BookTubers o la pasión por los libros

bookTubers
Visto 18.242 veces

  « Soy un producto de los libros de Barco de Vapor y de mi precoz ansia de leer Harry Potter» (Tatië )

Jóvenes, mayormente chicas adolescentes, se ponen delante de una cámara y hablan de los libros que leen. No es el típico haul vlogger que nos comenta inocentemente (o no) sus últimos delirios consumistas relacionados con la moda, la belleza o cualquier cachivache electrónico. Aunque el sistema y la forma de manifestarse ante la audiencia es el mismo, el objeto es diferente: hablamos de libros juveniles y de todo lo que rodea a los mismos.

Es YouTube, una vez más, la plataforma elegida para que jóvenes aficionados a la lectura, heridos por la letra, den rienda suelta a su pasión, a su fetichismo libresco, al placer incipiente del coleccionista de libros (Book Haul). Les gusta mostrar sus maravillosos libros baratos conseguidos en librerías de segunda mano. Nos hablan de los chollos que hay en Internet si queremos comprar buenos libros de aventuras, ciencia ficción o novela romántica. Y también de echarle morro y pedírselos a las editoriales, a sus departamentos de prensa.

Dicen que para nada están influenciados por ellas –las editoriales– cuando deciden las reseñas (book reviews). La impresión que dan es que leen lo que quieren y reseñan lo que más les gusta.

Ejem, todo se andará. Desde luego que si los libros se compran y se venden, ¿por qué no van a ser objeto de interés por parte de las marcas editoriales? Si se tiene la pasión o la afición por los libros, ¿qué tiene de malo lucrarse por ello? ¡Si los primeros libros fueron libros de cuentas!

El fenómeno BookTube lleva funcionando desde hace varios años en el mundo anglosajón. En español, es desde mediados de 2013 cuando se nota su presencia. La comunidad booktuber sigue aumentando, cientos y cientos de canales con decenas de miles de suscriptores.

Lo que sí manifiestan los booktubers es un dominio perfecto de la multimedia, los vídeos son de un factura excelente, son divertidos, adictivos… y creo que consiguen lo que pretenden: leer es un placer que se puede compartir. Además del canal literario de YouTube, los booktubers añaden su artillería de apoyo: blogs, cuentas de Facebook y Twitter, Tumblr, Goodreads, Instagram, Lastfm, Spotify… sirven para cerrar el círculo en su pasión lectora.

Resulta fascinante ver el desparpajo con el que el booktuber hace el resumen (wrap up) de los libros leídos, la urgencia por contarnos la crítica del libro de su autor preferido o el avance de los libros que va a leer (TBR, to be read).

La temática de los book tags es muy variada, es el libre albedrío del lector compulsivo que juega divertido con sus libros: cubiertas, colores, tipografías bonitas, ilustraciones, comics…

Asimismo, es obligatorio el recorrido guiado (Bookself tour) por las estanterías de su habitación o del salón de la casa, donde Memorias de Idhun o Crepúsculo acompañan a Rayuela o Las sombras de Grey de la hermana mayor.

Ya no me acuerdo del planeta o del nadal de este año pero espero ansioso estos resultados.

El mundo de la crítica literaria se está actualizando, seguro que con la bendición de Bernard Pivot.

Algunas sugerencias para empezar a conocer BookTube:

La comunidad más avanzada

Fly like a Butterfly nos comenta los mejores libros de 2013

Laspalabrasdefa: gloriosa la crítica de El Conde Lucanor por parte de la booktuber mexicana más famosa.

Un blog literario.

Sí, mayoritariamente es un territorio femenino.

El coleccionista de mundos: un crack.

Ejemplo de una quedada (hangout) literaria de booktubers mexicanos. Vamos, igual que un salón literario del siglo XVIII.

Y una página apabullante (en inglés)

Santiago Carbajo

PRISA Noticias

frau mit brille schaut ber monitor

2 Comentarios

Deja un comentario

MENU
Leer entrada anterior
Máquinas de escribir
El libro perfecto

«Ante ciertos libros, uno se pregunta: ¿quién los leerá? Y ante ciertas personas uno se pregunta: ¿qué leerán? Y al...

Cerrar