Clean Slate Brands: borrón y cuenta nueva

Clean Slate Brands
Visto 4.045 veces

Todo gira en torno al usuario. Esa es la máxima que se repite en los departamentos de Marketing desde hace años, sobre todo desde que las redes sociales impulsaron una nueva relación entre las marcas y los consumidores.

Hoy, más que nunca, los clientes deciden con quién y cómo. Y de su fidelidad, cada vez más frágil, dependerá la posición privilegiada de las compañías en el mercado, un estatus que encoge con el paso de los años. Por ejemplo, en el ámbito tecnológico, se estima que IBM gozó de una hegemonía de 30 años, mientras que la de Microsoft duró unos 15 y Google estuvo dominando casi sin competencia durante 8. Ahora, todo son apuestas sobre el tiempo de reinado que aún le queda a Facebook.

Esta tendencia decreciente hace pensar que los usuarios terminan por abandonar a las compañías con una tradición, hasta el punto que los gurús ya repiten un nuevo mantra: Heritage is the new baggage, que viene a ser algo así como “La herencia es el nuevo lastre”. Y todo ello a favor de nuevas propuestas de empresas sin pasado o compañías 3.0 que ya han sido bautizadas como Clean Slate Brands, las marcas del “borrón y cuenta nueva”.

El Observatorio de Tendencias Digitales del MIB lo deja bastante claro. De hecho, la segunda edición de este estudio apunta que el 75% de las 500 mayores empresas de 2020 aún no existen. ¿Pero qué puntos definen a estas nuevas marcas? En principio, los cinco que aparecen en esta ilustración de Brandixit.

 Haz clic para ampliar

El reto de las compañías tradicionales pasa, entonces, por integrar una o varias de esas características, algo que muchas están consiguiendo con propuestas que convierten al usuario en el protagonista de experiencias únicas, tanto online como presenciales. Esto hace que las marcas de estas firmas rejuvenezcan y vuelvan a diferenciarse entre los cientos de impactos diarios que recibe un potencial cliente.

Se trata de mantener la confianza de los usuarios en un entorno en el que la comunicación con las compañías es bidireccional, participativa y menos reverencial.

José Ángel Plaza

Equipo de Transformación de PRISA

Deja un comentario

MENU
Leer entrada anterior
Oculus Rift
La precipitada historia de Oculus Rift

Hay quien augura que lo que ahora denominamos “segunda pantalla” no tardando mucho pasará a ser “primera pantalla”. También hay...

Cerrar