Cómo volver a la rutina después de vacaciones y evitar el síndrome postvacacional

ConsejosVueltaTrabajo_850

¿Ya estás de vuelta? Sabemos que no es fácil, que después de tanta desconexión no apetece mover ni un dedo, que el ratón pesa un quintal y que no aciertas con las teclas del teclado, pero ánimo, que aquí van algunos consejos para superar la crisis postvacacional.

¿Por qué nos cuesta adaptarnos a la rutina después de un periodo de descanso?

Lo primero de todo es entender el origen del problema. El ser humano organiza todo su tiempo en torno a una serie de costumbres y comportamientos, entre los que se encuentran los horarios de despertarnos, de acostarnos, las comidas, el trabajo… Y las vacaciones rompen con toda esa monotonía y por ello las disfrutamos sin pensar en limitaciones de ningún tipo. Precisamente por eso también, cuando acaban perdemos esa sensación de libertad,  ya que debemos volver al estilo de vida habitual y a retomar los horarios y actividades y nos damos cuenta de que no contamos con la motivación que se supone que deberíamos tener sino más bien irritabilidad, cansancio y una sensación de apatía y tristeza. Son los signos del síndrome postvacacional.

Algunas recomendaciones para superar la vuelta al trabajo

Por la mañana es bueno mantener ciertas costumbres que hacemos en vacaciones, como no estar tan pendientes del móvil. Es mejor no mirar aplicaciones que puedan relacionarnos con cuestiones del trabajo nada más levantarnos (Twitter, LinkedIn…). Tampoco es cuestión de ir corriendo para todos los lados el primer día. Es preferible que tomemos un buen desayuno y lo más pausado que podamos. Después convendría hacer algo de deporte matutino, ya que ayuda a mantenernos activos el resto de la jornada.

De camino al trabajo procurar no estresarnos el primer día con los horarios del trasporte público o con el atasco. Es una buena opción poner música o nuestro programa favorito de radio para procurar mantener la calma y el buen humor.

Blonde hair lifestyle leisure leadership professional joy fun en

Al llegar a la oficina es bueno tomarse su tiempo para saludar a los compañeros y compartir las experiencias vacacionales, ya que contribuye a crear un ambiente laboral agradable. No es recomendable abrir el correo electrónico nada más llegar, porque estará hasta arriba de  mensajes pendientes y eso no hará más que aumentar el estrés del primer día. Es mejor dejarlo para más tarde.

Es bueno ordenar el espacio de trabajo ya que la mente identifica la vuelta de vacaciones como el comienzo de una nueva etapa. Es bueno poner a un lado de la pantalla todo lo que tiene que ver con las tareas a realizar y en el otro las cosas más personales, como fotos familiares, algún adorno o regalo que nos guste mirar de vez en cuando. Si además traemos alguna planta para adornar mucho mejor.

N

Procurar no comenzar el trabajo por la tarea más dura, sino por la más amena y después ir haciendo otras de mayor intensidad, pero de manera gradual.

Ante cualquier recaída en el cansancio y la apatía es mejor que hagamos algo que nos distraiga por unos minutos que seguir con lo que nos desanima. Para esto es bueno escuchar algo de música en el trabajo, ver algún vídeo divertido o interesante en YouTube o incluso hacer algún ejercicio relajante como estirar la espalda y mover el cuello.

A la hora de parar para comer es preciso hacerlo con calma, ya que las prisas perjudican la correcta alimentación y pueden derivar en una mala y molesta digestión que añadir a la tarde de trabajo.

Tomar un café, un  té o una infusión es lo mejor para comenzar la tarde. El olor del primero activa la mente y genera, el té negro o el verde ayudan a la relajación y las infusiones digestivas, como la manzanilla, suben el ánimo.

Woman hand holding a cup of coffee

Importante salir a la hora, nada de demorar la salida del trabajo sin necesidad y de camino a casa procurar no pensar en las tareas pendientes del trabajo, más bien dedicarlo a una buena lectura, a escuchar música o la radio o simplemente a pensar en nosotros mismos, que también es necesario.

Aprovechar la tarde plenamente. Aunque hayan acabado las vacaciones seguramente siga haciendo buen tiempo para hacer algún deporte , actividad al aire libre o simplemente pasear, sentarnos en una terraza para charlar con amigos o con la familia y prolongar así el verano, al menos por las tardes y noches.  Todo esto disminuye considerablemente los niveles de ansiedad.

A la hora de dormir, es importante no acostarnos muy tarde los primeros días para llegar más descansados al trabajo, pero antes es recomendable que intentemos relajarnos o incluso meditar con tranquilidad, trabajando la respiración, huyendo del ruido, controlando nuestros pensamientos y buscando ideas y sensaciones positivas. Por supuesto nada de dispositivos móviles antes de dormir, ya que perturban el sueño.

Con estas premisas, que hemos tomado de Buenavida, la revista de salud y bienestar de EL PAÍS, ya podemos afrontar con mayor optimismo la vuelta al trabajo y en tan solo dos o tres días notaremos que hemos superado el síndrome postvacacional.

Deja un comentario

MENU
Leer entrada anterior
SmoothiesContent_850
Prueba nuestros ‘smoothies de contenidos’ para el verano

Un smoothie es esa bebida refrescante que se puede hacer mezclando los ingredientes que más te gustan y que, además...

Cerrar