De la HD al 4K

4k resolution tv concept.
Visto 6.768 veces

Justo ahora que comenzábamos a familiarizarnos con Alta Definición, empieza a asomar la cabeza -tímidamente en los hogares y con fuerza en el ámbito profesional- la Ultra HD o, lo que es (casi) lo mismo, el 4K.

La “culpa” de este nuevo estándar se la podemos echar en parte a la industria del cine, que lleva años inmersa en un proceso de migración hacia un soporte digital que le permita aumentar fiabilidad y calidad a la vez que se reducen los costes. En una primera fase se adoptó el estándar 2K, que tiene una resolución equivalente a nuestra televisión en Alta Definición, pero su vida fue corta. El  formato -que  era el que permitía la tecnología de la época- aportaba innumerables ventajas, pero resultaba todavía pobre en las salas con pantallas de gran tamaño, y así llegó el 4K, que multiplicaba por cuatro la resolución del 2K y se plantaba en unos impresionantes 4096×2160 píxeles. Desde hace más de una década el número de producciones cinematográficas en formato digital no ha dejado de crecer, así como la cantidad de salas de cine que han adoptado el formato digital, pasando de los escasos 11 cines que había en toda Europa allá por el  2004, a las más de 12.000 salas que se estima que hay en la actualidad.

Esto nos servirá para hacernos una idea de que el 4K en muchos aspectos ya es una tecnología madura y –a diferencia de lo que ocurrió con el lanzamiento del 3D- con una enorme cantidad de títulos ya disponibles.

La adopción del estándar cinematográfico 4K por el mundo de la televisión -como ya hemos comentado- se llama Ultra Alta Definición (en adelante UHD TV) y por el camino pierde un poco de resolución para hacerlo más compatible con nuestra actual HD, quedándose en 3840×2160 píxeles (4 veces HD), lo que supone imágenes fijas de casi 8 megapíxeles.

Para hacernos una idea de qué aporta la Ultra Alta Definición al mundo de la televisión, podemos echar un vistazo al siguiente gráfico comparativo.

Según la industria del sector, para apreciar el incremento de resolución que la Ultra Alta Definición nos ofrece, deberíamos disponer de una pantalla de Tv de 50” o más, cifra que de solo escucharla nos puede hacer palidecer pensando en el tamaño del salón de nuestra casa… pero no es así, es más bien al contrario. Imaginemos esa pantalla de 50” sobre la que estamos viendo una señal HD (1920×1080) a unos 2,2m -que es la distancia mínima que los expertos recomiendan para ese tipo de pantalla-. A esa distancia la pantalla ocupará una buena parte de nuestro ángulo de visión, concretamente unos 30°, proporcionándonos una adecuada  sensación de inmersión en la imagen. Si de repente ponemos en el Tv una señal con resolución SD (720×576) deberemos dar varios pasos atrás para conseguir verla sin que la falta de definición nos resulte muy molesta, con lo que nuestro ángulo de visión se reducirá considerablemente, y con él la sensación de inmersión en la imagen.

Por el contrario, si nuestro televisor de 50” tiene una flamante pantalla con resolución UHD, la distancia mínima de visionado se reduce a 1,2m sin que apreciemos pérdida alguna de definición gracias a la mayor densidad de píxeles; así nuestro ángulo de visión pasa a ser mucho mayor (unos 55°) y con él la sensación de inmersión, que alcanza límites similares a los que experimentamos cuando nos sentamos en las butacas “buenas” del cine.

La teoría dice que un correcta sensación de inmersión empezaría en el entorno de los 30° y alcanzaría la saturación al superar los 100°, así que todavía hay margen para aumentar la resolución y seguir acercándonos a la pantalla más allá incluso de la UHDTV.

Este gráfico quizá ayude a entender mejor la idea.

La Tv en Alta Definición tardó 20 años en implantarse como fenómeno global. Que la UHD TV no lleve el mismo camino depende en buena parte de la disponibilidad de contenidos (ya hemos vistos que cine sí hay) así como de la capacidad de la industria tecnológica para dar soporte a todo el mercado que rodea al nuevo formato: equipos de producción y postproducción,  un estándar de distribución de la señal, pantallas, soportes de grabación, etc.

La cantidad de datos que implica manejar una resolución tan elevada es como asustar a cualquiera; para que nos hagamos una idea volvemos a recurrir a la analogía con el mundo del cine, donde el Digital Cinema Iniciatives (que es el organismo que fija el estándar) recomienda grabar el 4K en bit rates de hasta 250Mbit/s, lo que viene a suponer que una película de 2h. en 4K ocupa unos 225 GB… inabordable en el mundo doméstico.

De nuevo en el universo de la Tv, donde se manejan presupuestos y bit rates más modestos, la salvación a este despropósito puede llegar en forma de un nuevo estándar de codificación de video, el HEVC (High Efficiency Video Codec) una evolución del H.264/MPEG-4 que promete doblar la eficacia de su predecesor, contemplándose la distribución de señales de Tv codificadas en HEVC a tan sólo 25Mbit/s. Según los expertos será hacia el 2015 cuando los dispositivos relacionados con este nuevo códec eclosionen y empiecen a aparecer los primeros receptores de satélite domésticos y televisores con sintonizadores adaptados.

Cuál será el soporte doméstico de grabación masiva de copias es algo que nadie se atreve a aventurar, con un Blu-ray que nunca terminó de implantarse, y los dispositivos de almacenamiento basados en memorias y discos duros bajando de precio cada día. Resultará estimulante ver quién se hace al final con el suculento trozo del pastel que supone buscarle un sustituto al todavía vigente DVD.

En cualquier caso, esa Alta Definición del futuro que es la UHDTV ya es presente. No en vano, los principales fabricantes de televisores cuentan en su catálogo con algunos modelos de esas características y a diario aparecen noticias sobre nuevos equipos y avances tecnológicos. Mención aparte merece NHK, la televisión pública de Japón, donde llevan emitiendo en UHDTV desde el 2006, y desde hace meses coquetean ya con las emisiones en 8K (7680×4320), Super Hi-Vision le llaman. ¡Toma ya!

Javier Riloba

Jefe de Medios de Producción de PRISA TV

Deja un comentario

MENU
Leer entrada anterior
Chalkboard in a shape of a cloud. E-learning concept. Vector.
Una escuela en la nube

“Quiero ayudar a diseñar el futuro de la educación apoyando a los niños de todo el mundo para que puedan...

Cerrar