Ciencia en femenino: cómo buscar motivación para el STEM

STEM_mujeres

En 2015 la Asamblea General de las Naciones Unidas proclamó el 11 de febrero como el Día Internacional de la Mujer y la Niña en la Ciencia, para poder conmemorar la obtención de la equidad e igualdad de género en las ciencias, y el reconocimiento de las mujeres científicas que durante siglos han sido prácticamente invisibles en el mundo académico a favor de visibilizar más a sus homólogos masculinos.

Pero lo cierto es que, pese a que la historia y la ciencia han sido identificadas como ámbitos puramente masculinos, las mujeres han estado siempre presentes en el desarrollo científico y son muchas las protagonistas que han dado pasos de gigante en cuestiones científicas y tecnológicas y a las que la humanidad debe estar agradecida.

Tales son los casos de científicas de la antigüedad como Hipatia de Alejandría, que en el siglo IV escribió más de cuarenta libros y construyó grandes e importantes instrumentos científicos como el astrolabio y el hidroscopio; Wang Zheny, científica china del siglo XVIII que consiguió romper con el sistema feudal de la dinastía Quing y se convirtió en astrónoma, planteando sus propias teorías sobre los eclipses; la inglesa Ada Lovelace, nacida en el siglo XIX y considerada la primera programadora de la historia; o Florence Nightingale, quien estableció los principios de la enfermería actual. Sin olvidarnos, por supuesto de enormes mentes científicas como Marie Curie, cuyas investigaciones sobre la radioactividad le otorgaron dos premios Nobel, nunca antes ganados por una mujer, por el descubrimiento del polonio y del radio; Y Rosalind Franklin, la verdadera descubridora de la doble hélice del ADN.

Es posible consultar la vida y obra de todas estas mujeres y otras muchas, que a lo largo de la historia han aportado su conocimiento a la ciencia en el especial “Mujeres de la ciencia” de EL PAÍS, desde donde se saca a la luz el talento de estas mujeres tan ocultas por la historia.

STEMMujeres_01

Y si nos adentramos a la actualidad encontramos muchas más mujeres de las que destacar su trabajo, como como María Blasco, bióloga molecular española especializada en los telómeros y la telomerasa, que dirige el Centro Nacional de Investigaciones Oncológicas (CNIO) desde el año 2011; Emmanuelle Charpentier, microbióloga y bioquímica francesa que actualmente dirige el Instituto Max Planck de Biología de la Infección en Berlín (Alemania); Linda R. Watkins, bioquímica y fisióloga estadounidense, descubridora de las células gliales como claves en el tratamiento neuronal del dolor; o la recientemente desaparecida Mildred Dresselhaus, física y nanotecnóloga estadounidense conocida como la “reina de la ciencia del carbono”, entre otras muchas.

Balance actual de la mujer frente al STEM 

Como hemos visto referentes femeninos hay muchos, aunque es cuestión de darles mayor visibilidad en el periodo educativo para fomentar que las niñas y jóvenes muestren mayor interés por los estudios tipo STEM (por sus siglas en inglés, Science, Tecnology, Engineering and Mathematics), que apuestan por la ciencia, la tecnología, las ingenierías y las matemáticas.

Existen diversos estudios, como Mujeres jóvenes ante el empleo, que demuestran que las ocupaciones de las próximas décadas demandarán crecientemente personas formadas en carreras técnicas con un componente científico, lógico y matemático y que, además, reúnan competencias digitales. De hecho, según el “Future of Jobs Report 2018, en Europa occidental el 86% de las empresas tendrá que contratar personal con habilidades en el ámbito de las nuevas tecnologías. Sin embargo, el Informe Infoempleo Adecco 2017 puso de manifiesto que en la actualidad el área TIC está teniendo enormes dificultades para cubrir determinadas vacantes. Esto ocurre a pesar de ser una de las áreas que mayores ofertas salariales han recibido en 2017, solamente detrás de dirección y gerencia.

A todo esto cabe añadir que actualmente las mujeres están menos presentes en el área STEM. Según el último informe Científicas en Cifras, el porcentaje de investigadoras en España casi no ha variado desde 2009  siendo un 39% del total, un poco por encima de la media de la Unión Europea, que es del 33%. La representación de las mujeres es especialmente baja en la categoría de mayor rango. Aunque el 50% de las tesis presentadas son realizadas por mujeres según el “Informe Mujeres Investigadoras 2018 del CSIC, tan solo el 21% llegan a ser catedráticas. Esta proporción aumenta en las primeras etapas de la carrera investigadora. Pero aún así, en los últimos 8 años se aprecia una disminución de cinco puntos en el porcentaje de investigadoras predoctorales y postdoctorales que sugiere que la incorporación de la mujer a la investigación científica se está frenando.

STEMMujeres_02

La presencia femenina es especialmente reducida en los estudios más técnicos y está disminuyendo ligeramente.  Según datos del Ministerio de Educación, en el curso 2016-2017 el porcentaje de matrículas de mujeres en Físicas es del 25,4%, en Ingeniería y Arquitectura del 28,7% y en Informática tan sólo el 12,02%. Este último caso es paradigmático porque presenta una disminución muy marcada: en 2007 era del 17,57% y en 1992 el 26,11%.En un presente y futuro científico tecnológico no podemos como sociedad arriesgarnos a perder el 50% del talento.

