Cómo hacer que sus hijos saquen todo el potencial que llevan dentro

ninPotencial_850

Si era usted de los que de pequeño disfrutaba mucho más abriendo un coche teledirigido o una muñeca parlanchina para verle las tripas que jugando con ellos, debería transmitir esa inquietud a sus descendientes. Mark Zuckerberg, creador de Facebook o el mismo Steve Jobs, fundador de Apple, fueron niños inquietos y llegaron lejos. Quizás se haya planteado cuáles son las claves para que esto se produzca, evidentemente hace falta que el individuo tenga ciertas características propias y que solo proporciona su naturaleza. Pero también hace falta mucho de estimulación, algo en lo que sí podemos intervenir de diversas maneras:

 Active su curiosidad constantemente

Este es un elemento primordial para que en el futuro no sean solamente meros usuarios y lleguen a comprender el Internet de las Cosas y crezca en ellos la inquietud investigadora. Déjele su tableta o su móvil pero atrévase a proponerle que le cambie las configuraciones o que instale aplicaciones nuevas y si es valiente, incluso a abrirlo. Lo más importante de esta fase es que está activando el diálogo con sus hijos y que perciben su apoyo, aproveche y aprenda también junto a ellos. Sobre todo, no olvide que son niños y que deben tener momentos para otras muchas cosas propias de su edad, no intente forzar su aprendizaje o sufrirá rechazo. 

 Lo digital no es lo único importante

Evidentemente cada vez estamos más atrapados en el mundo digital y si a nosotros nos cuesta dejar de estar prestando atención a tantos dispositivos y aplicaciones novedosas, imagínense a ellos. Pero está en nuestra mano  marcar los límites de uso y saber encontrar un nexo de unión entre estos dos mundos, el analógico y el digital, ya que saber combinar perfectamente ambos es lo que puede aportar verdaderas ideas al individuo. 

En la imagen superior podemos ver al pequeño Lincoln Heard, de cuatro años e hijo de un profesor de tecnología estadounidense. A Lincoln le gusta observar insectos, así que, con la ayuda de su padre crearon este pequeño hábitat donde una cámara controlada por una Raspberry Pi ofrece constantemente  imágenes a las que se puede acceder a través de una aplicación móvil. Si hace clic aquí o sobre la imagen podrá saber más sobre el desarrollo de este proyecto.

 Los videojuegos son buenos para el desarrollo

En los últimos años son numerosos los estudios y expertos que afirman que los videojuegos usados como herramienta de enseñanza pueden ser realmente eficaces en el aprendizaje. Los juegos de estrategia se llevan la palma como medios de estimulación del conocimiento, pero el que actualmente goza de mayor respeto entre la comunidad educativa, gracias al empeño de profesores como Joel Levin, es Minecraft, un juego que combina la creación, construcción,  gestión y la supervivencia colaborativa y que sin duda aporta excelentes valores y estímulos a los niños. Por supuesto, como con todo, hay que establecer horas de uso. Un atracón de videojuegos no es bueno aunque sea el más educativo del mundo. 

 Regáleles tecnología

Aproveche fiestas de cumpleaños, Navidad u otros eventos, pero no malgaste su dinero con juguetes anodinos, de uso cerrado y que no aportan nada nuevo al niño más que entretenerle un rato. Aproveche para regalarle tecnología para sorprenderse y aprender. Una placa base Raspberry Pi o Arduino son geniales y asequibles opciones para iniciarse en el hardware y software de programación. Ambas son dos sencillas y económicas placas base de ordenador que se enchufan a un teclado y una pantalla cualquiera para poder programarlas. Incluso se pueden combinar entre sí. Ambas nacen de proyectos que pretenden acercar la tecnología al mundo educativo, buscando incrementar la inquietud y creatividad de las personas bajo el lema del aprendizaje colaborativo y experimental. Las posibilidades que ofrecen son casi infinitas. Otras placas con la misma filosofía son: Beaglebone BlackGooseberry y Cubeboard.

Taller: Super bicicletas mutantes _ Fundación Cerezales from Fundación Cerezales on Vimeo.

Otro tipo de ‘juguetes’ tecnológicos, aunque con precios bastante más elevados, son los que tienen que ver con el aprendizaje de la robótica. Normalmente son juegos que se componen de piezas predefinidas como motores, sensores y partes mecánicas programables a través de una consola central. Destacan productos como Lego Mindstorms que dispone incluso de una versión específica para usar en EscuelasFishertechnikRobotis Ollo Education y el español mOway creado en exclusiva para la enseñanza. De aspecto más humanoide son Hovis Robonova, entre otros. Ellos forman parte de un conjunto de robots con los que los niños pueden interactuar para realizar acciones o movimientos más cercanos al comportamiento humano. 

