¿Depende nuestro futuro de las vocaciones STEAM?

Boy looking at conical flasks in classroom

A los nativos digitales no les interesa construir nuestro futuro digital. Hoy, en la nueva edición de Café Crea, debatiremos sobre las motivaciones de que cada vez menos jóvenes opten por carreras STEAM y cómo podemos estimular el pensamiento científico y creativo desde el aula para revertir urgentemente una tendencia que puede abocar en un vacío de talento, de aquí a pocos años.

Cuando se integran arte y diseño en la educación STEM, se ponen en valor la innovación y  creatividad y surge un nuevo acrónimo, STEAM, que se corresponde con las siglas de Ciencia, Tecnología, Ingeniería, Arte  y Matemáticas. Como explica Paola Guimerans, una de las ponentes que participarán en el encuentro de esta tarde, “si bien el aprendizaje de disciplinas científico y tecnológicas es importante para ser un profesional competitivo, igualmente lo es conectarlo con otras disciplinas que fomenten la resolución de problemas, la imaginación y la curiosidad”.

La elección de los itinerarios formativos en este ámbito caen año tras año, tanto en el contexto escolar como en el universitario. Aunque la CE estima que en 2015 se necesitarán en Europa más de 700.000 profesionales en esta área, la falta de interés por este tipo de estudios se da de manera generalizada en varios países desarrollados, principalmente en la Unión Europea y en los Estados Unidos, territorios en los que se concentran las mejores universidades, centros de investigación y desarrollo y algunas de las empresas líderes de los diferentes sectores relacionados.

En concreto, un estudio de Cedefop afirma que de aquí a 2020 la demanda general de profesionales en la Unión Europea habrá crecido un 3%, mientras que el incremento de la demanda de posiciones STEM será de un 14%. Por el contrario, el número de matriculaciones en este tipo de estudios en lo que va de siglo ha descendido un 25% en la UE. Aun así, el dato es peor en España, donde esa reducción es del 40%. En Estados Unidos se da una situación similar, ya que en 2020 solo el 16% de los estudiantes se graduarán en una titulación STEM, cuando el Departamento de Trabajo de ese país prevé que en 2018 haya 1,2 millones de puestos de trabajo en los ámbitos científico-tecnológicos.

En el caso de las mujeres, el descenso en matriculaciones es mayor aún que en el alumnado masculino. En Latinoamérica y el Caribe, por ejemplo, aunque hay un número más elevado de mujeres inscritas en educación terciara que hombres, solo el 11% se gradúa en carreras relacionadas con ciencia y tecnología. Lo confirma la siguiente infografía, que representa la presencia de la mujer en el sector.

Webseries como Noa&Max han sido creadas para motivar la elección de estudios STEM entre los más jóvenes.

Paradojas de la vida digital, sin embargo, el interés por la ciencia y la tecnología va en aumento y muy especialmente entre los jóvenes: el crecimiento es de un 19% en el global de la población en los últimos dos años y de un 40% entre los jóvenes de 15 a 24 años en el mismo periodo. Entonces, ¿cuáles son las variables que influyen en la falta de vocaciones del alumnado? ¿Qué instrumentos o estrategias existen para frenar esta tendencia?

En EE.UU., paralelamente al crecimiento del fracaso escolar en disciplinas técnicas y científicas, surge en 2008 el fenómeno de la cultura maker, basada en el hazlo tú mismo, comparte y emprende. Esta cultura defiende una vuelta a los procesos manuales utilizando herramientas de fabricación digital de bajo coste, como por ejemplo impresoras 3D, máquinas CNC y archivos digitales para ser compartidos fácilmente en red. Como explica Paola Guimerans, este fenómeno considera dos premisas como punto de partida: el éxito de la cultura maker y lo difícil que es modificar el sistema educativo desde dentro. A partir de ahí, surge una educación “no formal” que además potencia un nuevo modelo de educación STEM o STEAM.  “Entre estos dos, yo personalmente defiendo el modelo STEAM, impulsado desde el Rhode Island School of Design por Jon Maeda”, puntualiza Paola.

Mapa de la web StemToSteam.org, donde se muestran las iniciativas a nivel mundial que promueven este proyecto.

Mapa_STEM

En Café Crea contaremos con Paola y otras voces que están desarrollando una intensa actividad por divulgar el conocimiento STEAM de una manera diferente y que intenta revertir rápidamente estas cifras. Tendremos a docentes de España, México y Argentina que han derribado las paredes del aula para llevar la pasión por la ciencia a todos los niveles y contextos educativos y también la previsión de futuro de Start Tech, que es la organización que agrupa a las empresas tecnológicas punteras sobre la demanda de profesionales STEAM. Alguna de estas ofertas podría interesar, ¿quién sabe?, a los miembros del grupo “The Big Van Theory”, formado por 16 científicos, casi todos doctores e investigadores en activo de diferentes áreas del conocimiento (matemáticas, química, física, biología…) y que son científicos de día y monologuistas de noche. En su libro “Si tú me dices GEN lo dejo todo” (La Esfera de los Libros) afirman que “la ciencia, con risa entra”, aunque “para un científico no es fácil ser gracioso”.


Café Crea ¿DEPENDE NUESTRO FUTURO DE LAS VOCACIONES STEAM?
Miércoles 25 de marzo, de 19:00h a 20:30 horas. en MediaLab Prado (c/alameda, 15. Madrid), y por streaming haciendo clic aquí.
Toda la info aquí. Consigue entradas gratuitas.


Isabel Andrade
Santillana Negocios Digitales

Deja un comentario

MENU
Leer entrada anterior
FuturoTV_850
19 expertos nos cuentan cómo será la televisión del futuro

Hace tiempo que la televisión extendió su reinado más allá del salón. Su trono, al igual que la audiencia, se...

Cerrar