“Ya hemos ayudado a 300 personas a cambiar su forma de ver la vida”

pablogonzálezpola

Cuando se quiere se puede. Pablo González-Pola se dio cuenta de que no había un lugar en Internet donde encontrar un proyecto social en el que colaborar. Él y sus socios decidieron crear HelpUP, una red social que recoge, por una parte, proyectos solidarios de diferentes ONG y, por otra, voluntarios que quieren ofrecer su tiempo y compartir su experiencia interactuando con otros miembros de la plataforma. Los comienzos para una startup siempre son difíciles, más si se trata de una con un componente social, pero Pablo González-Pola, cofundador de HelpUP, lo tiene claro, poco a poco, proyecto a proyecto se puede cambiar el mundo. Las utopías son posibles.

 P-Las redes sociales se han multiplicado en los últimos años. Existen de todo tipo y cada vez más especializadas. HelpUP tiene un componente que la hace diferente y especial: pone en contacto a voluntarios con proyectos de entidades sociales. Es una forma de acercar la cooperación y el voluntariado a la sociedad ¿Cómo surgió la idea?

La idea surgió a finales de 2012 cuando entre varios amigos decidimos unirnos para colaborar en algún proyecto social. Colaborar puntualmente, sin agobios. El problema fue que no encontrábamos nada. Había redes sociales para compartir fotos e información, para cotillear… ¡Hasta para intercambiar medicinas! Pero no había un sitio donde encontrar y luego compartir un proyecto social. Así que nos pusimos a ello muy poco a poco, compaginando nuestros trabajos con brainstormings cuando terminábamos de trabajar y los fines de semana: haciendo estudios de mercado, analizando la posible competencia y realizando miles de planes económicos.

 helpup2P- ¿Qué marca la diferencia entre HelpUP y otras plataformas de apoyo social existentes? ¿Qué os hace especiales?

La diferencia sobre todo es la parte de red social que le queremos dar, que estamos integrando poco a poco. A día de hoy, además de encontrar y apuntarte a un proyecto social, ya puedes comentar ese proyecto, si tienes intención de ir o si ya has ido para conocer a otros voluntarios que estén apuntados o para mantener el contacto a través de HelpUP con las personas con las que has vivido la experiencia del voluntariado.

Esto lo haremos poco a poco, a petición de los usuarios. Es lo que pretendemos, que sea muy participativo todo.

Existen dos puntos que nos diferencian de todos: por una parte, la internacionalidad. No solo hay ONG o fundaciones españolas que suben sus proyectos internacionales, sino también otras que directamente nos contactan desde los países que reciben a los voluntarios para subir ellos sus propios proyectos sin mediaciones. Este hecho dota a la página de una internacionalidad increíble. En menos de seis meses tenemos 160 organizaciones de 20 países diferentes. Ahora hemos traducido la página al inglés ante la demanda de organizaciones de habla inglesa.

El otro punto que nos diferencia es que somos una empresa. No dependemos de ningún órgano de gobierno ni de ninguna institución que nos diga por dónde tenemos que ir o que nos pueda quitar las subvenciones. Tampoco dependemos de ninguna empresa que quiera limpiar su nombre, ni somos una fundación en la que se ralentiza todo. Somos una microempresa que no para de innovar a la velocidad que se mueve el mercado sin tener que dar explicaciones ante nadie, lo que nos da una agilidad que nuestra competencia no tiene.

 P-Hace medio año que arrancó vuestro proyecto emprendedor. ¿Cuál es el balance? ¿Habéis tenido la respuesta de los usuarios y organizaciones que esperabais?

La próxima semana haremos medio año desde que salimos y el balance es muy positivo. Como he comentado antes, 160 organizaciones de 20 países diferentes que han subido más de 200 proyectos a los que hemos mandado a casi 300 voluntarios sin invertir ni un euro en publicidad. Es una locura. El volumen de visitas a la página no deja de subir por todo el mundo aunque, la verdad, al principio estábamos súper agobiados.

