El éxito del verano: las miniseries de 140 caracteres

MicrorelatosTwitter_850

Seguro que alguien recuerda que el origen de los 140 caracteres de Twitter está en los mensajes SMS que se enviaban por móvil y que tenían esa longitud allá por el año 2006. Jack Dorsey, el creador de esta red social, tenía claro que estaba en una época donde simplificar la comunicación era la clave para destacar en un medioambiente digital excesivamente cargado de información y datos. Años más tarde hemos comprobado en nuestras propias carnes que esto es así y que, a pesar de que nos gusta estar bien informados, en la mayoría de las ocasiones nos basta con leer los titulares de las noticias y si lo que indican es de nuestro interés clicamos y ojeamos los dos (o quizás tres) primeros párrafos del contenido al que apunta. Eso sí, normalmente nada que supere las 1000 o 2000 palabras. Es el tiempo y esfruerzo que podemos dedicar a cada información. Y eso que hablamos solamente de la que nos importa.

Pero el caso es que nos gusta leer, encontrar buenos textos, que nos sorprendan con historias originales y relatos adictivos. Otra cosa es que esa constante búsqueda de lo nuevo nos provoque un déficit de atención que no nos permite concentrarnos adecuadamente ante relatos largos.  De ahí el éxito del relato corto o el microrrelato que está causando cierto furor en Twitter.

El mejor caso es el más reciente. El hilo narrativo del dibujante de cómics Manuel Bartualque decidió darle un aliciente más a sus pasadas vacaciones creando una historia ficticia ambientada en el hotel donde residía y en la cual dobles malvados, suspense, terror y acertijos interactivos han conseguido enganchar a cientos de miles de personas. Con ello Bartual ha ganado más de 300.000 seguidores en una semana y logró ser trending topic durante 72 horas. Algo que muchas marcas no han logrado en Twitter ni regalando vales de descuento.

MicrorrelatosTwitter_01

Ante el éxito de este relato muchos se preguntan si esto puede ser el inicio del éxito de un formato literario basado en 140 caracteres. Lo cierto es que no es la primera iniciativa en la historia de Twitter, hay miles de ellas, pero si que se suma a otros hilos que están cosechando gran cantidad de seguidores en esta red social en los últimos años y que son una buena oportunidad para llegar a crear impacto en el usuario. Aquí van 5 ejemplos:

Zola: Este thriller tuiteado en 148 tuits en 2015 se basa en una historia que implica a dos chicas jóvenes que se ven envueltas en un mundo de strippers, proxenetas y asesinatos que consiguieron mantener en vilo a más de 200.000 usuarios durante las 4 horas que estuvo siendo tuiteado.  El éxito fue tal que el director de cine James Franco se propuso rodar la historia. La autora, Aziah Wells, borró el hilo de Twitter, pero lo recuperó en este enlace. También nuestros compañeros de Verne tradujeron el relato al español aquí.

MicrorrelatosTwitter_06

Dear David. Este relato nació a principios de agosto y el propio Manuel Bartual admite que fue lo que le inspiró a construir el suyo. Se trata de una historia de terror creada por el también dibujante neoyorquino, Adam Ellis, donde cuenta como es perseguido por un fantasma con muy malas intenciones. Es posible seguir el relato en Twitter, pero para hacerlo más fácil el propio autor ha compuesto la historia de manera lineal en Storify para adentrarse mejor en el relato.

MicrorrelatosTwitter_03

Beauty Strikes Back. El escritor canadiense y residente en España, Ernesto Filardi, creó una historia conmovedora sobre un grupo de refugiados sirios que llegan a Alberta, en Canadá, donde les ayudarán a perder el miedo a ir en barca, para que el agua deje de ser para ellos un símbolo de muerte y vuelva a ser algo de lo que disfrutar. El hilo se creó en julio de 2016 y ahora ya no se puede ver en Twitter, pero el hashtag creado por Filardi se mantiene en la red social como símbolo de acercamiento entre culturas y esperanza para los que deseamos un mundo menos horroroso. De hecho #BeautyStrikesBack se ha usado mucho como ejemplo solidario tras los últimos atentados yihadistas de Barcelona.

MicrorrelatosTwitter_04

Mini Relatos: Desde esta cuenta de Twitter el autor Chileno Fernando de Gregorio lleva más de 7 años escribiendo lo que él mismo llama “cuentos comprimidos”. Resulta asombroso como adapta a 140 caracteres cada una de sus mini historias y demuestra que en un tuit se pude contar mucho más de lo que parece.

MicrorrelatosTwitter_02

El bar de Lola: Arturo Pérez-Reverte (polémicas y valoraciones aparte) fue uno de los primeros autores españoles en relacionarse con sus lectores a través de las redes sociales. Para ello creó una taberna ficticia, El bar de Lola, al que acude cada domingo para ‘tomarse algo’ y charlar con sus seguidores (y detractores, por supuesto). Lo más destacable de este hilo es que la forma de interactuar en cada tuit hace pensar al lector que realmente está viviendo una historia real en la barra de este singular bar.

Microrrelatos_05

A raíz de estos ejemplos y de otros tantos que podemos encontrar en Twitter basados en relatos cortos, ya vemos que este tipo de formato es un buen recurso para la narrativa transmedia y el storytelling y que su potencial como soporte de marketing de contenido es una interesante vía para explorar. Sobre todo a raíz de comprobar el engagement que produce de cada al usuario y que, al menos en el caso de Twitter, parece más efectivo que los enlaces a contenidos externos que luego apenas nadie visita y que incluso seis de cada diez usuarios se atreven a compartir sin ni siquiera haber leído antes. Tal y como señala este estudio de la Universidad de Columbia y el Instituto Nacional Francés.

Un ejemplo más de la capacidad de acción de este tipo de herramientas es cómo ha servido el éxito del microrrelato de Bartual para que el colectivo de limpiadoras de habitaciones de hoteles, Las Kellys, aproveche el fenómeno viral para reivindicar sus precarios derechos laborales. Para ello han creado una historia paralela, aprovechando que la de Martual  trascurre en un hotel, que muestra su situación.

Por cierto, lo último de Manuel Bartual en Twitter son su #EmojiStories. No deberías perdértelas.

MicrorrelatosTwitter_07


Miguel Ángel Corcobado
Comunicación y marketing de PRISA

Deja un comentario

MENU
Leer entrada anterior
No prohíbas el ordenador a tus hijos

Si no dejas que tus hijos usen el ordenador estás bloqueando parte del aprendizaje con el que adquieren habilidades para futuros...

Cerrar