El valor de la libertad como tema en la literatura juvenil

Loqueleorecomendaciones_850

En una semana tan especial para el mundo del libro, no podía faltar la cita con los lectores jóvenes, un grupo que sin duda merece la pena ser tratado con delicadeza y cercanía, ya que serán los lectores del futuro.

Afortunadamente en el mundo de Internet los autores y las editoriales cuentan también con poderosos aliados y adeptos a la lectura que promocionan sus gustos lectores en los canales que más visitan los jóvenes, YouTube, donde asistimos al auge de los ‘booktubers’ , que aunque no pueden competir con los directos de Fortnite de sus compañeros de plataforma, los ‘gamers’, son capaces de atraer unas cifras de audiencias nada desdeñables para el mundo del libro y que muchas veces superan los 200.000 suscriptores; o Instagram donde existe la tendencia de los ‘bookstagramers’, amantes de la literatura que al igual que sus colegas de red social dedican el tiempo a compartir fotos de comida, ‘selfies’ o gatitos, pero ellos añaden además las portadas de los libros que, de alguna manera, les han marcado.

En este contexto Loqueleo (Santillana) edita tres obras de tres grandes autores de literatura juvenil: Rosa María Huertas, Alfredo Gómez Cerdá y Santiago García-Clairac, que nos hablan del valor de la libertad y de los sueños frente a la violencia y la represión. Temas que sin duda preocupan y son capaces de atraer la atención de los jóvenes lectores.

  • Un balcón a la libertad, Rosa Huertas

Loqueleo_recomen_01Una tarde de primavera Elena descubre que su tío abuelo, al que no conocía, ha muerto. En su casa nadie ha hablado nunca de él y parece que el tema es tabú para sus padres. El anciano vivía en plena Puerta del Sol, rodeado de fotografías, y amaba ese sitio porque siempre fue un lugar de reivindicación de la libertad. ¿Qué misterioso pasado se esconde tras el nombre de Liberto Guerra?

Rosa Huertas nació en Madrid. Es profesora de Lengua y Literatura en un instituto madrileño, donde procura transmitir a sus alumnos el entusiasmo por la literatura. Le gustan las historias que aúnan presente y pasado, y en las que se cuelan los personajes reales. Ha publicado catorce novelas (entre infantiles y juveniles), algunos libros de cuestiones didácticas y recopilaciones de cuentos. Ganadora de varios premios importantes, sigue apostando por la literatura como compromiso. Su frase favorita es: «Lo que está escrito es como si hubiera pasado siempre».

  • El vértigo de los canallas, Alfredo Gómez Cerdá

Loqueleo_recomen_02Estrella, Manuel y Bernardo son buenos amigos de la infancia y viven en Poblado, un lugar pobre y aislado de una región remota, en la que la vida de sus habitantes se limita a trabajar el campo. Manuel siempre ha querido salir de allí y arrastra a sus amigos a compartir su sueño de volar lejos, pero el amor y los celos se cruzan en su camino y los conduce a una trampa mortal.

Alfredo Gómez Cerdá nació en Madrid. Estudió Filología Española y al terminar la carrera decidió lanzarse a la aventura de escribir. Sus comienzos están ligados al teatro y precisamente de este género fue su primera experiencia literaria. A comienzos de la década de los 80 descubre la literatura infantil y juvenil, un hallazgo que le cautivó de inmediato. En 1983, publica su primer libro. Desde entonces y hasta la fecha ha publicado alrededor de 130 títulos, dirigidos a públicos de todas las edades. Autor difícil de encasillar, por la amplia temática que aborda, por los distintos públicos a los que se dirige y por los diferentes registros que utiliza. Su obra es un diálogo permanente con la vida y con el mundo que nos ha tocado vivir. Pero sin renunciar a lo mágico, a lo prodigioso, a lo increíble, a la ternura, a los juegos con el absurdo, al disparate o al humor. Ha ganado numerosos premios literarios. En 2009 le fue concedido el Premio Nacional de Literatura Infantil y Juvenil.

  • El principito se fue a la guerra, Santiago García-Clairac

Loqueleo_recom_03El 6 de junio de 1944, desembarco de Normandía, en un París invadido por los nazis, Robert Dupont cumple 10 años y recibe un magnífico regalo que le cambiará la vida: un ejemplar de El principito, libro prohibido por el mismísimo Hitler. A partir de ese momento, Robert vivirá una serie de acontecimientos extraordinarios que tendrán que ver con el libro escrito por Antoine de Saint-Exupéry.

Santiago García-Clairac. Nació en Francia, el 30 de julio de 1944, el día antes de la muerte de Antoine de Saint-Exupéry, y tuvo la suerte de leer Le Petit Prince en francés, cuando apenas tenía nueve años. Después de trabajar como creativo en el mundo de la publicidad durante más de 25 años, se convirtió en escritor y entonces empezó su segunda vida profesional. Publicó su primer libro en el año 1994 y desde entonces ha dado a luz a unas treinta obras dirigidas al público infantil y juvenil. Ha escrito fantasía épica medieval, ciencia ficción, novela histórica y muchos relatos basados en experiencias personales. En 2004 le concedieron el Premio Cervantes Chico y, desde el año siguiente, es asesor literario y miembro del jurado. Le gusta visitar colegios e institutos y hablar con los lectores de mis obras. Además de escribir es ilustrador de sus propias obras., para lo que usa una técnica similar a los storyboards que se utilizan para definir las escenas en las películas.

Estos tres autores participarán el en Encuentro sobre literatura Infantil que se celebrará en el Espacio Telefónica (Madrid) este viernes 27 de abril y que va dirigido a todo tipo de público, pero principalmente al conjunto de mediadores que ahora existen entre el libro y los jóvenes: profesores, libreros, bibliotecarios y blogueros.

Este evento se podrá seguir en streaming en la web de la Fundación Telefónica y en redes sociales con el hashtag #leoliteraturajuvenil.

Deja un comentario

MENU
Leer entrada anterior
HablarenPúblico_850
Se acabó el miedo a hablar en público

Sudores fríos, mente en blanco, nervios inusuales, tartamudeo o incluso afonía repentina son algunos de los síntomas que nos puede...

Cerrar