Innovar: de la idea a la acción

FernandoBotella_850

La innovación aparece en todas las recetas para impulsar el desarrollo empresarial a través de nuevos productos y servicios que supongan una ventaja diferencial frente a la competencia. Ahora bien, ¿cómo se materializa esa innovación? ¿Cómo se consigue ser diferente? Para aclarar algunas dudas, hemos charlado con Fernando Botella, socio fundador y CEO de Think&Action, una consultora especializada en la transformación de las organizaciones y sus profesionales.

 

P- ¿En qué consiste exactamente innovar?

La innovación es una cuestión que tiene que ver con la renovación y la adaptación. A mí siempre me gusta destacar que cuando pensamos en innovación hay que tener presente que de lo que se trata es de desarrollar estructuras que los demás no tienen y que nosotros tampoco teníamos hasta ahora. Esas estructuras se pueden llamar procesos, productos, servicios… lo que quieras. Pero lo importante es que cuando innovamos nos diferenciamos y para ello hay que aportar un valor tanto a la propia organización como a los mercados a los que te diriges. Ese valor es absolutamente necesario para que haya innovación.

La clave está, por tanto, en pasar a la acción. Es el principio de la doble creación, que dice que todo en la vida se crea, al menos, dos veces: una en la idea y otra en la acción. Y si no se crea en la acción, es como si no se hubiese creado nunca. Una vez que tenemos la idea, hay que planificar, comprobar qué funciona y qué no y, sin duda, equivocarse, errar para aprender.

P- Hoy en día, ¿qué papel juega la tecnología a la hora de innovar?

La tecnología es un acelerador de éxito. Se trata de un elemento necesario, pero no es suficiente porque también deben entrar en juego el conocimiento y el talento. Cuando trabajas con tecnología y entras en contacto con el talento, se produce una multiplicación (TxT) que hace que los desarrollos sean más rápidos y además se acelera la llegada a los mercados.

P- ¿Qué cualidades debe reunir actualmente un profesional capaz de innovar?

En estos momentos destacan dos cualidades. La primera es la visión de futuro o la capacidad de soñar, algo que te permite construir nuevas formas de entender el mercado, tu propia empresa o tus propios procesos. Y la segunda, también muy importante, es la necesidad de creer para crear, es decir, estar convencido de lo que se está haciendo para que al final todo conduzca a la acción, a la puesta en marcha que traiga el futuro al presente.

P- ¿Cómo se consigue retener el talento en una empresa innovadora?

En primer lugar, es fundamental que la gente se divierta con lo que está haciendo, puesto que la diversión es uno de los principales predictores de la eficacia. Y, por otro lado, el equipo debe estar integrado y tener conciencia de que trabaja en un proyecto común.

P- ¿Qué factores frenan la transformación de las compañías?

Fundamentalmente, las propias resistencias al cambio. Si lo pintáramos en una ecuación matemática para verlo fácilmente, el cambio sería el resultado de la necesidad de cambiar menos la resistencia. Y esa resistencia puede materializarse en postergación, pereza, la absorción por los asuntos del día a día… Hay que limar todas esas resistencias, pero no hay recetas mágicas para afrontarlo.

No creo en motivar a los demás, sino en la automotivación, es decir, en generar estímulos para que la gente de tu organización esté motivada. En estos momentos es mucho más importante catalizar la automotivación, el autoconocimiento y el autoliderazgo porque todo esto confluye en una voluntad positiva hacia lo que está haciendo cada una de las personas involucradas en un proyecto.

José Ángel Plaza

Equipo de Transformación PRISA

Deja un comentario

MENU
Leer entrada anterior
square geometric seamless pattern
Personajes anónimos: el pintor de píxeles

Los llamados personajes anónimos son esas personas que son famosas sin serlo. No son actores, ni actrices, ni futbolistas, ni...

Cerrar