El origen de las buenas ideas

Visto 4.344 veces

La mayoría de las personas cree que las ideas surgen de modo espontáneo, como sugiere la clásica imagen de la bombilla encendida. Basta con teclear ‘idea’ en Google Images para constatar este lugar común.

Sin embargo, el escritor norteamericano Steven Johnson ha llegado a una conclusión muy diferente después de investigar este asunto durante cinco años.

En su último libro, Las buenas ideas. Una historia natural de la innovación (Madrid, Turner, 2011), el divulgador científico estadounidense sostiene que los momentos eureka (al estilo de la manzana de Newton o Arquímedes en la bañera) son la excepción y no la regla.

Johnson argumenta que la mayoría de las ideas importantes tardan años en gestarse; a veces, el proceso puede alargarse incluso décadas. La teoría de la evolución de Darwin y la creación de la World Wide Web por parte de Tim Berners-Lee son dos ejemplos de estos largos periodos de innovación que el autor define poéticamente como “lentas corazonadas”.

El principio de exaptación

Uno de los motores fundamentales de la innovación, según el exitoso escritor, es el denominado principio de exaptación, que se da cuando una característica de un organismo evoluciona y cambia de objetivo a otro entorno.

“Gracias a este principio, observamos que una idea puede evolucionar y convertirse en una nueva reaprovechable. Muchas ideas tienen un objetivo, pero en algún momento del proceso la persona descubre una solución a un problema adaptando la tecnología existente de manera diferente“, explicó en una conferencia impartida recientemente en Madrid.

La importancia de los entornos líquidos

En su análisis histórico, Johnson descubrió que la generación de ideas se da con mayor facilidad en “entornos líquidos” como los cafés del siglo XVIII, lugares en los que coincidían personas con diferentes intereses y conocimientos.

“Aunque la especialización es importante, hay muchos problemas que no se pueden resolver sólo de una forma, por eso es muy positivo moverse en espacios multidisciplinares”, alega el estadounidense.

En este sentido, avances tecnológicos como las redes sociales y las herramientas colaborativas online, tipo Google Docs y Basecamp, también favorecen la innovación.

Documentación extra

Steven Johnson compagina su trabajo de escritor con su labor como ponente en multitud de foros de prestigio.

Además de sus libros, esta charla impartida en TED y el siguiente vídeo animado son dos buenas opciones para profundizar en el pensamiento del reputado autor.

Deja un comentario

MENU
Leer entrada anterior
Etapes de la croissance d'une pâquerette, fond nature
Arianna Huffington en España

Arianna Huffington, cofundadora del diario digital The Huffington Post y miembro del Consejo de Administración de EL PAÍS, es una...

Cerrar