Ensayos de curiosidad en el laboratorio de periodismo de la Escuela UAM-EL PAÍS

Laboratory Glassware on Table

Cuando aún la prensa no había superado el debate de si el papel estaba muerto, el consumo de noticias en Internet sentenció el futuro de la home y sumió en la perplejidad a los medios que habían hecho un gran esfuerzo en la transición digital. De repente, los lectores –ahora convertidos en usuarios- dejaban claro que ya no acuden al escaparate de los medios, sino que consumen la información a través de redes sociales, de correos electrónicos, de links compartidos por grupos de WhatsApp o por cualquier vía que les sea más cómoda y útil. Y, en ese bucle de disrupción, la enseñanza –y el aprendizaje- del periodismo se coló también en el ojo del huracán.

En este contexto, la Escuela de Periodismo UAM-EL PAÍS, con la misma vocación de estar a la vanguardia del periodismo que tiene desde que abrió sus puertas hace casi 30 años, ha dado el salto para convertirse en laboratorio de nuevas prácticas profesionales. Nos hemos instalado en el espíritu de que el cambio es nuestro día a día. Probar, ensayar, enfocar la curiosidad nata que se le supone al periodista hacia el uso de nuevas herramientas para su trabajo y, en definitiva, sumergirse en la ola disruptiva que aporta la tecnología.

Cuando los 37 alumnos del Máster 2014-2016 llegaron en octubre a la sede de la Escuela, una de las primeras cosas que recibieron fue un smartphone. El mismo para todos, con la idea de unificar el sistema operativo y equiparar las aplicaciones a la hora de aprender periodismo móvil. Fue el primer paso. Desde ese día los alumnos no han dejado de ensayar herramientas y fórmulas que no han llegado a la mayoría de las redacciones.

escuelaPeriodismoElPais02

En las salidas a la calle a buscar información, tarea habitual del periodista, en su caso se añadió la obligación de hacer “gimnasia narrativa”. Es decir, contar lo que veían en tiempo real a través del móvil y las redes sociales eligiendo lo que mejor se ajusta a cada historia: textos cortos, fotografías, vídeos, audios y siempre contexto. Esta práctica habitual les permitió estar entrenados para cubrir en directo en elpais.com las elecciones autonómicas y municipales del 24 de mayo, creando una red de información en tiempo real a través de Twitter, que consiguió cuatro millones de impresiones del hashtag #EdP24M. Para la selección de los mejores tuits, la Escuela utilizó Curator, una herramienta que Twitter había estrenado un mes antes.

Otro ejemplo. El taller de emprendimiento que la Escuela abrió unos cursos antes, se ha desarrollado en este hasta el punto de que un grupo de alumnos está inmerso durante las prácticas que forman parte del máster en el desarrollo de una startup auspiciada por PRISA.

vídeoEscuelaElPais

Los alumnos del máster de periodismo de El País cuentan su experiencia.

Y, en el trabajo conjunto con el que cada promoción del máster culmina su formación en la Escuela, este año se ha potenciado el vídeo y el podcast. Los alumnos trabajaron durante tres semanas en un especial sobre el cambio generacional.  Bajo el título #EmerGENTES, abordaron cómo los jóvenes han tomado las riendas de una nueva sociedad en la que cambia desde la política y la comunicación, a los modelos de familia y del consumo económico. Este especial se imprimió en soporte papel, pero también se publicó en elpais.com y cadenaser.com.

La nueva promoción que se incorpora en octubre vivirá en la Escuela el mismo espíritu innovador.


Soledad Alcaide
Subdirectora de la Escuela de Periodismo UAM-EL PAÍS

frau mit brille schaut ber monitor

Deja un comentario

MENU
Leer entrada anterior
NuevosMedios_850
Del lector al usuario: nuevos medios con nuevos retos

Los medios tradicionales se están poniendo las pilas y se van adecuando a instalar sus páginas -en este caso web-...

Cerrar