El Informe Mujeres jóvenes ante el empleo, que recoge las propuestas de responsables del ámbito empresarial para mitigar la brecha existente entre hombres y mujeres, apuesta por dar un mayor protagonismo a las competencias sociales y digitales desde el sistema educativo e insiste en la necesidad de trabajar desde el entorno familiar. En este sentido, corresponsabilizar al entorno más cercano de las niñas y jóvenes en la superación de los estereotipos existentes y en el desarrollo de las nuevas competencias demandadas por el mercado laboral.

Cómo fomentar el interés científico en ellas

La iniciativa 11 de febrero, pretende fomentar la organización de actividades y materiales que conmemoren el día Internacional de la Mujer y la niña en Ciencia en España, con el objetivo de contribuir a cerrar la brecha de género que actualmente existe en el ámbito científico. Para ello propone gran cantidad de actividades para trabajar en casa o en los centros educativos tanto para celebrar el evento del 11 de febrero en concreto, como para usar habitualmente. Esta iniciativa tiene adscritos los llamados centros11F, instituciones educativas de toda índole donde se realizan más de 2.200 actividades de todo tipo para rendir homenaje a estas mujeres científicas.

En su web es posible encontrar tanto datos sobre la evolución de la mujer en la ciencia, como la situación actual, o materiales educativos, para todas las edades, que permiten crear una cultura de interés científico en base al trabajo de mujeres investigadoras.

En este impulso por crear el interés de la ciencia entre las niñas, adolescentes y mujeres en general, cabe destacar otras iniciativas como:

Talent Woman: se estructura en torno a la labor de las mujeres en el ámbito de la ciencia y la tecnología. Partiendo de este enfoque consideramos que los negocios, la educación, la creatividad y la investigación son áreas clave en que las que la mujer debe tener visibilidad.

Acaba de tener lugar a finales del pasado mes de noviembre, Talent Woman España, un foro de encuentro, desarrollo e inspiración de las mujeres en ciencia y tecnología, organizado por Talent Network y FYCMA con apoyo de diversas instituciones, empresas y comunidades, y que contó con charlas, mesas redondas, talleres y actividades que contribuyen a amplificar la voz y el trabajo de las mujeres en los diferentes ámbitos STEM.

En este contexto también se buscó que alumnas y alumnos de instituto dialogasen con mujeres profesionales de carreras STEM en pequeños grupos durante el transcurso del evento. De esta forma resolverán todas sus dudas y derribarán mitos que se tienen en la adolescencia sobre las carreras científicas y técnicas, constatando que también es una opción profesional para ellas.

Por su parte, el programa “Ciencia y Tecnología en femenino“, que depende de APTE (Asociación de Parques Tecnológicos y Científicos de España), tiene como objetivo el fomento de las vocaciones científicas y tecnológicas, con el fin de aumentar en el futuro la elección entre el público juvenil femenino de estudios científicos y tecnológicos. El programa estará dirigido a estudiantes de 1º a 4º de la ESO.

Para conseguir nuestros fines, APTE cuenta con la colaboración de parques científicos y tecnológicos miembros de la asociación, extendidos por toda la geografía española, que participarán en el plan de trabajo a desarrollar dotando a la actuación de una cobertura e impacto a nivel nacional.

Los creadores de este programa indican que El 6,5% de las estudiantes que participan en Ciencia y Tecnología en femenino cambian de opinión y deciden apostar por las STEM.

Además y parte del proyecto Ciencia y Tecnología en femenino, se ha creado una pequeña guía ilustrada para mostrar algunos ejemplos de las salidas profesionales a las que se optar si se deciden realizar estudios relacionados con la ciencia y la tecnología.

Otra iniciativa basada en la mentorización y el apoyo de empresas es STEM Talent Girl, desde donde se busca inspirar, educar y empoderar a niñas, jóvenes y mujeres con el fin de que desarrollen su talento y prosigan brillantes carreras profesionales en Ciencia, Tecnología, Ingeniería y Matemáticas.

Su proyecto de mentorización para el desarrollo del talento STEM y el fomento de vocaciones científico-tecnológicas, está dirigido específicamente a mujeres con el objetivo de inspirar e influenciar a la próxima generación de mujeres líderes en ciencia y tecnología. Así mismo se puede participar a nivel de empresa o institución en esta mentorización.

En este sentido hay que incluir la labor de la iniciativa L’Oréal-UNESCO For Women in Science, que comenzó hace 20 años y donde la Fundación L’Oréal y la UNESCO (Organización de las Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura) se han esforzado por apoyar y reconocer a las mujeres investigadoras, para alentar a más mujeres jóvenes a ingresar a la profesión y ayudarlas una vez que hayan finalizado sus carreras. en progreso.

Como colofón, la web Gadwoman, es un medio digital que busca también crear un espacio propio para fomentar entre las mujeres la cultura digital por medio de la información. Buscan con ello ayudar a conocer, gestionar y convertir en aliadas las tecnologías para optimizar mejor su uso en la vida personal y profesional de las mujeres. Su filosofía se basa en la frase de Virginia Woolf: “la independencia de una mujer es una habitación propia y una renta”, a lo que Gadwoman añade que actualmente es también un móvil, una tableta o un ordenador, porque es desde donde hoy se gestiona la vida real y virtual.

Deja un comentario

MENU
Leer entrada anterior
SantillanaLab_EducaXMundo_850
“Educadores por el mundo”, cómo compartir experiencias para transformar la educación

Desde hace tiempo, Santillana colabora con distintos centros educativos con el objetivo de investigar nuevas líneas de innovación que mejoren el...

Cerrar