La evolución de los teléfonos móviles

矢印
Visto 12.732 veces

El largometraje Wall Street: Money Never Sleeps arranca con un gag a cuenta del móvil de uno de los protagonistas, el ex magnate Gordon Gekko (Michael Douglas), que sale de prisión tras cumplir una larga condena por invertir en bolsa según sus peculiares métodos.

Antes de poner los pies en la calle, un alguacil le entrega sus pertenencias: “Unas llaves, un reloj, un anillo, un clip de oro para guardar dinero sin dinero… y un teléfono móvil”. La escena ilustra claramente la imparable evolución de la telefonía móvil en sus casi tres décadas de vida.

Este terminal, que hoy nos hace sonreír por su aparatosidad, fue el primer móvil de la historia. Cuando empezó a comercializarse, en 1983, el Motorola DynaTAC 8000X era un artículo de lujo que se vendía al precio de 3.995 dólares estadounidenses (6.500 dólares de hoy, si tenemos en cuenta la inflación).

El resto de características del aparato que inventó el equipo liderado por Martin Cooper también eran superlativas, de ahí su sobrenombre: ladrillo. El dispositivo pesaba casi un kilo y medía 33 por 4,5 por 8,9 centímetros, pero su batería apenas duraba una hora. No obstante, el éxito fue inmediato: en 1984 se vendieron 300.000 unidades.

Rápida evolución
El siguiente hito en la historia de la industria también vino de la mano de la empresa estadounidense que lideró el negocio en sus albores.

El Motorola MicroTAC revolucionó el sector en 1989 por su diseño innovador: tenía una tapa que se plegaba sobre el teclado. Fue el antecedente directo del no menos exitoso StarTAC, primer terminal tipo clamshell (concha de almeja) con el que Motorola inundó el mercado a mediados de los 90.

Por esa misma época, Nokia introdujo uno de los servicios más útiles de los móviles, los mensajes de texto. El 23 de julio de 1992, un becario de la compañía finlandesa, Riku Pihkonen, consiguió enviar el primer sms entre terminales.

Un año más tarde, IBM inició la era de los smartphones con el modelo Simon, que funcionaba como teléfono móvil, busca, PDA y fax, además de tener pantalla táctil, en lugar de teclado físico.

Especificaciones estándar
Otro de los estándares de la industria, la tecnología inalámbrica bluetooth, se incorporó a finales de la década de los 90, momento en el que también salió a la venta el primer dispositivo de la popular familia BlackBerry, fabricado por la empresa canadiense Research in Motion (RIM).

En 2000 hubo dos novedades reseñables. Por un lado, Sharp lanzó el primer móvil con cámara y pantalla de color (J-SH04) en el mercado japonés; por otro, la también nipona Kyocera presentó el primer teléfono inteligente basado en el sistema operativo Palm, bautizado QCP6035.

El iPhone lo cambia todo
2007 es un año clave en la historia de la telefonía móvil. En una presentación mítica, Steve Jobs mostró la primera apuesta de Apple en este campo: el iPhone.

La gama de smartphones de la marca de Cupertino no sólo es una de las más exitosas comercialmente, sino que ha impuesto buena parte de los estándares de la industria, como la pantalla táctil o el interfaz minimalista.

Hoy en día es prácticamente imposible no reconocer la huella del iPhone en los modelos de la competencia, motivo por el que la firma dirigida por Tim Cook ha interpuesto diferentes denuncias.

Sin embargo, dos hechos platean dudas razonables sobre la posición de privilegio que ocupa la enseña californiana en el sector: la muerte de Steve Jobs y la pujanza del sistema operativo Android, de Google, que gana cuota de  mercado a pasos agigantados gracias a la innegable calidad de los terminales de gama alta fabricados por Samsung, HTC o LG.

Deja un comentario

MENU
Leer entrada anterior
El origen de las buenas ideas

La mayoría de las personas cree que las ideas surgen de modo espontáneo, como sugiere la clásica imagen de la...

Cerrar