El big data fija los precios de los libros de HarperCollins

HarperCollins

Los datos de la editorial HarperCollins hablan por sí mismos: 200 años de historia, presencia en 18 países, publicaciones en más de 30 lenguas, un catálogo digital que supera los 200.000 títulos, 10.000 nuevos libros editados cada año…

Eloy Sasot, director global de la política de precios y la analítica de la compañía, tiene claro que estas cifras obedecen a un “afán por interpretar el cambio como una novedad con la que hay que intentar innovar y conseguir oportunidades”. Y así lo demostró durante su ponencia en InnoData, el encuentro de Adigital celebrado el pasado 2 julio en Madrid, donde expuso la apuesta de HarperCollins por sacar provecho del big data.

Desde hace años, la compañía era consciente de que el negocio editorial iba a sufrir un cambio “dramático” y que cada vez estaba más cerca el boom del libro digital. Lejos de quedarse de brazos cruzados, desde un primer momento HarperCollins comenzó a preguntarse cómo podría explotar el nuevo modelo. “Para ello, aunamos diferentes disciplinas que, combinadas de forma eficaz, ayudan a generar valor: el conocimiento del negocio, la informática y las matemáticas”, remarcó Sasot.

A partir de esa premisa, HarperCollins supo adaptar su estrategia, articulada en torno a la gestión de dos activos principales: los datos y las personas.

Gestión de los datos

Sasot puntualizó que gracias a un análisis inteligente de los datos recabados por distintas herramientas, ahora su compañía puede mover los precios de los libros de forma muy dinámica, al estilo de cómo lo hacen las aerolíneas con los billetes de los vuelos. Así, ahora un mismo libro puede tener un valor diferente dependiendo de la temporada en la que nos encontremos o de otros factores: “Nuestro método es entender el contexto y ofrecer soluciones flexibles”.

 

Eloy Sasot.

Eloy Sasot.

Gestión de las personas

Pero el directivo reconoció que no puede haber éxito alguno si el equipo humano no está preparado para asumir una transformación: “Al fin y al cabo, hablamos de una gestión del cambio y las personas son las que manejan las empresas”. Con esto en mente, HarperCollins puso en marcha una estrategia basada en los siguientes puntos:

-          La configuración de tres equipos en constante contacto para sacar el máximo provecho al big data: Gestión de datos, Análisis de datos y business partners o integradores.

-          La elección de las personas adecuadas, a través de una selección interna o externa, para liderar los tres equipos anteriores. Además, se hizo hincapié en que esos profesionales contasen con “buena actitud” y que “inspiraran y dejasen inspirar”.

-          La focalización en los objetivos. Aquí es importante que toda la compañía entienda qué está pasando y por qué se están haciendo las cosas, para lo cual hay que detallárselo a todas las divisiones con el objetivo de que vean el valor del big data y sepan explicárselo a sus compañeros e incluso a los autores de los libros.

-          El apoyo de los directivos. En el caso de HarperCollins, Sasot reconoció que jugó con ventaja porque el CEO global es físico y ha ejercido como consultor: “Esto hizo que nos costase menos hacerle ver el valor de los datos y demostrarle hasta dónde podíamos llegar con una gestión inteligente de los mismos”.

Sasot resumió toda esta estrategia en una frase: “Gestionar datos no es solo una ciencia, sino también un arte”. En definitiva, se trata de administrar de forma inteligente la información recabada con el objetivo de detectar y aprovechar oportunidades, tomar decisiones de forma más rápida y certera, estar preparados para saber reaccionar ante cualquier cambio y ser flexibles para modificar la forma de hacer las cosas.

José Ángel Plaza

Responsable de Comunicación Interna en PRISA

frau mit brille schaut ber monitor

Deja un comentario

MENU
Leer entrada anterior
VideoELChupete
Creatividad para niños y jóvenes

No hay nada mejor que la imaginación, es capaz de crear cosas alucinantes totalmente únicas. La gracia estaría en poder...

Cerrar