‘i+U+i’: la fórmula del éxito de Policía 2.0

@policia Carlos Fernández

Durante el V Congreso de Mentes Brillantes, celebrado en Madrid los pasados 13 y 14 de noviembre, pudimos disfrutar de 21 interesantes ponencias en torno a muy diferentes ámbitos. Intervenciones de 21 minutos centradas en educación, medicina, física, astronomía, deporte, política, arquitectura, sociedad, música, fotografía…

Si hay que hablar de un nexo de unión entre tal variedad de ponencias, podemos citar sin duda la creatividad, el esfuerzo y la innovación. Creatividad, esfuerzo e innovación a la hora de replantear el modelo educativo, de buscar soluciones a problemas sociales o políticos, de mejorar la eficacia de los tratamientos médicos o la calidad de vida de los enfermos, de superar las limitaciones físicas, de hacer más eficientes y seguras las ciudades, de preservar la vida en nuestro planeta o de adaptarse a la nueva realidad social fruto de los continuos avances tecnológicos.

Como ejemplo de adaptación a las nuevas formas de comunicación, el congreso contó con la intervención de Carlos Fernández, creador, planificador y máximo responsable del programa de Comunicación, Atención al Ciudadano, Formación y Concienciación en Seguridad de la Policía Nacional de España.

Bajo la denominación “Policía 2.0″, Carlos y su equipo han dado un giro a la forma de establecer la comunicación con los ciudadanos. El máximo exponente de este cambio es su cuenta de Twitter (@policia), que pasó de los 3.000 seguidores en 2010 a aglutinar a 1,21 millones de followers en la actualidad, superando incluso a la cuenta de Twitter de una institución internacional tan emblemática como el FBI (1 millón de seguidores).

@policia carlos fernández

Este cuerpo de seguridad del Estado cuenta también con 210.000 “Likes” en Facebook (Policía Nacional) y su propio canal en YouTube, así como presencia en otras redes.

Las acciones y contenidos desarrollados durante estos años y su repercusión en redes sociales les ha valido el éxito y reconocimiento a nivel tanto nacional como internacional, convirtiéndose en referente en todo el mundo, en especial entre las instituciones públicas.

En palabras de Carlos Fernández, el éxito radica en una correcta aplicación de la comunicación bidireccional, en aportar al ciudadano un nuevo valor, una nueva forma de interacción que despierte su interés por el beneficio y utilidad que le genere. En este sentido, defiende su máxima que denomina “I+U+I” y que define como interés, UTILIDAD e impacto. Sobre todo Utilidad, “por lo que la U siempre debería ser mucho más grande”.

En torno al concepto de utilidad, su objetivo ha sido siempre posicionarse como un referente en todo lo relativo a seguridad ciudadana. Cualquier temática relacionada con estos asuntos tiene su hueco en “Policía 2.0″, aunque en un primer momento pudiera parecer que no pertenecen al ámbito estrictamente policial.

Dentro de este alcance hay lugar para aspectos tan amplios como la información de servicio público, la formación básica en el uso seguro de la tecnología, el fomento de la colaboración ciudadana, la distribución de alertas sobre fraudes, noticias de interés, lucha contra la violencia de género, consejos de seguridad… buscando siempre la utilidad máxima hacia el ciudadano.

Otro aspecto clave es el tono de la comunicación. El lenguaje ha de ser cercano, fresco y directo, en especial en canales enfocados al público más joven. Apoyarse en el humor es un recurso clave que permite alcanzar el impacto necesario y garantizar la mayor difusión del mensaje. Sin duda, el lenguaje llamativo, y en ocasiones algo transgresor, empleado por una organización de carácter serio ha favorecido el enorme éxito en las redes sociales.

Tweets_policia

zombie

Buscar la implicación de caras conocidas es otro recurso muy efectivo al que recurren para difundir sus mensajes.

caras

Risto Mejide, Alberto Chicote, Iker Casillas, Dani Mateo, Cristina Pedroche, Mireia Belmonte, Xabi Alonso o Andrés Iniesta son algunos de los famosos que han prestado su imagen para ayudar a difundir los consejos de la Policía Nacional.

Sin duda sorprende el tono directo y coloquial tan poco frecuente en los estamentos oficiales. A nadie dejan indiferentes algunos de los tweets lanzados desde esta organización, e incluso entre los asistentes al congreso se dejaron oír algunos murmullos ante algunos de los ejemplos mostrados. Es fácil de imaginar que pueda haber gente molesta por el uso de una cuenta oficial del cuerpo de policía para lanzar estos mensajes en tono de broma.

Sobre este particular, Carlos Fernández tuvo claro desde el principio que había que arriesgar. La web 2.0 es muy cruel, y hay que estar abierto a las críticas, la ironía y reacciones de cualquier tipo. Lo que está claro es que los mensajes son así más eficaces en la prevención y concienciación de los ciudadanos.

¿Y cuál es el retorno?… Carlos Fernández considera que si de alguna forma se puede medir el ROI es en función de los resultados obtenidos en materia de colaboración ciudadana. Estos nuevos canales han supuesto un potente apoyo para las fuerzas del estado. Fiel reflejo de este retorno son los resultados operativos tan positivos que genera. Más de 500 detenciones en torno al narcotráfico, ayuda a la localización de fugitivos y testigos, retirada de vídeos de pornografía infantil, lucha contra el ciberacoso, amenazas, phishing o fraude que han sido posibles gracias a la colaboración de los ciudadanos en redes sociales.

Las fotos de fugitivos son retuiteadas miles de veces en cuestión de minutos, y los avisos en materia de tráfico de drogas han sido tan numerosos que se han visto obligados a acuñar el término de “Tweetredada “.

Carlos Fernández, que aclara no es policía (aunque le encantaría serlo), sino un profesional de la comunicación, añade durante su intervención otro gran éxito. El importante impacto mediático alcanzado con estas acciones para una institución, como la suya, que no cuenta con presupuesto para lanzar costosas campañas publicitarias. Gracias a la repercusión de estas acciones consiguen una notoriedad que no tendrían de otra forma.

Sin duda, los 140 caracteres de un tweet han demostrado ser una herramienta muy eficiente para la formación, prevención y concienciación sobre temas relacionados con la seguridad, el servicio público y la colaboración ciudadana.

 

Joaquín Frías

Responsable de Marketing Estratégico de PRISA Brand Solutions

1 Comentario

  • avatar Yolanda 19 noviembre, 2014

    Superinteresante!!!

Deja un comentario

MENU
Leer entrada anterior
Tesla_850_3
Tesla transmedia: cuando a Nikola Tesla le robaron la luz

«El presente es de ustedes, pero el futuro, por el que tanto he trabajado, me pertenece». Esta frase la pronunció...

Cerrar