Avatares de una inmigrante digital #7

Ana_logica_Cabecera_850

7.  Ventajas y temores de comprar por Internet

–Qué nervios tengo, Richard.

–¿Qué es lo que te pasa ahora, doña Nervios? Que siempre estás igual.

–Que he comprado una cosa por Internet.

–Guuuuaaaauuuu. Ya veo que estás muy lanzada. ¿Y qué has hecho con todos tus temores?

–Comérmelos con patatas. Estoy dispuesta a aprovechar las ventajas del mundo digital, aunque muera en el intento. Pero, claro, ahora no puedo dejar de pensar si he hecho bien, si me llegará o no el paquete, si van a utilizar mi número de cuenta, qué sé yo, ¡me da la impresión de que cada vez es más fácil delinquir!

–Puede que no te falte razón, pero para mí que cada vez hay más chorizos offline. No tienes más que leer la prensa.

–Ay, no sé, estoy en un sinvivir. Ya sabes que cuando me da la histeria, lo magnifico todo.

–Bueno, ¿y qué es eso tan misterioso que te has comprado?

–¿Y por qué crees que es misterioso?

–Porque no me lo has dicho, solo por eso. Y como te conozco, sé que no me lo dices por algo.

Ana dudó un momento.

–Una tableta en eBay –dijo muy deprisa, como si estuviera confesando un crimen o una locura.

–¡Toma ya! La señora no podía empezar por enviar un ramo de flores a domicilio, no. Tú eres como un Ferrari, de 0 a 100 en pocos segundos.

–Calla, bobo, ¿tú crees que llegará?

–La gente que vende algo suele ser gente que quiere vender algo.

–Estás hecho un filósofo. ¿Te has quedado a gusto?

–Me encanta cuando te pones borde. Con esa verdad impepinable quiero decir que es gente que quiere quitarse un trasto de encima y recibir un dinero por ello. Lo normal es que tú pagues, las cosas lleguen y todo acabe felizmente. Además, en eBay se ponen puntos negativos a quien no se comporta como debiera. Y es difícil ser un vendedor de confianza con negativos. Entiendo tu inquietud, pero no está de más, de vez en cuando, confiar en la especie humana.

–Sí, vale, bonito discurso, pero yo no voy a dormir hasta que no me llegue mi cacharro. Ay, ya te contaré.

-


Sigue los relatos de Ana Lógica.

Todos nos hemos perdido alguna vez en este nuevo y cambiante mundo digital tan repleto de tecnología. Descubre a través de Ana cómo van afectando todos estos avatares a un personaje totalmente analógico que de repente se ve envuelto en todo este mundo cibernético. 

Si te sientes identificado o identificada con Ana solo tienes que enviarnos tu confesión escribiéndonos tu comentario al final de la página. 

Ver mas capítulos

Deja un comentario

MENU
Leer entrada anterior
WeAreTheRobots
La estirpe de Asimov

La era de los robots está comenzando. Si Isaac Asimov aún viviera celebraría su acertada predicción sobre un futuro donde...

Cerrar