Decálogo de seguridad

seguridad_850

Te ofrecemos un decálogo para mantener un control de seguridad en nuestro uso cotidiano de Internet, publicado por la Oficina de Seguridad del Internauta del Instituto Nacional de Tecnologías de la Comunicación:

  1. Fraude online: Es la técnica que intenta suplantar la identidad de tu banco, red social o tienda online, y así capturar tus contraseñas y datos privados para usarlos ellos en tu lugar.
  2. Redes sociales: Antes de publicar nada en Internet, hazte las siguientes preguntas: “¿Quién va a acceder a esto que publico? ¿Me interesa que estas personas lo vean?” Protege tu privacidad, piensa antes de publicar.
  3. Programas de seguridad: Si no proteges correctamente tu ordenador, puedes ser víctima de virus y usuarios maliciosos al navegar por Internet. Los programas de seguridad te ayudarán a prevenir estos problemas.
  4. Descargas: Para evitar virus, descarga los ficheros sólo de fuentes confiables y los programas, desde las páginas oficiales. Y además, no olvides analizar con un antivirus todo lo que descargues antes de ejecutarlo.
  5. Dispositivo móvil: Tu móvil contiene gran cantidad de datos personales que debes proteger con contraseñas seguras. Empieza activando el PIN cuando no lo estés usando.
  6. Actualizar: Es de vital importancia que actualices regularmente tanto el sistema operativo como el resto de aplicaciones de tu ordenador para reparar posibles fallos de seguridad y añadir nuevas mejoras.
  7. Compras seguras: A la hora de comprar en Internet, comprueba que las primeras letras de la dirección de la página son ‘HTTPS‘, de modo que la información viaje cifrada y así evitar que un atacante pueda capturar los datos.
  8. Informaciones falsas: Contrasta siempre la información antes de creértela. Sospecha de las páginas con mensajes llamativos o muy alarmantes, en ocasiones, intentan captar tu atención para redirigirte a páginas maliciosas.
  9. Copias de seguridad: ¿Has pensado lo útiles que son? Sé previsor y aprende a hacer copias de seguridad (o backup, en inglés). No cuesta mucho y puede ahorrarte disgustos y malos ratos…
  10. Contraseña: La mayoría de las veces una contraseña es la única barrera entre nuestros datos confidenciales y los ciberdelincuentes, por lo que merece la pena invertir un poco de tiempo para gestionarlas eficazmente.
[field name=iframe]

Deja un comentario

MENU
Leer entrada anterior
Breve historia de los datos digitales

¿Quién no recuerda aquellos ordenadores con procesador Intel 386 con 20 Mb de disco duro, o los casetes donde cabían,...

Cerrar