Tres razones para no enviar correos masivos desde Gmail

MailifyMasivoGmail_850

Está claro que enviar correos masivos es una manera genial de acercarnos a nuestros contactos y de promocionar nuestro negocio o marca, pero, ¿estamos dispuestos a pagar por ello? Son muchos los que quieren beneficiarse de las ventajas que nos proporciona el email marketing pero sin invertir ni un solo euro. Y a simple vista puede parecer muy inteligente enviar correos masivos aprovechando webmails como Gmail, pero lo cierto es que de inteligente, tiene más bien poco.

Para empezar, tenemos que ser conscientes de que el uso de webmails para enviar correos masivos cuenta con muchas limitaciones. Una de las más destacables es que aquellos envíos masivos que realizamos desde Gmail, no pasan por los mismos procesos de autenticación por los que pasan los emails que mandamos desde una herramienta de email marketing. ¿Y qué significa eso? Pues que tendremos todas las papeletas para que nos encasillen como spammers.

Ahora que tenemos claro que no queremos ser spammers, vamos a ver las tres razones por las que enviar correos masivos desde Gmail es una malísima idea.

Razón #1 – Menor entregabilidad

enviar-correos-masivos-mfy

Sin duda alguna, la peor de las pesadillas de cualquier campaña de email marketing. Cuando uno quiere enviar correos masivos, en lo primero que piensa es en las muchas personas que recibirán su campaña. Lo malo de hacerlo a través de Gmail es que la entregabilidad baja estrepitosamente. La entregabilidad es algo esencial en el email marketing, pero si lo hacemos usando Gmail, tenemos que tener en cuenta que este tipo de webmail tiene un envío limitado a 250 emails. Además, un webmail no está pensado para enviar correos masivos, así que probablemente tardemos días y días (si es que llegan a enviarse todos) en hacer nuestro envío.

Y si a la poca entregabilidad le sumamos el poquísimo margen que nos deja Gmail para la personalización del email, ya empezamos a dudar de que nos convenga tanto ahorrarnos unos euros en email marketing…

Ya nos podemos olvidar de la personalización de nuestras campañas, porque con Gmail no podremos modificar ni los asuntos de nuestros emails, ni sus contenidos. Esto supone que no podremos crear un mensaje personalizado con por ejemplo, el propio nombre del destinatario.

Razón #2 – Nada de estadísticas 

enviar-correos-masivos-mailify

Nadie en Google se encargará de estudiar el impacto que hayan tenido tus campañas, eso tenlo por seguro. Ni pienses en recibir algún tipo de informe detallado sobre las tasas de apertura o de clic. Como mucho, puedes esperarte alguna que otra denuncia por spam.

Lo de las estadísticas es una prueba más de que Gmail no sirve para enviar correos masivos, pero además, nos recuerda la importancia que tienen las estadísticas sobre nuestras campañas de email marketing. ¿De qué otra forma podríamos mejorar nuestros planes de acción si no recibimos feedback alguno? Después de todo el esfuerzo que requiere crear una campaña de emailing, necesitamos tener, por lo menos, algunos datos que nos digan las cosas que hemos hecho bien y las que hemos hecho mal. De hecho, es la única forma que tenemos de saber que vamos por el buen camino.

Por lo contrario, si utilizas una herramienta de email marketing para hacer tus envíos, ésta te proporcionará informes estadísticos de forma automática, para que sepas en todo momento el impacto que tienen tus campañas.

Razón #3 – Mala reputación

enviar-correos-masivos-razones 

Mala no, malísima. Justo como hemos apuntado antes: ser etiquetados como spammers es de lo peor que nos puede pasar en una campaña de email marketing. Es muy fácil que esto ocurra, ya que con Gmail no existen tantas medidas de seguridad como con las herramientas de email marketing profesionales.

Aparte del spam, la mala reputación también nos podría venir como consecuencia de la mala gestión por parte de los webmails de las bajas y rebotados de nuestra lista de contactos. De modo que además de tener mala reputación, tendremos una base de datos de muy mala calidad, ya que contaremos con direcciones que no quieren recibir nuestros emails. Una de las ventajas que ofrecen las herramientas de email marketing es la gestión automática de todos los contactos que tenemos en nuestra base de datos. Hay ciertas aplicaciones que te permiten importar tus propias listas de contactos optimizarlas para que se eliminen automáticamente las direcciones duplicadas, así como los rebotados y las direcciones que se han dado de baja.

¿Todavía sigues pensando en que es una buena idea hacer emailing con Gmail? Si incluso después de haber repasado todos los inconvenientes que supone Gmail para el emailing te sigue persiguiendo el escepticismo, recuerda que el email marketing es la herramienta que tiene el mejor retorno de inversión y el canal de publicidad más económico de todos.

Recuerda que la mayoría de herramientas de email marketing ofrecen períodos de prueba, así que prueba a hacer una campaña y comprueba por tu mismo de qué modo trabajas mejor.


Júlia Viscarri 
Mailify España

1 Comentario

  • avatar Ramiro Sánchez Aspas 24 julio, 2016

    Hay gente en el mundo todavía muy “garrulos”-osea ignorantes- quiero decir que mientras no se pongan al día seguirá pasando de todo…SALUD…. Rams.

Deja un comentario

MENU
Leer entrada anterior
¿Qué es lo que hace que una web sea infumable?

Ya hemos hablado en otras ocasiones en este blog sobre experiencia de usuario (UX, User Experience), algo que tiene mucho...

Cerrar