¿Es el emprendimiento una moda o viene para quedarse?

Emprendedores

Emprendedores, startups, capital semilla, rondas de financiación… Son conceptos que han cogido fuerza en los últimos años. Bien por la crisis y la falta de trabajo que han llevado a las personas a crear sus propios negocios como vía de autoempleo o bien por el acercamiento de la cultura americana a Europa, el emprendimiento es un hecho manifiesto en el mundo entero.

Pero… ¿quién es un emprendedor?

Antes de hablar sobre si el emprendimiento es un fenómeno pasajero o no, es importante desmitificar un poco la palabra que tan de moda se ha puesto en estos años. Emprendedor no es solo el joven de 22 años que se junta con dos amigos para desarrollar un algoritmo que cambie el mundo, sino todo aquel empresario o persona que decide poner en marcha un proyecto y sacarlo adelante. Desde el que abre una frutería o un comercio electrónico hasta Mark Zuckerberg, todos somos emprendedores.

En los últimos años el emprendimiento se ha puesto tan de moda que es un concepto que vemos a todas horas y en todos lados. Los jóvenes (principalmente la generación millennial) cada vez estamos mejor formados y nos gusta poco que nos digan lo que tenemos que hacer o que le pongan barreras a nuestra progresión, así que cada vez somos más los que optamos por crear nuestro propio negocio y trabajar 80 horas a la semana para “nosotros” en lugar de 40 para “otros”.

Entonces, ¿el emprendedor nace o se hace?

Esta es una pregunta que genera mucho debate entre los propios emprendedores. Por un lado está la corriente que defiende que el gen emprendedor es algo que se lleva desde el nacimiento o no se tiene. Por otro lado, otras personas (entre las que me encuentro) defendemos que un emprendedor se hace a lo largo de su vida y a través de las experiencias que va viviendo.

En mi caso, descubrí que mi sueño era dirigir mi propia empresa cuando tenía 23 años, después de haber dedicado parte de mi (corta) vida laboral a trabajar para terceros y descubrir que me esperaba un futuro para el que no estaba preparado. En ese momento decidí cambiar el rumbo, complementar mi formación académica con un Máster en Creación de Empresas e Iniciativa Emprendedora en la Universidad Carlos III de Madrid y poner en marcha mi propio proyecto: Pack to Spain.

¿Fue la decisión correcta hacer un máster en creación de empresas antes de lanzar mi propio proyecto? Algunas personas dirán que no, pero yo estoy totalmente convencido de que sí lo fue. Es cierto que un máster o una carrera no te garantizan el éxito, pero sí ayudan a estructurar las ideas y aclarar conceptos. Gracias a esa formación he aprendido a identificar oportunidades donde antes no las encontraba, a analizarlas desde varios puntos de vista que antes pasaba por alto y a pensar en ideas de negocio para aprovechar esas oportunidades desde una perspectiva diferente.

De hecho, durante mi máster pude identificar que más del 50% de la clase estaba compuesta por estudiantes internacionales que se habían encontrado con varios problemas a la hora de encontrar alojamiento en España y hacer todos los trámites para asentarse. La oportunidad la tenía justo delante de mí y gracias a ello decidí poner en marcha Pack to Spain, una empresa que se dedica precisamente a ayudar a esos estudiantes internacionales que vienen a España.

Pack to Spain

¿Tenemos los suficientes apoyos para emprender?

En los últimos años hemos podido ver cómo los gobiernos y las instituciones educativas se han ido adaptando poco a poco a la tendencia actual de la creación de empresas. Estamos presenciando que tanto las instituciones públicas como las privadas dan más apoyo a los emprendedores a través de la introducción de beneficios fiscales en las etapas iniciales, programas de formación, ayudas económicas y eventos que promueven el impulso de esta cultura.

Universidades y escuelas de negocio de todo el mundo están creando programas específicos para apoyar a emprendedores, como el Arthur Rock Center for Entrepreneurship de la Universidad de Harvard, el Entrepreneurship MBA de la London Business School, el EmprendeUC3M de la Universidad Carlos III de Madrid o Entrepreneurship del Instituto de Empresa.

Además de estos programas de formación, compañías como Google están apoyando a emprendedores a través de la creación de los “Google Campus”, espacios de coworking disponibles en diferentes ciudades alrededor del mundo en los que se ofrecen charlas y talleres para emprendedores. Actualmente existen en ciudades como Londres, São Paulo o Madrid, entre otras muchas.

El emprendimiento viene para quedarse

Si además de estos programas de formación tenemos en cuenta los fondos de capital riesgo y las aceleradoras de empresas que están surgiendo alrededor del mundo, podemos ver que la cultura del emprendimiento no ha hecho más que llegar a nuestras vidas. Es cierto que aún queda mucho camino por recorrer pero estamos en la dirección correcta.

_____________________________________________________________________________________

Alejandro_perfil

Alejandro Luengo González

Emprendedor y fundador de Pack to Spain

Deja un comentario

MENU
Leer entrada anterior
Infografia_Flipped_Classroom_850
Los 12 errores más comunes de una flipped classroom

Flipped Classroom es la metodología que se caracteriza por transferir algunos de los principales procesos de aprendizaje fuera del aula,...

Cerrar