Consejos para proteger tus compras de Navidad por Internet

Compras Online
Visto 2.999 veces

Aunque a estas alturas nadie duda de la seguridad de las transacciones electrónicas y las compras por internet están blindadas a través de innumerables medidas de seguridad, lo cierto es que los ciberdelincuentes están esperando cualquier posible despiste de los usuarios para hacer de las suyas y robar información que después pueden utilizar en su beneficio.

Y dado que en la época navideña aumenta la actividad en torno al comercio electrónico, también es en este periodo cuando más cuidado hay que prestar mientras realizamos pagos online, porque podemos convertirnos en víctimas de algún fraude.

Por eso, queremos compartir una serie de recomendaciones recogidas por la compañía de seguridad S21sec y que cualquier usuario debe tomar para proteger al máximo sus operaciones de comercio electrónico.

1. Realizar compras online sólo desde dispositivos de nuestra absoluta confianza. Nunca hay que llevar a cabo operaciones comerciales desde ordenadores públicos que encontremos, por ejemplo, en un cibercafé o en un hotel, ya que esos equipos pueden estar infectados.

2. Usar pasarelas de pago fiables. Muchas webs admiten tarjetas de pago virtual con una limitación temporal y una cantidad máxima que elige el usuario. Debemos consultar con nuestra entidad financiera si puede facilitarnos una tarjeta de este tipo para realizar nuestros pagos virtuales. Se trata de una solución con la que aportamos toda la información para realizar una operación y sin necesidad de introducir los datos de nuestra tarjeta de crédito o débito. De esta forma, se reduce la probabilidad de producirse el robo de información, ya que los datos bancarios nunca quedan al descubierto y en el caso de ser robados, no podrían sustraernos más dinero.

3. No realizar operaciones desde redes WiFi públicas que no requieran autenticación. Puede tratarse de un cebo para atraer a los usuarios e interceptar contraseñas o datos de tarjetas de crédito, entre otra información.

4. Escribir directamente en el navegador la dirección del comercio electrónico que deseamos. Es recomendable no acceder a una página desde enlaces en otras webs o desde una URL incluida en correos electrónicos, para evitar ser víctimas de un ataque de phishing. También es aconsejable verificar la dirección escrita para evitar errores tipográficos que nos lleven a páginas falsas preparadas para ello.

5. Desconfiar de las ofertas con un coste desproporcionadamente inferior al precio habitual del producto.
Generalmente el propósito será capturar los datos bancarios o credenciales sin que finalmente pueda completarse la compra del producto.

6. Consultar con nuestra entidad bancaria la posibilidad de contar con alguno de los siguientes servicios:

  • Avisos por SMS de operaciones efectuadas. Así será posible conocer en tiempo real si alguien está realizando alguna operación con nuestra tarjeta de crédito.
  • Clave de confirmación de pago segura OTP (One Time Password) o similar. Para confirmar el pago a través de Internet, la entidad financiera puede ofrecernos la posibilidad de tener que utilizar un segundo código de aprobación de la operación,  enviándonoslo previamente a un dispositivo de nuestra confianza como nuestro teléfono móvil.
  • Reconocer y conocer cómo funcionan las pasarelas de pago seguro como “Verified by Visa” o “Master Card Secure Code”, que solicitan el código “pin” de nuestra tarjeta o la identificación de acceso a nuestra banca online para validar la utilización de los datos de la tarjeta por su titular.

Deja un comentario

MENU
Leer entrada anterior
MOOC
MOOC, educación en red, gratuita y participativa

Desde que la pasada primavera el Massachusetts Institute of Technology (MIT) y la Universidad de Harvard crearan edX, un campus virtual...

Cerrar