De pupitres y manzanas

PupitresManzanas_850

El pasado 19 de enero, una fecha que muchos recordaremos como el día en que el FBI cerró el sitio web de descargas más famoso del mundo, Apple presentó en Nueva York su estrategia para hacerse un hueco en el sector de los libros de texto. Se basa en tres elementos: la nueva versión de la aplicación para leer libros digitales iBooks 2, la herramienta de autor gratuita para crearlos iBooks Author y la actualización de su plataforma iTunes U. En palabras de su Vicepresidente de Software y Servicios de Internet, Eddy Cue, ofrecen “una forma fácil de crear libros de texto digitales, una forma fácil de comprarlos y una atractiva forma para utilizarlos”.

Los libros de texto digitales que ha presentado Apple incluyen vídeos, animaciones, simulaciones 3D y galerías de imágenes. Permiten subrayar, añadir notas y realizar test de evaluación. El argumento de la compañía es simple y directo: los libros de texto tradicionales pesan, son caros y estáticos. Con el iPad, sin embargo, los alumnos acceden a un contenido más atractivo y continuamente actualizado. Pero lo que nos debemos preguntar es ¿van los alumnos a aprender más y mejor con estos libros de texto digitales? ¿Constituye una revolución educativa el cambiar el papel por un iPad?

En primer lugar, la inclusión de vídeo, audio o gráficos no convierte a los libros de texto en interactivos, por mucho que este término se mencione en su presentación. La pantalla táctil de una tableta, tampoco. Pulsar sobre los botones de un reproductor de vídeo es tan interactivo como poner una lavadora. La interactividad es una acción recíproca que se establece a modo de diálogo. La relación del alumno con la tecnología será más interactiva y mejorará su aprendizaje cuanto más similar sea a la comunicación entre seres humanos. Los blogs, las wikis y las redes sociales son claros ejemplos de experiencias interactivas.

Imagen de iBooks Author

En segundo lugar, es fundamental que los libros de texto sean multimedia y que los diferentes lenguajes (texto, imagen y audio) estén perfectamente integrados en el discurso, pero no es suficiente. No podemos considerar al alumno únicamente como receptor de información. Debemos permitirle que participe en la construcción de la misma. En la sociedad actual, caracterizada por una sobreabundancia de información, es imprescindible que los alumnos aprendan a filtrarla, a procesarla, a contrastarla y a combinarla para crear nuevos mensajes. Es la única forma de que adquieran las competencias digitales que les permitirán ser ciudadanos críticos y activos.

Por último, no olvidemos el carácter de sistema cerrado que tiene la compañía. ¿Cómo explicar a los alumnos conceptos como dominio público, software libre o licencias copyleft con un iPad en la mano? Tienen muy buenos productos y tienen todo el derecho a querer venderlos pero en cuanto a educación se refiere existe todo un mundo fuera de su iTunes. Y se llama Internet.

Carmela Tortajada Serra
Dpto. Producto Digital
Santillana Educación

11 Comentarios

  • avatar Patricia Granieri 3 febrero, 2012

    Muy interesante el artículo, el video y los comentarios. Creo que los editores de textos estamos frente a un enorme y motivante desafío: seguir generando contenidos cualquiera sea el soporte. Porque es cierto que en Internet hay mucha, muchísima información, pero hay que saber buscar la buena, y lleva tiempo. Estamos viviendo una revolución en cuanto a la forma de comunicarnos, no hay duda, y eso, cómo no, involucra los libros de texto. Tendremos que estar atentos a los cambios, porque, como escribiera Lewis Carrol, “en un mundo en movimiento, el que se queda en el mismo lugar retrocede”.

  • avatar HUMBERTO MORENO 2 febrero, 2012

    Dejo esta frase que enmarca muy bien este blog, “Debes cambiar a la velocidad que cambia el cambio, si no el cambio te cambia”

  • avatar Isabel Alcaraz 1 febrero, 2012

    Creo que el futuro plantea dos incógnitas muy diferentes.

    La primera es que estamos ante una revolución digital que en este momento afecta al papel. Este ha sido ya en su mayor parte sustituido por aplicaciones informáticas en el mundo administritativo, ahora con los tablets, que son muchos más manejables, llegará también al mundo educativo. Es indudable que es mucho más cómodo y práctico que el uso de los libros de papel, tanto para los alumnos como para los profesores.

    La segunda es un cambio del sistema de enseñanza. No tiene sentido un sistema de enseñanza como el de ahora que prioriza la memorización de información cuando esta ya se encuentra a toque de click. Las nuevas generaciones necesitan aprender a buscar información, a descartar información inútil y no veraz y a catalogarla. ¿Por que seguimos con un sistema de enseña que memorizar información es lo más importante cuando ya recibimos tanta al día que no somos capaces de asimilarla?

    Sobre los tablets y los Ipad ocurrirá lo que siempre en tecnología, quién consiga dar el primer paso gozará de la momentánea hegemonía hasta que esta sea superada porque como dice Carmen hay un mundo que lo que quiere es compartir y este se llama Internet

  • avatar Carmela Tortajada Serra 31 enero, 2012

    ¡Hola a todos!

    Para mí, no son tan importantes los contenidos, como lo que hacemos con dichos contenidos.

