El disfraz de Halloween que se convirtió en un negocio

Llegó Halloween y tú todavía pensando qué disfraz le vas a poner este año a los niños o a ti mismo. Justo eso sería lo que se preguntaba Royce Hutain el año pasado cuando se le echó encima la fecha y no tenía nada que ponerle a su hija Zoey. Esto para nosotros no es nada pero en un barrio de Atlanta ir sin disfraz en Halloween es casi una ofensa. Así que se puso a rebuscar en la caja de herramientas con tal fortuna que había un montón de tiras de LED y muchos cables y entonces se le encendió la bombilla, nunca mejor dicho.

Después de ponerle el disfraz a Zoey se dio cuenta de lo bien que había quedado y pensó en grabar un vídeo y subirlo inocentemente a YouTube. Pero ya sabemos cómo son estas cosas y además de servir de disfrute de sus abuelos, tíos y demás familiares, parece que el vídeo se ha visto unas 22 millones de veces y se hizo tan viral que incluso salieron en televisión.

Pero la viralidad de este vídeo no solo quedó en mera diversión de internautas ociosos, sino que Royce ha sabido aprovechar el tirón mediático de su disfraz y ha creado una empresa, Glowy Zoey, para venderlos por Internet a la que le llueven los pedidos. Ha incluido disfraces para adultos e incluso ha perfeccionado el disfraz original de Zoey añadiéndole unas orejitas de Minnie Mouse y diversas funcionalidades como que cambien los LED de color cuando detectan determinados sonidos.

Desde luego el disfraz es una monada y tanto a Zoey como a todos los que lo lleven este año no les van a faltar ni los caramelos, ni las fotos.

-

Deja un comentario

MENU
Leer entrada anterior
Ana_logica_Cabecera_850
Avatares de una inmigrante digital #4

4.  E-namorarse –¡Menudo disgusto tiene mi madre, Richard! –¿Qué le has hecho esta vez? –Qué idiota eres, ya sabes que yo...

Cerrar