 Aléjeles de las distracciones inútiles

Igual que hay tecnología que activa el aprendizaje y facilita el conocimiento, hay otra que no tiene ninguna función específica más que la de distraer, meros objetos de ocio que no aportan nada al aprendizaje. Por supuesto está bien que sepan manejar dispositivos y aplicaciones convencionales (también las hay que activan el conocimiento) pero ahora queremos que nuestros hijos pasen de ser meros “usuarios” a ser creadores de tecnología y aunque parezca mentira no se usan las mismas vías para una cosa y para la otra. 

Las aplicaciones para móviles y tabletas, tipo Talking Tom, Talking Ben, etc, son sin duda muy divertidas y para un rato están bien, pero no aportan mucho más en cuanto al desarrollo del conocimiento del niño.

 Redes sociales

Sí y no. Son buenas para que entiendan que Internet es un mundo colaborativo, que deben saber relacionarse, pero es necesario enseñarles que no son lo único que hay, ni lo más importante de la Red y por ello su vida no debe girar exclusivamente en torno a ellas. Hay adolescentes que basan su experiencia digital exclusivamente en el uso de las redes sociales y esto puede estancar su interés por otro tipo de inquietudes mucho más interesantes y mucho menos masivas. Para iniciarse en ellas hay algunas pensadas exclusivamente para ellos como: Mundo Gaturro,  YourSphereClub Penguin y TecnoTribu. Todas con altos sistemas de seguridad y control parental. 

 Busque para ellos entornos donde se difunda el conocimiento

Siempre adaptado a sus edades. Wonderville es un buen ejemplo. Una web creada por la Science Alberta Foundation y donde los más pequeños podrán encontrar esa conexión necesaria para amar la ciencia y tecnología a través de juegos, vídeos, actividades y cómics. Otras academias virtuales son las derivadas de los ingenios robóticos anteriormente mencionados tales como: Lego Education AcademyRobotis Kidslab o Fishertechnik Academy.

Fuera de la web puede apuntar a sus hijos a alguno de los novedosos campamentos tecnológicos donde se les motiva y se da apoyo a sus iniciativas. En España se pueden encontrar EmprendeKidsCampTecnológico y Campus Promete, pero en cualquier país de pueden encontrar buenos destinos similares para que los pequeños aumenten su potencial.

No hay que olvidar que el mero hecho de trastear por Internet también es una buena manera de aprender. Muchos de nuestros hijos saben de sobra que si quieren aprender sobre algo rápidamente solo tienen que buscar el vídeo adecuado en YouTube.

 Que aprendan segundos idiomas

Siempre es bueno, pero si además aprende lenguajes de programación mucho mejor. Le enseñará a saber realmente cómo funcionan las cosas del entorno digital y le dotará de gran autonomía y libertad para afrontar cualquier actividad tecnológica básica, desde crear una página web a escribir su propio blog. Aprender a utilizar código es fundamental para abrir las posibilidades creativas de un niño. En este sentido la fundación Code.org, apoyada, entre otros, por Bill Gates y Mark Zuckerberg, aboga para que se introduzca la enseñanza de la programación en las escuelas estadounidenses. Otra iniciativa española del mismo tipo es Make With Code, que busca impulsar la programación desde edades tempranas y alimentar así la cultura maker y del hazlo tú mismo.

Entre las webs donde poder formarse en la escritura de código están: Crunchzilla, donde los niños aprenderán fácilmente a usar Javascript para programar animaciones, o Scratch una aplicación destinada a la creación de juegos para la web mediante una sencilla interfaz gráfica, que está llegando a ser tan conocida que se organizan cursos y encuentros masivos en torno a ella.  Etoys es un lenguaje de computación educativo, abierto y adaptado a las capacidades de los niños. Microsoft también aporta su granito de arena con Small Basic que enseña a programar mediante código simplificado. Por su parte, Bee-Bot divulga el lenguaje direccional para contar historias y programación desde los tres años. 

Intro to Scratch 2.0 from ScratchEd on Vimeo.

Ya lo sabe, estimule la curiosidad en sus hijos para que descubran su propio potencial y así tengan la seguridad de que pueden ser capaces de hacer cosas extraordinarias.

Miguel Ángel Corcobado
Departamento de Transformación
PRISA

Deja un comentario

MENU
Leer entrada anterior
Navega por Venecia

¿Aún no has podido visitar la romántica ciudad de Venecia? No te preocupes, ahora mismo podrás hacerlo gracias a que...

Cerrar