    Internet es la mayor fuente de información que existe hoy en día, pero no es eso lo que la hace mejor que iTunes U. Es el hecho de que en Internet conviven herramientas sociales, como los blogs y las wikis, que fomentan la participación, la interacción (la de verdad) y la colaboración entre iguales. El potencial educativo de Internet radica en que hemos pasado de ser meros consumidores de información a tener la oportunidad de producirla, en cualquiera de sus formatos.

    ¿De qué me sirve que mis alumnos vean la mejor animación 3D sobre Ingeniería Genética si cuando les pido que realicen un trabajo de investigación sobre los transgénicos se quedan con el primer resultado que les ofrece Google, proceda o no de una fuente fiable?

    iBooks Author es una gran herramienta y hay que reconocer que Life on Earth, de E. O. Wilson, les ha quedado espectacular. Estoy de acuerdo en que con el iPad los padres ahorrarán dinero y los alumnos restarán peso a sus mochilas. Pero que lo no llamen revolución.

    ¡Un saludo!

  • avatar eLLIOT 31 enero, 2012

    El ipad es una excelente herramienta, pero yo veo en mi hija que le siguen gustando los libros escritos y en papel-

  • avatar Alexis 31 enero, 2012

    Está todo muy bien, cojonudo, el Ipad tiene el remedio, cambiarán los portatiles por tables..
    pero, Quién pagará este cambio en plena crisis?,Quién va a asumir esa responsabilidad?
    y esto no es pesimismo, es realidad. Tomamos consiencia de todos los recursos que tenemos
    a nuestra disposición, paro no veo ninguna noticia sobre como afrontar la realidad que tenemos
    delante, lo que importa es el presente y tenemos una terea ardua que afrontar y deseo que encontremos entre todos un solución, porque será bien para todos. Y temino con una frase ligada al mundo del futbol.” No es momento para buscqar culpables, es el momento de corregír errores para
    que no vuelvan a suceder”…

  • avatar Marthaonline 31 enero, 2012

    No es lo mismo diseñar recursos educativos digitales que diseñar experiencias educativas con lo digital.

  • avatar Celeste 31 enero, 2012

    No obstante “el carácter de sistema cerrado que tiene la compañía (Apple)”, y su fuerza en el mercado con ciertos productos, también hay que señalar que por lo pronto es la única empresa que hasta el día de hoy está ofreciendo un producto (o aplicación) como iBooks Author. Mañana habrá sin duda muchas opciones más, pero “el que pega primero, pega dos veces” y, al parecer, también las editoriales que trabajan en convenio con Apple tendrán un doble impacto en el mundo del libro de texto digital y verán favorecidas sus ventas a través de las aplicaciones de iTunes, la cual, además, es la tienda de aplicaciones digitales más fuerte y rica en productos de índole educativa (iTunes U). Ya probé la aplicación y es ciertamente una maravilla y bueno… la editoriales no podemos ignorar (ni mirar de soslayo) que ya existe esta herramienta que desde ya están usando los autores de libro de texto. Gracias por el artículo y saludos.

  • avatar Jorge Camacho 31 enero, 2012

    Estoy absolutamente de acuerdo con lo que escribe Carmela y muy en particular con el último párrafo, las esperanzas del mundo futuro en realidad recaen sobre los esfuerzos comunitarios.
    No olvidemos que las grandes empresas, incluidas desde luego Apple y Microsoft han venido creciendo a costa de desarrollos Open Source, que hábilmente han modificado y hecho suyos.

    Un abrazo.

  • avatar Nuria del Peso 31 enero, 2012

    Hace unos días me enviaron un enlace al iBooks Author con la insinuación de “andaos con cuidado en las editoriales” . No soy quién para restarle méritos a esta herramienta que hace esas cosas tan admirables. Los que nos educamos en los ochenta (tiempos “de pupitres y manzanas”) miramos con envidia las facilidades que ofrecen ahora para los estudiantes herramientas como Internet: la oportunidad de ver un museo casi en directo, contemplar un volcán en erupción o asistir al nacimiento de un bebé. Los libros de texto han evolucionado una barbaridad desde que una cursó la EGB, pero todos tienen algo en común: los contenidos. Quizá (solo quizá) los que llevamos tantos años dedicados a los contenidos editoriales tengamos una alternativa que ofrecer a tan llamativas explosiones de audio y vídeo.
    Enhorabuena por tu artículo, Carmela.

  • avatar Carolina 31 enero, 2012

    Me quedo con esta idea:

    ” La relación del alumno con la tecnología será más interactiva y mejorará su aprendizaje cuanto más similar sea a la comunicación entre seres humanos”.

    Sin duda, información no es sinónimo de conocimiento. Hay un puente bastante largo entre una y el otro. Y para que ese puente no se quiebre, necesitamos diálogo, intercambio, capacidad de escuchar al otro y de generar ideas propias…

    La esencia sigue siendo la misma, y a veces podemos distraernos con los ruidos que nos genera la tecnología. Ojalá encontremos caminos para aprovechar la tecnología al máximo y verdaderamente generar una revolución educativa donde todos y todas seamos capaces de crear y compartir conocimiento.
    Saludos,

Deja un comentario

MENU
Leer entrada anterior
estonia_850
e-Estonia, un modelo de sociedad digital

Hace solo 20 años, Estonia estaba sometida al centralismo, intervencionismo y restricciones de la Unión Soviética; hoy representa un claro...

Cerrar