¿Estás preparado para el ocaso de Internet?

Ocaso de Internet

En una conferencia TED celebrada en Vancouver el filósofo estadounidense Dan Dennet subió al escenario y pronunció estas palabras: “Internet se vendrá abajo y cuando lo haga viviremos oleadas de pánico mundial. Nuestra única posibilidad es sobrevivir a las primeras 48 horas”.  Al escuchar esto, cualquiera puede comenzar a imaginarse las innumerables  escenas apocalípticas a las que nos tiene acostumbrado el cine o la televisión. Pero, ¿qué hay de preocupante en las palabras de  Dennet? ¿Está en peligro realmente la sociedad digital?

Dennet afirma que la hecatombe ocurrirá tarde o temprano, por eso hemos puesto todas nuestras alertas para identificar las posibles señales del caos:

☢ Espionaje  y ciberguerra fría

En febrero de 2013 La Casa Blanca descubrió una serie de reiterados ataques cibernéticos, que una investigación vinculó directamente con una unidad secreta del Ejército chino. Aquello fue calificado como “un serio desafío para la seguridad y la economía de Estados Unidos” y se podría definir como la entrada oficial en una nueva Guerra Fría a nivel mundial, en este caso el campo de batalla es el ciberespacio.

¿Es seria la amenaza? Se podría decir que sí, a juzgar por las altas inversiones de la mayoría de los países en ciberseguridad o en las nuevas leyes que se construyen para hacer frente a los ataques.  Por ejemplo, para luchar contra amenazas como la anterior, Estados Unidos puso  en marcha un decreto que da poderes especiales para responder a cualquier ataque informático, una especie de Def-Con 2 del ciberespacio que hace recordar aquel temido botón rojo para lanzar misiles en la Guerra Fría.

Quién sabe si toda esta muestra de poder en la Red por parte de las superpotencias pueda derivar en una guerra. A juzgar por el aumento del uso de drones, podríamos pensar lo peor.

Fotograma de la película

Fotograma de la película “Juegos de Guerra” (1983), donde un ordenador simula un ataque nuclear a nivel mundial para iniciar una guerra de verdad.

☠ Ataques piratas y otros delitos en la Red

Cada vez somos más dependientes de nuestros dispositivos electrónicos y esto ha hecho  que los delincuentes se hayan reciclado hacia el terreno digital y sean capaces, cada vez más,  de encontrar fisuras en nuestras vulnerables cuentas de usuario.  Actualmente el delito cibernético mueve más de 250.000 millones de euros al año. Aún está presente el recuerdo de la Operación Aurora, donde una compleja trama de ciberataques llegó hasta el mismísimo corazón de Google en 2009 y estuvo robando  gigabytes de información durante meses sin que nadie reparara en ello.

El spyware y los bots dominan en ciberespacio a sus anchas. En su mayoría solo pretenden obtener datos de usuarios para sacarles beneficio económico, pero otros buscan dañar equipos y estructuras tecnológicas de gran calibre, otro peligro que podría dar al traste con el Internet que ahora conocemos.

☣ Pérdida de la privacidad e identidad del usuario

A pesar de que en los dos últimos años los usuarios de Internet hemos aprendido a ser más cautos con la información, fotos, vídeos, etc., que subimos a Internet, hay un antes y un después del caso Snowden, cuyas revelaciones sobre el espionaje de la National Security Agency (NSA) estadounidense y la existencia de un programa internacional de intercambio de datos personales conocido como Five Eyes nos hicieron ver que la amenaza a la privacidad no proviene solamente del mal uso que hacen de ella los usuarios de Internet, sino que existe una red de agencias de inteligencia que investigan y procesan todos nuestros datos a expensas de las leyes de protección de los mismos. Según el propio Snowden: “El monitoreo de metadatos es aún más intrusivo que el espionaje”.

Fotograma de

Fotograma de “El planeta de los simios” (1968), donde el mundo ha sido destruido por bombas nucleares tras una guerra entre humanos y simios.

Más cercanas que el manejo del Big Data son las cláusulas de uso, que afectan a la privacidad, de la mayoría de las redes sociales y que en los últimos años han ido aumentando cada vez más y bajo mayor control. Esto ha provocado la creciente protesta y denuncia de los usuarios, molestos de ver cómo las redes sociales hacen cada vez mayor uso público de su vida privada.

En 2012 el propio Mark Zuckerberg declaraba “La privacidad ha muerto”. Esto da una idea de lo que les importan los derechos de los ciudadanos a los dueños de las redes sociales, y que alguno autores identifican como ‘ciberutopismo‘. Una forma más de destruir la democratización de red.

