Las redes… ¿nos miman o nos vigilan? Siempre nos sorprenden

Twiiter_espía

Desde hace un tiempo venimos viendo cosas increíbles que las redes saben de nosotros. En junio de 2011, una aplicación de Intel nos sorprendió con una visita a nuestro propio museo virtual, donde encontrábamos  a nuestros contactos en Facebook, las fotos que compartimos, los vídeos que nos gustan, las palabras que mencionamos… Todo en un entorno cuidado y atrayente. La aplicación todavía hoy sigue vigente y la encontramos en este enlace.

Durante 2013, recibimos un saludo personalizado en Google. ¡Qué alegría, se acordaron de mi cumpleaños! Y nos sentimos contentos de que nos tengan en cuenta.

felizcumpleaños

Este año el vídeo-regalo de Facebook por su aniversario fue compartido por millones de personas en todo el mundo, generando alegría y alguna que otra rencilla familiar cuando aparecían las fotos de algún que otro “ex”. Las redes nos seguían sorprendiendo con sus propuestas personalizadas.

Hace un mes, y a través de Five Labs, Facebook nos ofrecía un test de personalidad basado en lo que escribimos y publicamos en esa red social. Esta herramienta, basada en un estudio de la Universidad de Pennsylvania, toma nuestras últimas actualizaciones de estado y las categoriza en 5 tipos de personalidad. Aunque no todo termina ahí, porque también nos permite comparar con nuestros amigos y con distintas personalidades del mundo. ¿Divertido? Sí, como muchas otras aplicaciones que nos permiten reírnos de nosotros mismos cuando nos dicen “qué animal serías” “qué color va con tu personalidad” o “qué flor sos”. Pero esto parece un poco más serio. Las redes sociales están monitoreando lo que miramos, decimos o compartimos y esto también puede ser usado con distintos fines. Es entretenido probar estas opciones, pero ¿no les da un poco de temor? Recordemos este vídeo que también tiene que ver con el tema.

Nilda Palacios

Directora de Contenidos Digitales de Santillana Argentina

1 Comentario

  • avatar Anónimo 5 agosto, 2014

    Brutal, no somos conscientes de la huella que podemos dejar a través del uso de las redes sociales, ni de lo que podría suponer esto en un futuro.
    Las conversaciones personales con los amigos o conocidos se van borrando en el tiempo, esto no pasa en la red en la que todo queda registrado.
    Hay que empezar a tener verdadera constancia de ello, y ser extremadamente cuidadoso de todo ello.
    Hay que empezar a pensar en lo que verdaderamente es importante, y los actos o expresiones que se pueden volver contra nosotros.
    Un instante de reflexión siempre es bueno……..

Deja un comentario

MENU
Leer entrada anterior
The Opera Machine
La máquina de hacer óperas

El Royal Opera House de Londres abre sus entrañas con una ingeniosa propuesta: un vídeo interactivo que muestra todo el...

Cerrar