Big Data, elemento crucial en la creación de ciudades inteligentes

84b14212-d944-4c6a-a558-259c88bae893

Vivimos en una sociedad caracterizada por la creciente capacidad de obtención de información “anywhere/anytime” y el uso de la misma de manera inteligente.

Las smart cities o ciudades inteligentes surgen para dar respuesta a una necesidad cada vez más imperiosa de orientar nuestra vida hacia la sostenibilidad. ¿Cómo? Aumentando la eficiencia, incrementando la competitividad y facilitando nuevos caminos para hacer frente a los problemas de pobreza, sostenibilidad y medio ambiente.

La esencia de esta idea radica en la necesidad de coordinar e integrar numerosas fuentes e información disponibles para producir datos relevantes. A este conjunto de tecnologías es lo que denominamos Big Data.

Una de las primeras aplicaciones de Big Data ha sido la monitorización en tiempo real del flujo de vehículos para mejorar la circulación del tráfico. En un futuro no muy lejano esto se podrá traducir en la completa automatización de los semáforos y señales inteligentes,  permitiendo optimizar el flujo del tráfico en tiempo real, disminuir los atascos o priorizar las rutas a seguir por los vehículos de emergencia, entre otras muchas mejoras. Existen otras tantas aplicaciones dirigidas al desarrollo de ciudades inteligentes, pero todas ellas parten de un único punto central que es la información.

0c970dd9-9491-4eeb-8f20-fc7f9b5f5083

Hasta hace apenas unos cuantos años sólo podíamos contar con ciertos datos estadísticos. Sin embargo, hoy en día disponemos de grandes volúmenes de información provenientes de miles de sensores instalados en las vías y edificios; contamos con miles de dispositivos capaces de ofrecernos información sobre las personas que los utilizan y el entorno que los rodea. Todo ello sólo se puede analizar si se utilizan las tecnologías que nos brinda Big Data, ya que permiten procesar cantidades ingentes de datos con el fin de sacar provecho a toda esa información.

Otra de las grandes virtudes del Big Data es la independencia de formato en los datos. Hasta ahora era imprescindible convertir toda la información en datos estructurados, lo cual era muy costoso, difícil, e incluso a veces imposible. Pero gracias a las bases de datos NoSQL esta barrera ha desaparecido, ya que lo importante es la información en sí y no la estructura de la misma. Con ello, NoSQL permite guardar datos no estructurados y, a su vez, operar con ellos de forma similar a como se hacía con los datos estructurados.

Es aquí precisamente cuando se abrieron las puertas para poder procesar toda la información necesaria para luego poder implementar una ciudad inteligente.


Fernando Belenda 3

-

Fernando Belenda
Director general de NoSQL Center.

Deja un comentario

MENU
Leer entrada anterior
Strong pregnant woman pin up rovolution
#MOMsPower: el poder de las mamás tuiteras

Si eres madre y además tienes cuenta en Twitter, debes saber que las marcas ven en ti un enorme potencial...

Cerrar