea para ver las cosas de diferente manera.
    Igual que nos gustan más aquellos a los que gustamos, los entornos positivos y un entorno de trabajo en el que uno se sienta apreciado cuentan con mayores dosis de creatividad para la innovación y el cambio.
    Creo que en ello reside una de las principales bazas con las que cuentan muchas start-ups y uno de los grandes retos de algunas grandes corporaciones.

    • avatar Elena Sánchez 8 marzo, 2012

      Sí, Raúl. Es más fácil generar entornos positivos de trabajo en empresas pequeñas. Pero yo los he tenido también en empresas grandes. Y estoy segura de que la gente pone más esfuerzo cuando se siente implicada, motivada. Hay estudios que dicen que las personas afables tienen muchas más posibilidades de progresar en sus trayectorias profesionales. No siempre es mejor el más brillante, sino el que tiene la mejor actitud.

  • avatar Mike 6 marzo, 2012

    Genial Elena.

  • avatar Rocio Ortiz Amores 6 marzo, 2012

    Me gusta cada día más TOYOUTOME. Enhorabuena!!!

    • avatar Elena Sánchez 7 marzo, 2012

      Qué alegría leerte decir eso, Rocío. Gracias!

  • avatar Pepe Delgado 6 marzo, 2012

    Supongo que la cercanía pondera, pero personalmente, prefiero a Emilio Duró. Carolina Carbonell lo contrató hace ya unos años, y varios compañeros estuvimos 5 días completos, encerrados con él.
    Creo que marcó un enoooorme punto de inflexión en mi vida, laboral y profesional (que como él dice, es la misma). Besos y a seguir!
    PD.: me ha encantado lo de “no presumamos de una agenda muy apretada”.

    • avatar Elena Sánchez 7 marzo, 2012

      Voy a buscar cosas de él en cuanto pueda! Gracias, Pepe. Besos!

  • avatar Gallegoonfire 6 marzo, 2012

    Claro que sí, querida Elena. La felicidad estimula la creatividad. Cuanto mejor me lo paso en el programa más me motiva pensar e inventar contenidos. Pero ent todo ese proceso es muy importante el entorno. Un entorno motivador y estimulante favorece el trabajo y potencia el talento. Y de ese entorno deben encargarse los jefes y directivos.

    Un beso.

    • avatar Elena Sánchez 7 marzo, 2012

      Totalmente de acuerdo: la primera responsabilidad es la de los jefes y directivos. En ello estamos! Besos, Gasheeeego!

  • avatar NICO OTERO 6 marzo, 2012

    No están las cosas para ser Feliz, por lo tanto nos quedamos sin éxito. Esto es un bucle.
    Seguro que si tuvieramos mas éxito seriamos mas felices…… Que dificil dilema…Saludos…

    • avatar Elena Sánchez 7 marzo, 2012

      No hay dilema posible, Nico… Esta crisis no puede acabar con nuestro estado de ánimo porque entonces sí que perdemos todo. :) Saludos!

MENU
Leer entrada anterior
??????????????????
Anticipándonos al iPad 3

Mientras esperamos la presentación del iPad3 para este miércoles, os adelantamos una interesante infografía realizada por la empresa de investigación...

Cerrar