® Riesgo de pérdida del Principio de Neutralidad en Internet

El Principio de Neutralidad de Internet aboga por una red neutral y de acceso universal para todos en igualdad de condiciones. Lo malo es que este principio se adecuaba muy bien a los inicios de la Red, cuando no se le atribuía demasiado oficio ni beneficio, pero ahora que cada vez está más clara la actividad económica de la misma, las empresas adjudicatarias de su distribución, las operadoras de telecomunicaciones, se aferran al control que llevar la sartén por el mango les confiere y están comenzando a convertir Internet en un medio de dos velocidades, la buena para el que pueda pagarla y la mala para el resto.  Ante esto hay países que comienzan crear leyes para luchar contra este abuso de competencia, que muchas veces no persigue otro fin que el negocio de dichas operadoras quede bajo su supervisión.  En otros países, en cambio, dominan fuertemente los intereses económicos y los gigantes tecnológicos han conseguido imponer sus normas por encima del interés común. Campañas de protesta como la de Avaaz.org están luchando contra este monopolio.

Imagen postapocalítica

Recreación de un mundo postapocalítico.

☹ Nuestra excesiva dependencia de las Redes Sociales

Hemos llegado a un punto en el que nuestras relaciones sociales se producen con mayor frecuencia online que en la vida real. Según Dennett: Algunas tecnologías nos han hecho dependientes e Internet es el máximo ejemplo de ello: todo depende de la red. ¿Qué pasaría si se viniera abajo?”. Lo único que puede salvar la situación si Internet se viniera abajo es el antiguo tejido social de organizaciones de todo tipo y pelaje que se han visto (casi) aniquiladas con la llegada de Internet. Asociaciones, grupos y lugares que hasta hace poco eran la base de las relaciones humanas. 

Mad Max 2

Imagen del film Mad Max II, donde la sociedad es muy distinta después de una guerra nuclear.

♛ El control de Internet por el poder político

Al igual que nuestros datos quedan registrados cuando compramos o consultamos un producto, los politólogos utilizan los Big Data para rastrear los movimientos de la población y adelantarse a los acontecimientos que podrían suceder. De esta manera pueden llegar a controlar desde una concentración espontánea de ciudadanos protestando por un desahucio o  una huelga general próxima. Incluso un grupo de investigadores australianos asegura haber desarrollado un modelo de algoritmos para predecir genocidios. 

Un ejemplo reciente de utilización del poder de las redes sociales para controlar políticamente es el caso de ZunZuneo, una especie de Twitter cubano creado, supuestamente, por Estados Unidos para incitar a los cubanos a alzarse contra el gobierno.

Fotograma de la película 1984, basada en la novela homónima de George Orwell.

Fotograma de la película 1984, que describe un mudo futuro oscuro donde los hombres viven como esclavos.

Otros actos del uso político de Internet son precisamente los que prohíben su uso, casos como Egipto, Siria, China o Turquía,  donde se cortan los accesos a servicios de Internet (Google, YouTube, Twitter), ponen de manifiesto el interés por el férreo control de la Red a casi cualquier coste.

Hemos visto que el poder informativo de los Big Data basados en las fugas de privacidad, la escalada de los países ricos por el control tecnológico, la desdemocratización de la Red, o la ruptura de la burbuja del bienestar digital, bien podrían ser factores que desencadenaran un caos en Internet, más cercanos a la obra “1984”, de George Orwell, de lo que nos gustaría. Afortunadamente el ser humano, como en otras ocasiones, sabrá adaptarse a tiempos venideros y sobrevivir al caos.

Miguel Ángel Corcobado

Departamento de Transformación de PRISA

2 Comentarios

  • avatar Oscar lopez 8 abril, 2014

    Aaaaaah

    Aprovecha y ese dia apaga la TV Tambien.

    Oscar Lopez.

  • avatar Oscar lopez 8 abril, 2014

    Si la caída de internet algún día es sinónimo de pánico colectivo, caos y demás….Eso me hace ver el nivel de idiotización que tiene la población mundial.

    Yo más que un día de caos lo vería una día de liberación personal, se podría aprovechar entonces para salir de casa y dar un paseo, ir a ver a la familia, a ese amig@a que ha sido papa, leer un libro, salir al campo, tumbarse en la hierba, cambiar la pantalla del PC por la contemplación de la nubes, cosas ANTInternet. Las comprar de Ebay y demás pueden esperar unas horas, o días.

    Porque por más que se empeñen… la vida puede seguir, aun sin Internet.

    ;-)

    Oscar Lopez

Deja un comentario

MENU
Leer entrada anterior
Juego de Tronos
Juego de Tronos. Si lo vives, es verdad: transmedia de la buena al alcance del espectador

En cuanto has leído el título seguro que te ha venido la melodía a la cabeza: “♫ naaa, naa, nananaaá, na,...

Cerrar