Hacer mailing de carne y hueso en 5 consejos

Businessman drawing E-mails concept

Inmersos en la era digital hemos adquirido una serie de comportamientos que hace una década ni siquiera imaginábamos. Pedir comida a domicilio, solicitar un empleo, demandar consulta al médico, ver películas, hacer la compra… las acciones más cotidianas de la vida humana hace tiempo que se han instaurado en forma de app en todos los dispositivos móviles que han emergido en los últimos años: tablets, teléfonos inteligentes, televisiones digitales… Hacer mailing se ha convertido también en una evolución más de la comunicación tradicional entre empresa y cliente. Lo que antes era un boca-a-boca clásico donde el éxito yacía en el buen entrenamiento del correveidile de turno ahora ha madurado hasta permitirnos enviar campañas de email marketing a nuestros suscriptores a través del mail.

Todo eso está muy bien y nos facilita bastante la vida, pero curiosamente la vida es una cualidad de la que no pueden presumir ni las apps ni las máquinas. Sensibilizar tu newsletter es fundamental para mejorar la relación con tus contactos, rodeados de estímulos sin corazón que agradecen muestras de afecto de vez en cuando. No solo es necesario un diseño atractivo o un asunto optimizado para incitar a la apertura del mail, todo eso lo puedes hacer con una buena aplicación de email marketing, también debes involucrar una parte de tu personalidad en la newsletter que envíes para humanizarla. Apúntate estos consejos para que tu próxima campaña conecte realmente con tu público.

1.- Divide y vencerás. Apuesta por la segmentación

Parece obvio, pero a nadie le gusta que le tomen como una muestra entre un millón. A todos nos gusta sentirnos ‘especiales’ en cierto modo, y aunque en el fondo aceptamos que una campaña de mailing no ha sido pensada para nosotros, tenemos que creer que sí lo máximo posible. Una buena manera de empezar a barajar la segmentación es preguntarte lo siguiente: ¿qué quieren mis contactos? No todo el mundo busca lo mismo, por eso debes tomarte tiempo en conocer mejor a las personas que han dado su consentimiento para recibir tus comunicaciones, qué menos, ¿verdad? Recopila todos los datos que tengas de tus clientes, mediante los formularios de suscripción a tu newsletter o, si te faltan, prueba a hacer una promoción o concurso en el que deban incluir algunos datos básicos (nombre, apellidos, zona geográfica, género, hábitos…) pero ve más allá: mediante las analíticas puedes saber dónde se quedan los contactos, cuánto tiempo navegan por tu web, en qué parte de tu newsletter hacen clic más veces… Todo lo que te pueda ayudar a segmentar en pequeños grupos tu base de datos y así enviarles información que, realmente, les importe, valoren y abran para conocer más. Hazme caso: se consiguen más aperturas enviando algo de valor a pocos interesados que un contenido pobre a muchos indiferentes.

2.- Formas y maneras

Depende del sector de actividad de cada negocio pero, por lo general, es mejor tutear a nuestros contactos. Ya bastantes formalidades aguantamos al cabo del día por lo que se agradece, de vez en cuando, un toque de proximidad virtual que nos proporcione nuestro negocio de confianza a través de su newsletter. El lenguaje formal puede ocasionar barreras a un determinado espectro de tus clientes: los jóvenes. Hay muchos factores a tener en cuenta, pero se puede decir de todo en esta vida con buenas maneras sin caer en un lenguaje del siglo XV. Adáptate a los tiempos y apuesta por una conexión lingüística que enganche a tus contactos. Obviamente, siempre con moderación, tampoco estás escribiendo un whatsapp a tu amigo, los extremos no son nunca buenos.

3.- Saludar es de personas educadas que saben hacer mailing eficaz

El típico mensaje de “Información, cliente de x” es un fracaso absoluto. ¿Quién me escribe, el robot de turno? ¿No te enseñaron a saludar? Aunque sea una comunicación virtual, es de todos asumido que hemos de empezar saludando, dando los buenos días o buenas tardes en función de la hora de envío. A esto debe acompañársele un tono adecuado, que nos acerque a nuestros suscriptores pero que tampoco genere desconfianza. Por ejemplo, en sectores de salud o finanzas, a veces las bromas no son bienvenidas, pero siempre se puede encontrar un tono amigable, de tú a tú, que no solo personalizará tu mensaje, sino que también atraerá a tu cliente a conocer más de tu web.

4.- Abre canales de comunicación, aprovéchate de las redes sociales

Si estamos en la era digital no podemos dejar de aprovecharlo. Las redes sociales son el mejor aliado que podemos tener, si bien es cierto que también pueden ser el mayor enemigo si no cautivamos a nuestros destinatarios. Pero pensando en positivo, el hecho de incluir los botones para comparticiones en redes sociales facilita la interacción y el feedback. Tenemos que abrir puertas y ventanas para que nuestros clientes compartan su punto de vista frente a nosotros y que también nos hagan llegar su opinión. En esta línea, es importante tener a disposición del usuario un correo para dudas o preguntas identificable, ya sea un “info@” o “tunombre@”. Olvídate del famoso noreply@ porque eso instaura un clima de comunicación unidireccional que enmudecerá a los contactos.

5.- La firma es el reflejo de la personalidad

¡Cuántas veces hemos leído sobre esto! Si rodeas tu firma, es que eres más perseverante; si no usas letras, es que eres creativo; si marcas con puntos, es que tiendes a ser terco… En fin, dicen que la firma muestra nuestra personalidad y en el email marketing no iba a ser menos. Siempre, pero siempre, hay que firmar la comunicación y dejar claro al destinatario quién es el emisor. Piensa que recibimos muchos emails al cabo del día, bastante supone abrir uno de ellos como para andar adivinando quién lo envió. Usa un nombre verdadero, tendrá un efecto más positivo que emplear “el equipo de X”. Y si ya quieres quedar como el amigo más próximo que encontrará tu suscriptor, prueba a añadir una foto, le dará un toque humano que ninguna máquina podrá rebatir.

Ahora que ya sabes cómo hacer mailing con todas sus letras y que además no parezca emitido por un androide tienes más posibilidades de aumentar la tasa de apertura de tus campañas, pero también de fortalecer un vínculo con el resto de personas que leerán tus comunicaciones. Mantener ese vínculo es complicado, pero con estos consejos, sumado a otras funcionalidades del email marketing lograrás hacer latir el corazón de tus newsletters.


Carlos Cuéllar
Mailify España

2 Comentarios

  • avatar LaCestiadelBebe 4 abril, 2016

    Buen artículo, resumiendo lo principal para llegar al cliente. Gracias!

  • avatar marthaonline 28 marzo, 2016

    Sencillo, pero directo al grano. Buen artículo. Gracias.

Deja un comentario

MENU
Leer entrada anterior
RetinaCiberseguridad_850
Alerta de Ciberseguridad, con EL PAÍS RETINA

La seguridad es una preocupación de todos, nadie sale de casa sin cerrar la puerta o deja el bolso en...

Cerrar