Cómics para educar

Comic
Visto 14.129 veces

Cada vez son más los profesores que se animan a introducir el cómic en las aulas. Muchos estudiantes encuentran este formato muy fácil de entender porque gracias a que el contenido se presenta de forma secuencial, a través de viñetas con imágenes y texto, es mucho más sencillo comprender el progreso de la historia.

Este formato promueve tanto la alfabetización tradicional como la visual, ya que estamos ante una forma de expresión que se concentra en imágenes que se asocian a textos. Además, la lectura y la propia creación de comics en clase ayudan a mejorar las habilidades narrativas y de síntesis de los alumnos.

Si, además, tenemos en cuenta el valor fundamental que adquiere la imagen para entender correctamente la sociedad y la cultura actual, es muy importante enseñar a los alumnos a comprender e interpretar las viñetas como soporte para textos y como base para entender de forma adecuada la información que van a encontrar en libros. Todo esto les permitirá disfrutar de la lectura y, por tanto, convertirse en lectores asiduos.

En otras palabras, el empleo del cómic como recurso educativo puede convertirse en un gran acierto para fomentar el gusto por la lectura, ya que el uso de imágenes atractivas y sugestivas hace que sea más sencilla la interpretación de los textos narrativos.

Por ejemplo, en edades más tempranas el cómic permite el aprendizaje de secuencias de imágenes que potencian la comprensión causa-efecto y, además, desarrolla la socialización a través de una actividad tan lúdica como es la lectura de historietas. Mientras que en edades más avanzadas favorece la capacidad de secuenciación argumental, no solo orientada a la lectura sino también a la creación y al desarrollo de la imaginación.

Dicho esto, nos quedaría conocer cuáles son los mejores cómics para hacer uso de este recurso en el aula y con qué herramientas contamos para que los niños realicen sus propias creaciones, ya sea en clase o en casa.

La selección de los cómics más apropiados siempre responderá a un previo análisis del profesor o del padre, considerando su adecuación al nivel de lectura del alumno, su edad y al tema que se va a trabajar. La evaluación de estos factores determinará el éxito de esta experiencia de lectura.

Actualmente cada vez hay más autores que crean sus obras con un enfoque principalmente pedagógico. Dentro de este ámbito encontramos un ejemplo en la Colección Científicos creada por Jordi Bayarri, que en cada entrega nos presenta la biografía de algunos de los más importantes científicos de la Historia de la Humanidad: Darwin, Galileo, Newton…

Darwin, de Jordi Bayarri

Otros autores, muy vinculados a la rama de la novela gráfica, se inclinan por dar un enfoque cultural, social e histórico a sus obras que las dota de un indiscutible valor didáctico. Dentro de este grupo se podrían incluir muchísimos nombres, entre los que me gustaría destacar a Art Spiegelman, Marjane Satrapi, Craig Thompson, Guy Delisle, Joe Sacco, Jiro Taniguchi… o a los españoles Paco Roca, Carlos Giménez, Miguel Gallardo, Alfonso Zapico, Cristina Durán

Por otro lado, no podemos olvidarnos de la capacidad pedagógica de clásicos de la historieta tan importantes como Bill Watterson (con Calvin & Hobbes), el mismísimo Quino (que está de aniversario con Mafalda), Charles Schulz (con el carismático Snoopy), Caloi (con Clemente), Fontanarrosa e incluso Liniers (con Macanudo). Sin olvidarnos, por supuesto, del imprescindible Hergé. Esta es tan solo una pequeña selección personal que no hace más que abrir una puerta a otros posibles autores y obras donde seguro podremos encontrar otros muchos elementos de un claro valor didáctico.

mafalda

Mafalda, de Quino.

Otra muestra de la capacidad pedagógica de este género es su uso cada vez más extendido dentro de libros de texto u otros materiales educativos para explicar conceptos que se pueden exponer de forma secuencial. Este recurso se emplea, por ejemplo, en la enseñanza de idiomas para representar diálogos que pueden darse en situaciones reales o ficticias:

Richmond

Material didáctico de Richmond.

Y si a través del formato cómic a los alumnos les resulta más sencillo y más motivador entender los conceptos, también es un recurso que les resulta muy fácil usar para demostrar sus habilidades narrativas. Por tanto, la creación de cómics en clase permite al estudiante potenciar sus habilidades para investigar y analizar un tema, organizar sus pensamientos o los hechos para representarlos de forma secuencial y combinar texto e imagen para representarlos en forma de historieta.

La tecnología facilita el desarrollo de este tipo de proyectos en el aula. Algunas de las herramientas más usadas en este tipo de dinámicas son:

  • Pixton Herramienta online que ofrece una serie de plantillas que permiten crear las secuencias con viñetas, fondos, elementos decorativos, bocadillos o personajes predefinidos. Tiene una versión gratuita y otra de pago más completa.
  • Toondoo Otra herramienta online que a través de registro permite crear historietas sobre cualquier tema que se esté trabajando en clase. Muy similar a la anterior, con la diferencia de que permite variar la expresión de la cara o el gesto del cuerpo de los personajes predefinidos. Acceso gratuito.
  • Bitstrips Otra herramienta online que permite diseñar viñetas y construir historias de forma sencilla. Con la posibilidad de aplicar controles y filtros una vez creada la historieta. Acceso gratuito.

Algunas de estas herramientas ya cuentan con su versión móvil, pero además existen aplicaciones exclusivamente creadas para este fin, como son:

  • Comic Book! Aplicación para IOS y para Android que permite crear historietas a través de fotografías realizadas con el móvil. Se pueden seleccionar viñetas, filtros y bocadillos para desarrollar la historia. Todo por un precio aproximado de 1,50 euros.
  • Comic Strip It! Con esta aplicación se pueden crear historietas a través de imágenes de la galería o de fotos hechas con el móvil. Las viñetas se pueden ampliar o reducir, ubicarlas en distintas posiciones y configurar con elementos y filtros propios de la app. Tiene una versión Lite y otra de pago (0,99 euros).

Tras ver todo esto, para concluir, me gustaría insistir en la repercusión que puede tener el cómic dentro de los procesos de enseñanza y aprendizaje. Quizá la más importante sea la más evidente: fomentar el hábito de lectura entre los estudiantes, sentando bases para convertirlos en lectores asiduos. Sin embargo, existen otras razones de gran valor que los convierten en un recurso fundamental:

  • Facilitan la interpretación y la comprensión de la información.
  • Fomentan la capacidad de abstracción y la imaginación.
  • Desarrollan y potencian los esquemas espacio-temporales, gracias a la secuencialidad de lo que se representa.
  • Inician a los estudiantes en la alfabetización visual, estableciendo contacto con conceptos vinculados con el arte.
  • Despiertan el interés por la escritura y potencian las habilidades narrativas.

David García

Jefe de proyectos de Movilidad en Santillana Negocios Digitales

1 Comentario

Deja un comentario

MENU
Leer entrada anterior
Bienvenida
La bienvenida: un momento clave

Hoy en día, desde las marcas nos esforzamos por establecer relaciones duraderas y rentables con nuestros clientes. En el nuevo...

Cerrar