Durante el primer mes se registraron cinco organizaciones y pensamos que se nos iba el proyecto, pero en vez de asustarnos decidimos dar un paso adelante y ‘echarnos a las calles’ para conseguir más organizaciones. A día de hoy se registran solas por el boca a boca.

 P-¿Qué es lo que más os ha llamado la atención en este tiempo? ¿Algún ejemplo concreto?

Lo que más nos ha llamado la atención durante este tiempo es que no hemos tenido ninguna ayuda ni de ayuntamientos ni de coordinadoras de ONG ni de plataformas de voluntariado provinciales. De hecho han pasado bastante de nosotros considerándonos competencia en algunos casos. Situación un tanto triste porque nuestra visión es que todo suma.

Sin embargo, la Secretaría de Relaciones Exteriores de México y la de Colombia sí han mandado una comunicación recomendando a todas las ONG de sus países meterse en HelpUP… Situaciones curiosas que solo pasan en España.

helpup

 

P-Vuestro lema es: ’Cambiemos el mundo, proyecto a proyecto’. En principio podría sonar un tanto utópico. ¿Qué habéis logrado cambiar ya?

Sí, suena un poco utópico. Aunque yo diría más bien ambicioso. Pero ¿por qué no? Realmente no sé si habremos cambiado algo. Solo sé que hemos ayudado, por ahora, a 300 personas a encontrar su proyecto y a cambiar su forma de ver la vida. Imagínate cada una de esas 300 personas, cuando ha llegado a su lugar de destino lo que habrá podido aportar para cambiar el mundo. Cuidando niños, reconstruyendo casas, enseñando…

Podríamos decir que hemos aportado una experiencia única a 300 personas que a su vez han ayudado a muchos otros.

P- Ser emprendedor es ya de por sí un reto. Si a esto le añadimos la temática social de vuestra startup y la situación de crisis que estamos viviendo, el panorama se presenta cuando menos complicado. ¿Cómo habéis logrado financiar vuestro proyecto? ¿Contáis con apoyo institucional o privado?

Por ahora lo hemos puesto todo nosotros. Apostamos todos los ahorros que teníamos y nos tiramos a la piscina. La verdad es que en un principio pensábamos autofinanciarnos pero el crecimiento tan rápido que estamos teniendo nos está haciendo buscar financiación y presentarnos a rondas con inversores privados. Pero, por ahora, vamos solos.

 P-¿Cuáles serán vuestros siguientes pasos? ¿Cómo veis HelpUP a medio plazo?

El siguiente paso que vamos a dar es una pequeña inversión en publicidad. Aún no hemos hecho nada de ‘publi’ y queremos ver cómo funciona. Sobre todo centrándonos en el extranjero, en países de habla inglesa.

A medio plazo tenemos previsto asentar el producto, ofrecer al usuario más sociabilidad dentro de la página desarrollando funcionalidades nuevas y sacando una aplicación que ya tenemos pensada.

 P- Si se os concediera un sueño para HelpUP. ¿Cuál sería en estos momentos? ¿Qué es lo que más necesitáis para seguir con esta maravillosa iniciativa?

El fin de la página es descubrir qué problemas existen en la sociedad y unir a la gente para solucionarlos y para eso es necesaria una plataforma que llegue a todo el mundo. Tanto a los que buscan como a los que necesitan ser encontrados.

Actualmente para seguir potenciando la página y la internacionalización de los proyectos necesitamos un empujón financiero y algo de confianza por parte de las instituciones del Estado.

El sueño sería estar completamente desbordados y poder contratar a gente que se quede aquí con nosotros día y noche.

1 Comentario

  • avatar Piluca estrada 30 julio, 2014

    Me encanta vuestra iniciativa, me uñiré a vosotros. Fundacion Dar.

Deja un comentario

MENU
Leer entrada anterior
20140725_foto_tytm
Niños de hoy vs. tecnología de los 80

La nostalgia ochentera triunfa. Cualquier cosa que nos recuerde a aquellos años nos encanta. Sea lo que sea. academic writing...

Cerrar