e-Estonia, un modelo de sociedad digital

estonia_850
Visto 5.232 veces

Hace solo 20 años, Estonia estaba sometida al centralismo, intervencionismo y restricciones de la Unión Soviética; hoy representa un claro modelo de sociedad digital o e-Society.

En la última década, el país del Báltico ha creado una red de servicios e infraestructuras que otorgan a los ciudadanos un papel activo en las diferentes actividades sociales, permitiéndoles, por ejemplo, votar a través de Internet, obtener una receta médica sin visitar al médico o consultar los resultados académicos por SMS.

Estas innovaciones, por un lado, combaten algunas de las rémoras de su pasado soviético, como la centralización o el exceso burocrático y, por otro, animan al ciudadano a acercarse a las instituciones gracias a la garantía de transparencia, accesibilidad y seguridad.

Las infraestructuras: el derecho a Internet y X-Road

El funcionamiento de este modelo depende de las infraestructuras creadas para que los ciudadanos estén conectados con la Administración. Con este fin, Estonia ha trabajado hasta situarse a la cabeza de Europa en penetración de Internet. De hecho, el acceso a Internet es un derecho fundamental protegido por su Constitución. Aunque la cobertura wi-fi no alcanza todos los lugares, es raro encontrar una gasolinera que no ofrezca este servicio. Es muy representativo que, por ejemplo, el Parque Natural de Sooma, dote a sus visitantes de señal wi-fi.

X-Road, lanzada en diciembre de 2001, es la espina dorsal de e-Estonia. En lugar de desarrollar un sistema centralizado y cerrado, X-Road conecta los diferentes servicios y bases de datos (tanto del sector público como del privado) para que funcionen en armonía. Al igual que ocurre con Internet, no existe un único controlador ni un número fijo de servicios adheridos, sino que se trata de una red abierta a la que se van incorporando instituciones y organizaciones.

Interacción entre gobierno y ciudadanos

Los estonios, a través del Digital ID, equivalente al DNI electrónico español, tienen acceso a decenas de servicios que ofrece el State Portal. Pueden optar a beneficios y prestaciones estatales, realizar o consultar la declaración de impuestos (e-Tax) o acceder a su historial médico.

Además, los ciudadanos obtienen una dirección de correo electrónico de comunicación oficial.

Cualquiera puede seguir lo que está ocurriendo en el parlamento y ver qué medidas se toman con solo registrarse en e-Law.

En 2005, Estonia se convirtió en el primer país en poner a disposición de sus ciudadanos el voto por Internet. A través de i-voting, el ciudadano puede ejercer su derecho desde cualquier lugar, lo que no solo ahorra el desplazamiento, sino que también incrementa la participación.

Sanidad

Gracias a un registro electrónico (Electronic Health Registry), los pacientes tienen acceso a todo su historial médico  en una única base de datos con las máximas garantías de privacidad, lo que facilita la labor del médico y acelera la difusión de resultados.

Con el sistema de prescripción electrónica (e-Prescription), el ciudadano puede entrar con su Digital ID en un portal (Patient-Portal) y conseguir una receta sin un encuentro personal con el doctor. Acto seguido, solo debe acudir a la farmacia y obtener los medicamentos en la farmacia presentando su Digital ID.

Educación

Uno de los aspectos claves de la e-Society es la educación. A través de Internet, padres, profesores y alumnos están continuamente conectados. Esto hace posible una comunicación directa padre-profesor, así como el acceso en cualquier momento a las notas y evolución del alumno, material de clase y material complementario.

Los estudiantes, por su parte, tienen además acceso instantáneo a sus calificaciones vía online o SMS.

Otro trámite que sin duda ahorra tiempo y molestias es la opción de realizar la solicitud de acceso a la universidad a través de la red.

Pago por móvil en aparcamientos públicos

Negocios

Bajo el lema ‘where business is easy, business will grow’, Estonia se aleja de las incomodidades propias del exceso burocrático. Con este objetivo se crearon una serie de herramientas como la banca electrónica, la firma digital o el acceso a información legal y de tasas a través de Internet.

Estas medidas facilitan el proceso de negociación (tanto business-to-business como governmetnt-to-business), ahorran tiempo y suponen un punto de atracción para inversores extranjeros.

Seguridad Pública

El cuerpo policial, conocido como e-police, está dotado de un combinado de sistemas electrónicos que incrementan su eficacia y eficiencia. Los vehículos policiales, por ejemplo, están equipados con una estación móvil de trabajo por medio de la cual, en solo unos segundos, tienen acceso a múltiples bases de datos (historial criminal, registro de población, información de armas, vehículos, seguros, etc) con solo leer el Digital-ID.

Desde la base policial se tiene conocimiento continuo de la ubicación y disponibilidad de sus agentes gracias a los sistemas de geolocalización, también aplicados para identificar el lugar desde donde se realiza una llamada entrante.

Todos estos avances logran afrontar mejor y más rápido las situaciones de emergencia y aumentar la seguridad ciudadana de los estonios.

Un reto para las demás naciones

Descentralización, mayor transparencia y accesibilidad o incremento de la participación ciudadana son, al mismo tiempo objetivos de e-Estonia y claves del ideal democrático. Quizás el caso de Estonia sea un buen ejemplo a seguir, en este campo, por el resto de las naciones.

1 Comentario

  • avatar José Manuel Rodríguez 30 enero, 2012

    Ok: ¡quiero vivir en e-stonia!

Deja un comentario

MENU
Leer entrada anterior
29ways_850
29 formas de ser creativo

La creatividad es una de las mejores habilidades del ser humano y la imaginación su mejor herramienta. El concepto de...

Cerrar