Google Panda, el algoritmo que controla la calidad de los contenidos

Giant Panda label

Todos, o casi todos, buscamos en Google. Es una puerta de entrada a millones de sitios que existen en Internet. Google actúa como una macrobiblioteca que ordena millones de datos para devolvernos unos resultados que se adecúen a nuestras necesidades. ¿Y cómo se organiza esa información? Es uno de los grandes misterios de la era digital, un algoritmo tan secreto como la fórmula de la CocaCola.

Desde 1997 Google ha ido actualizando y mejorando este algoritmo, evolucionando para poder ofrecer resultados relevantes. De hecho, el algoritmo se modifica varias veces al día, pero son cambios tan sutiles que apenas se perciben. Sin embargo, cada cierto tiempo Google realiza una actualización importante de su algoritmo; la última ha sido bautizada como Google Panda.

¿Por qué Google Panda?

Para Google la principal razón fue mejorar la calidad de sus resultados de búsqueda, premiando el contenido de calidad y dando autoridad a los creadores de contenido original.

Desde hacía tiempo que Google venía observando cómo la calidad de sus resultados empeoraba día tras día, debido al crecimiento de sites hackeados y al aumento de webs con contenido poco útil y relevante para los usuarios. Se añadió, además, el auge del mal uso de estrategias SEO (optimización para motores de búsqueda, por sus siglas en inglés), cuyo objetivo es generar contenido para los buscadores y no para las personas, empeorando así la satisfacción de los usuarios. Además, apareció Facebook como jugador potencial en el mercado de las búsquedas y surgieron roces con Bing debido a las acusaciones de Google sobre la copia de contenidos. Todos estos factores derivaron en una mala prensa para Google, donde se empezaba a dañar su reputación y a cuestionar la eficacia del buscador. Así que Google puso manos a la obra para salir de esa situación.

¿Qué es Google Panda?

Se trata de una actualización del algoritmo diseñada para penalizar webs de baja calidad, sitios poco útiles o con poco valor añadido para los usuarios y sitios con contenido copiado. Al mismo tiempo, esta actualización busca otorgar una mejor posición en los ranking a aquellas webs que tengan contenido original y de calidad. En resumen, distinguir la paja del grano.

Se bautizó como “Panda update” en honor a uno de sus creadores principales, el ingeniero Navneet Panda. Se lanzó el 24 de febrero de 2011, sólo para Estados Unidos, y el 14 de abril se implementó para todos los usuarios de habla inglesa. La llegada a España fue el 12 de agosto de 2011, cuando se puso en marcha el cambio del algoritmo en la mayoría de los idiomas (exceptuando chino, japonés y coreano). En Estados Unidos este cambio afectó aproximadamente al 12% de las búsquedas, mientras que en el resto del mundo fue de entre el 6-9%. Desde febrero hasta ahora se han estado realizando pequeños ajustes en Panda para mejorarlo y perfeccionarlo.

Panda busca obtener patrones de comportamiento que indiquen si los usuarios están satisfechos o no con las webs que visitan. Para ello utiliza señales como el tiempo que pasa un usuario en una página (tiempo de permanencia), la proporción o ratio de clics (CTR, por sus siglas en inglés), si los usuarios llegan al sitio y se van sin profundizar en otras páginas (tasa de rebote), factores sociales como menciones en Twitter o Facebook, o la velocidad de carga de las páginas. Incluso analizan si un usuario llega desde Google a una página y clica inmediatamente el botón de “atrás”.

Consecuencias de Google Panda

La llegada de Panda  ha supuesto buenas noticias para algunos y malas para otros. Según varias encuestas realizadas a webmasters, los  sitios más “pandalizados” son webs de afiliados, e-commerce y sites de Q&A (Questions and Answers, preguntas y respuestas). Además el 78% no se ha recuperado de Panda  y tan sólo el 5% lo ha hecho totalmente.

Fuente: seroundtable.com

En España, se ha publicado también un ranking  con los más beneficiados y perjudicados por Panda. Existen grandes marcas que han visto caer sus rankings hasta un 60%, mientras que entre los más beneficiados se encuentran varios diarios nacionales y webs con alto contenido original.

Google marca las reglas del juego y continuará evolucionando para  adaptarse a las necesidades de los usuarios y no perder su posición dominante en el mercado de las búsquedas. Esto supone una incertidumbre constante en las estrategias SEO. Sin embargo, la clave es adaptarse a las nuevas reglas con rapidez y eficacia. De momento el lema de Google “Don´t be evil” sigue estando vigente y aplicando el sentido común es fácil llegar a la conclusión de que creando contenido  útil, original, de calidad y de confianza supone tener a Google contento. De lo contrario, el oso Panda vendrá a por ti…

Edurne Benito Antolín
Group SEO/SEM Manager, PRISA Digital

Deja un comentario

MENU
Leer entrada anterior
Vague de solidarité
Hablar de audiencias en Internet y no morir en el intento (II)

Sigamos hablando de medición de audiencias, en el post anterior finalizamos mencionando las herramientas basadas en dos tipos de metodologías:...

Cerrar