‘LGTBIQ+LIJ’. Literatura infantil y juvenil para visibilizar la sexualidad

LIJ_LGTBIQ_850

A estas alturas todos sabemos que la homofobia es la aversión irracional, prejuicio y discriminación hacia personas homosexuales, lesbianas, transexuales y bisexuales. Precisamente, el Día Internacional del Orgullo LGTBIQ tiene como finalidad transmitir la dignidad de todo ser humano, con independencia de su orientación o conducta sexual.

El psicoterapeuta especialista en sexualidad Alberto González de Pedro indica en un reciente artículo escrito para Loqueleo, la editorial infantil juvenil de Santillana, que el acoso homofóbico se desarrolla como promedio entre los 12 y 16 años, en general de forma diaria y durante años. Además, se caracteriza por la invisibilidad, falta de apoyo familiar, contagio del estigma y normalización y presenta distintos tipos de violencia: verbal, la más habitual, en forma de insultos y burlas; social, en forma de rechazo, exclusión y aislamiento; y física, en forma de agresiones.

González de Pedro también refleja que la persona acosada desarrolla sentimientos de humillación, impotencia, rabia o tristeza, entre otros y proporciona una serie de consejos para que los profesores sepan cómo atajar tanto el acoso a las víctimas de homofobia, como la manera más conveniente de comportarse de cara a alumnos con diversidad sexual.

No hay duda de que una de las mejores maneras de prevenir la homofobia es la lectura, uno de los mejores actos para abrir la mente hacia lo diferente. Son varias las lecturas que podemos recomendar para comprender porque existe la necesidad de seguir reivindicando el Orgullo.

En 2001 Ediciones la Tempestad publicó un cuento con protagonistas masculinos en el que se trata una relación homosexual, El príncipe enamorado de Carles Recio. En el cual y durante el reinado de Jaime II,el príncipe Jaime se enamora, sin que le importe romper con todas las barreras de su clase social, sexo y religión, de Karim, un sirviente suyo musulmán. Ello desatará las iras de parte de su familia que lo quiere ver casado con una princesa por la que Jaime no siente ningún afecto. Se trata de un cuento para niños y un modelo de tolerancia y pedagogía.

Resultado de imagen de El príncipe enamorado de Carles Recio

La editorial SM publicó en 2002 la novela de Alberto Conejero, El beso de Aquiles, para público juvenil. En el libro Jonás es un joven escritor de Gijón que se traslada a Madrid con su madre, dejando atrás su vida anterior. Tendrá que adaptarse a la nueva ciudad y conocerá a Carlos y Ana, sus nuevos amigos. También tendrá que enfrentarse a sus prejuicios xenófobos y aprender a aceptar la orientación sexual de cada cual. La segunda parte del libro es un análisis sobre la homosexualidad con todo tipo de información y documentación.

En cuanto a la homosexualidad femenina, en 2003 se publicó Paula tiene dos mamás de Léslea Newman y La princesa Ana de Luisa Guerrero, ambas con protagonistas lesbianas, que además se adaptó al teatro en 2010. Por esta obra la Compañía Tarambana ganó en diciembre de 2010 el premio Sal a escena contra la discriminación del Ministerio de Sanidad, Política Social e Igualdad español.

Imagen relacionada

Compañía Tarambana en la adaptación teatral de “La princesa Ana”, de Luisa Guerrero.

También en La princesa Li, de NubeOCHO y Egales editorial, se reivindica el amor entre mujeres. Está escrito por Luis Amavisca e ilustrado por Elena Rendeiro y tiene formato de cuento tradicional de princesas. Sin embargo, la protagonista no quiere a los príncipes que le busca su padre. Ella está enamorada de otra mujer.

El fuego en el que ardo (2016) del autor sevillano Mike Lightwood y su novela hermana, El hielo de mis venas, tratan el tema del acoso escolar homofóbico, la aceptación, así como los primeros romances y encuentros sexuales entre chicos. Posteriormente publicó La estrella de mis noches, un spin-off que trata sobre el romance de dos chicos que se reencuentran tras varios años. Más recientemente, Lightwood ha publicado Biónico, una novela de ciencia ficción de corte futurista donde la mayoría de personajes son LGTB.

LYJ_LGTBI_02Otro autor destacado es Nando López, que también trata la homosexualidad y la homofobia en el ambiente juvenil. Su novela, La edad de la ira, resultó tercera finalista en el Premio Nadal de 2010. En ella, y con formato de investigación o reportaje, un periodista va recopilando distintos testimonios para reconstruir las circunstancias personales que pudieron llevar a un adolescente a cometer un terrible crimen doble. La crítica destacó de esta novela el valor de la obra al afrontar asuntos polémicos como la homosexualidad en la adolescencia, el acoso escolar o la situación de la educación pública en España. Posteriormente, en 2018, publicó Nadie nos oye, de la editorial Loqueleo. Una novela perteneciente al género de la literatura conocida como “juvenil adulta” (o “young adult”), planteada como un thriller, cuyo punto de partida es el asesinato de un adolescente, en ella se abordan cuestiones como la violencia machista, las agresiones sexuales o la homofobia interiorizada.

LIJ_LGTBI_03Para abordar el respeto por la sexualidad como algo cotidiano y a una edad más temprana, a partir de 8 años, está el libro de Anne Fine, Billy y el vestido rosa, de Loqueleo. Una mañana, Billy se despertó convertido en una chica. Su madre le puso un vestido y lo mandó al colegio. Se trata de una historia única que desmonta muchos de los prejuicios que todavía persisten en nuestra sociedad.

De la misma manera, Mi primer amor, publicado originalmente en Hungría y escrito e ilustrado por Brane Mozetič, narra en tono autobiográfico su inocente amistad, cuando tenía seis años, con otro niño de su clase de parvulario. Una amistad que choca de frente con la homofobia de sus profesoras, que ante sus gestos de cariño deciden separarlos.

LYJ_LGTBI_01Familia es otro de esos relatos que reivindican el amor del colectivo LGTBIQ y de las familias diversas. Sus autoras son las creadoras de Oh! Mami Blue, una cuenta que arrasa en Instagram. En el libro nos presentan 16 modelos de familias diferentes, entre ellas varias formadas por parejas homosexuales.

Por otra parte, Carla nos es Carla, sino carlos es un proyecto en busca de crowdfunding creado por la docente Alba Alonso, que pretende normalizar  la vida cotidiana y escolar de los niños y niñas trans. Este cuento para niños se integra dentro de un proyecto mucho más grande llamado Realkiddysque lucha por la igualdad de género desde la propia infancia e integra también temas como la coeducación, los estereotipos de género, el bullying de género o la violencia de género.

Estos autores han sido algunos de los primeros en aplicar la normalidad de la orientación sexual a la narrativa actual dentro de la literatura infantil y juvenil, pero afortunadamente hay muchos más. Librerías especializadas, como Cómplices, reflejan un amplio catálogo proveniente de numerosas editoriales.

En definitiva, se trata de normalizar que en la narrativa aparezcan personas de distintas inclinaciones sexuales y que todo resulte tan natural como lo ha sido hasta hace poco la heterosexualidad.

>> Foto principal: Pexels/Sharon McCutcheon.

Deja un comentario

MENU
Leer entrada anterior
PodiumStudios_850
Nace Podium Studios: “recupera las manos, recupera la mirada”

El consumo de audio digital sigue con una tendencia creciente y los nuevos dispositivos amplificarán aún más este consumo. Momento...

Cerrar