Cristina Boscá: “Que una madre pueda estar con su bebé en el trabajo debería ser lo habitual”

CristinaBoscaConciliacion

¿Hay algo más tierno que un bebé junto a su madre? Y si este momento es el de la lactancia, ya estamos hablando de un momento único. Aunque también necesario, ya que la Organización Mundial de la Salud recomienda la lactancia exclusivamente materna desde la primera hora de vida hasta los 6 meses como mínimo. Pero lamentablemente para muchas mujeres trabajadoras el hecho de amamantar a su bebé en horario laboral resulta muy complicado. Se enfrentan a incompatibilidad de horarios, continuas extracciones de leche, posibles mastitis o incluso a que dar de mamar en público o en su puesto de trabajo esté mal visto o se cuestione.

Afortunadamente en este año, sin duda crucial para aumentar la visibilidad de los problemas y carencias que las mujeres han venido arrastrando durante tanto tiempo, han surgido varias iniciativas de apoyo a algo tan natural como es dar de mamar a un bebé, incluso en la oficina.

Precisamente una de las madres que apoyan esta iniciativa y la llevan a cabo a diario es nuestra compañera de Los40, Cristina Boscá. La copresentadora del programa Anda Ya ha conseguido conciliar su trabajo como DJ en la radio con la lactancia de su bebé.

CristinaBosca_concilacion_01

“Cuando me quedé embarazada todo el mundo me preguntaba si le daría pecho a mi bebé. A lo que yo siempre respondía (bastante sorprendida por tanto interés, he de decir) que “claro”, que “por qué no”. Mientras no haya ningún problema me parece lo lógico. Cada una es libre de elegir, pero sin duda creo, que más mujeres elegirían dar el pecho y habría un porcentaje de éxito mayor, si se tratase de manera más natural, hubiese más información y menos mitos o miedos”.

En ocasiones, tan solo el hecho de elegir entre dar el pecho u optar por la leche de fórmula se convierte ya en un completo dilema, donde además entran diversos factores, como el entorno, la dedicación laboral, el miedo o el desconocimiento.

“Yo llegué a pensar que a lo mejor era una especie de infierno, a juzgar por lo que me decían algunas mujeres. Muchas, incluso, que ni siquiera eran madres. Lo intenté y desde el primer momento mi bebé se cogió bastante bien. Aunque las primeras semanas me dejaba dolorida y agotada, era al mismo tiempo, una sensación tan maravillosa y me proporcionaba una unión tan especial con mi pequeño, que no me rendí. Escuché con atención todos los consejos que me dieron matronas, enfermeras y pediatras. Me empapé todos los vídeos de YouTube que encontré del pediatra Carlos González, un especialista que recomiendo, además de leerme su libro “Un regalo para toda la vida”. Ahora, disfruto de una lactancia maravillosa”.

Para que la conciliación sea un éxito, además de la madre y el bebé, deben estar involucrados tanto el entorno familiar como el laboral, de lo contrario resulta una tarea tan ardua para la madre, que hace que la mayoría de ellas renuncien a la lactancia materna antes de los 6 meses.

CristinaBosca_conciliacion_02

“Como no quería renunciar a mi trabajo, que más que trabajo, es mi pasión, decidimos que compartiría parte de mi baja con mi marido y ambos vendrían cuando el bebé me necesitara para comer, para poder seguir con la lactancia (que la OMS recomienda hasta, mínimo, los seis meses de vida). Conciliar de este modo no es una valentía mía, ni un mérito por mi parte. Tampoco soy ninguna heroína, ni madre coraje. Es una situación que ha surgido de manera natural. Tanto, que ni he preguntado a mis jefes ni a mis compañeros. Simplemente, lo hemos decidido en pareja y lo hemos comunicado. Lo que hace que sea algo llamativo o inspirador, es que lamentablemente no todo el mundo tiene la suerte de contar con un marido como el mío, que se implica al 50 % en el cuidado del pequeño, ni unos jefes como los míos, que no sólo me lo permiten sino que aplauden mis decisiones y me apoyan”. 

En cuanto al hecho de amamantar en público, es hora de que la sociedad destierre tabúes absurdos respecto a este acto natural y que con ello se acaben las miradas, los cuchicheos, la incomodidad o las llamadas de atención y se convierta al fin en lo que debe ser, algo cotidiano. Por eso es importante que mujeres como Cristina Boscá, que además son influencers, vayan abriendo camino.

“Que una madre pueda estar con su bebé en el trabajo debería ser lo habitual. Los niños, forman parte de la sociedad y debemos acogerlos en todos los ámbitos. Debemos dejar de esconderlos, y por supuesto, dejar de esconder nuestros pechos cuando estemos haciendo algo tan bonito y natural como es amamantar a nuestros hijos.”

Deja un comentario

MENU
Leer entrada anterior
Teletrabajo_sostenibilidadEmpresas_850
El teletrabajo, un avance en la sostenibilidad de las empresas

Estamos en la Semana Europea de la Movilidad, un evento que propone reducir el tráfico de las ciudades y moverse...

Cerrar