Email marketing ninja

Email_Ninja_850

Seamos sinceros, algo estamos haciendo mal.

Aunque el email marketing sigue considerándose la táctica más efectiva del marketing digital en 2014, la que más ROI continúa generando, una de las actividades que más realizan los usuarios de móvil, la segunda más practicada mientras se ve otra pantalla, incluso la preferida por los usuarios para recibir información comercial, defender esta práctica publicitaria hoy en día es tan difícil como defender las hombreras o hacer ver que el chándal queda bien en una boda.

Es cierto que nosotros mismos, los profesionales del envío masivo, hemos estado demasiado ensimismados en el confortable sillón de las estadísticas y ocupados en darle en el cogote con ellas a los que pronosticaban la muerte del email marketing (o que estaba de parranda). Por eso no hemos sabido levantar la cabeza a tiempo, quitarnos los complejos y poner este medio en el carril adecuado que lo haga avanzar; y, por qué no, hacerlo parecer algo más cool, más hipster o trendi.

Email_Ninja_02

Estoy de acuerdo, 2014 fue el año de la muerte del email marketing con minúsculas. 2015 debe ser por fin el año de la mayoría de edad para el Email Marketing con mayúsculas. Es el momento de remangarse, replantearse por fin el medio y empezar a exprimir toda su potencia como el canal más rentable, personalizable, automatizable, enfocado a móvil y también como vehículo o argamasa de las demás tendencias del marketing: mobile, geolocalización, redes sociales, aplicaciones, branded content y otras.

Por suerte no partimos de cero, y hemos tenido que superar un duro entrenamiento para llegar a este punto. Y es que antes de enfrentarnos a nuestros actuales problemas de autoestima, debimos también enfrentarnos a otros de los que hemos salido airosos.

Sobrevivir en el mundo del email marketing nunca ha sido algo sencillo. A diferencia de otras disciplinas del marketing digital donde florecen los cursos, manuales, consorcios o foros, cada profesional del email marketing ha tenido que abrirse camino, como en “Jumanji”, enfrentándose solo a una tenebrosa jungla de misterios, plantas carnívoras y descubrimientos.

Esta disciplina ninja a la que nos hemos sometido los practicantes de esta oscura arte marcial nos obliga a enfrentarnos cada día y casi siempre solos a dos temibles rivales: el oscurantismo, casi esotérico, que rodea a algunos elementos y la estremecedora sospecha de que tal vez ejercer tu profesión roce lo ilegal.

Email_Ninja_01

En un mundo post-apocalíptico, donde no hay más guías oficiales que las muescas en tu Dreamweaver y donde las técnicas del diseño web no sirven, enfrentarse al reto de maquetar una newsletter y que luzca igual de brillante en todos los navegadores, buzones de correo y dispositivos puede ser tan difícil como ganar tu catana en “Kill Bill”. Pero aceptas el reto, expandes tu último cosmos y utilizas una técnica que hasta ahora desconocías con la que logras derrotar a tu implacable maestro Shaolín y consigues que la misma newsletter encaje en todas las pantallas, desde la Sala 25 de Kinépolis hasta la del reloj Casio con calculadora.

Pero antes de que puedas empezar a sacar brillo a tu catana una nueva puerta se cierra ante ti: los filtros anti-spam. Un “reservado el derecho de admisión” se interpone entre tu flamante newsletter y su destinatario y lo peor es que una vez más las normas para poder entrar no están en la puerta. Te peinas bien, te metes la camisa por dentro, miras abajo y avanzas como Indiana Jones enLa última Cruzada” mientras murmullas: “Sólo el penitente pasará“, confiando en que el portero no te confundirá con uno de los desgraciados que acaba de ser rechazado.

Si todo va bien y logras tu objetivo, esbozas una “V” vulcaniana con la mano y cierras los puños mientras corres a contar esta aventura a tus amigos y familiares. Al terminar de hacerlo tu madre pregunta: “¿Hijo, tú a qué te dedicabas?” Seguido del comentario recurrente de otro de los contertulios: “A mandar spam”.No, mamá, por desgracia, ni soy un príncipe nigeriano, ni he empezado a cocinar viagra en el garage“.

Por suerte poco a poco se empieza a ver la luz, los caminos empiezan a allanarse y los supervivientes comienzan a unirse. Hace ya varios años que el sector está en plena madurez y a pesar de las dificultades, son muchos y muy valorados los profesionales que día a día se unen y comienzan a enfrentarse a los mismos retos.

Email_Ninja_03

Litmus, una herramienta para el testeo de emails, ha recogido en su siempre brillante blog un directorio con los profesionales más destacados del sector y sus perfiles de Twitter clasificados por especialidad.

En este enlace podéis consultarlos, comenzar a seguirlos y, si os atrevéis, uniros a ellos:

Accede aquí

_


Alejandro Gascón
Email Marketing Specialist PRISA

1 Comentario

  • avatar Jhoed Ram 2 febrero, 2015

    Genial artículo, me he divertido leyéndolo.

    Saludos.

Deja un comentario

MENU
Leer entrada anterior
HoloLens_viernes
Con las gafas a todas partes

Ahora que con una sencilla operación te arreglan la miopía, quién te iba a decir que volvería a estar de...

Cerrar