Los 8 mandamientos para no acabar en la bandeja de spam

spam email

Hay tres tipos de personas que intercambian mensajes de correo electrónico. Sólo una de ellas se dedica a mandar emailing. De las otras dos, una somos los ciudadanos de a pie que enviamos emails a amigos, familiares, profesores, pareja… Y la otra que nos queda, son los spammers.

El envío de mails masivos te pasa directamente al nivel de usuario que trabaja para enviar comunicaciones a una serie de contactos acerca de sus productos y/o servicios. En este nivel corres el riesgo de hacerlo bien con una aplicación de mailing profesional o de sucumbir a una mala praxis que convierta tus newsletters en correo basura. Toma nota, porque te voy a enseñar los 8 mandamientos sagrados que debes evitar para no colarte en la bandeja de spam:

1) No robarás… contactos de bases compradas.

Grábate este mandamiento en la cabeza porque una parte fundamental a la hora de mandar emailing son los contactos, ¡pero los contactos propios! Muchas personas, con ansias de jugar a ser Dios y estar en todas partes, se dedican a comprar bases de datos para realizar envíos masivos a miles de contactos.

Este es uno de los mayores pecados porque, aparte de ser ilegal enviar información comercial a personas que no han dado expresamente su consentimiento, te estás ganando a pulso la etiqueta de spammer.

Imagina que, por gracia divina, te llega a tu correo un email de una empresa que no conoces, que no entiendes lo que te ofrece, que no estás interesado… demasiados noes que se acumulan y ¿el resultado? sentirse incordiado por esa marca y enviarla directamente a la basura.

Overloaded Mailbox

2) No consentirás contenidos impuros.

Precaución con las palabras que escoges tanto para el asunto como para el contenido de tu newsletter. ¿Dónde suelen aparecer las palabras “viagra”, “sexo”, “solteros”, “satisfecho”? Generalmente, este tipo de mensajes los encontremos en la carpeta de correo no deseado.

Hay una lista considerable de palabras a evitar si queremos ocupar un buen sitio en la bandeja de entrada de los destinatarios. Saber escoger los términos que comunicarán nuestro mensaje es primordial no solo para llamar la atención del destinatario sino también para pasar los filtros antispam de los servidores de correo electrónico.

Si tienes que incluir el símbolo del “euro”, anunciar una “oferta especial” o una “última oportunidad” de compra, te recomendamos crear una imagen explicativa con estos datos e incluirlos en el cuerpo de tu newsletter. Así, evitarás problemas y no parecerás una simple propaganda.

3) No darás falsos testimonios para mandar emailing.

Con la cantidad de virus que circulan por el ciberespacio junto a la enorme cifra de casos de phishing que se da en la red, las personas abrimos los emails que conocemos, que nos resultan familiar y que identificamos fácilmente.

Olvídate de los nombres falsos cuando envíes tus newsletters. El emisor tiene que quedar rápidamente identificado por el destinatario, por ello lo que recomendamos es que utilices tu nombre propio, seguido del nombre de tu empresa.

Además de esto, manda al infierno cualquier dirección que contenga un servidor de Yahoo!, Gmail, Outlook o cualquier otro proveedor, envía tus mensajes con tu dominio propio, ganarás en confianza, reputación y seriedad.

4) Honrarás a tus imágenes y a tus textos.

No te dejes seducir por la manzana de los gráficos. Lo importante de una newsletter efectiva es que mantenga un equilibrio entre imágenes y textos para dar al destinatario la información suficiente y relevante.

Un correo cargado de imágenes es contraproducente para el futuro de tu newsletter. Sin textos, los filtros antispam lo identifican como algo negativo. Además, si cargas tu comunicado con demasiados archivos, acabarás aumentando el peso del correo y evitando que llegue a la bandeja de entrada.

Si necesitas compartir archivos con tus destinatarios, recurre a imágenes con links que redireccionen a los lectores hacia otras páginas externas donde puedan ver o descargar esos archivos y/o imágenes extra.

5) No matarás… a tus contactos de irrelevancia.

No creas que si envías cualquier tipo de información a cualquier tipo de contacto ellos se van a conformar y van a poner la otra mejilla para seguir recibiendo contenido que no les interesa.

Actúa en función de los gustos de tus destinatarios. Para ello, es necesario que conozcas sus gustos, sus hábitos, qué quieren y qué buscan de ti.

Lo mejor que puedes hacer para indagar entre tus contactos es enviarles una encuesta preguntándoles por sus actitudes y gustos, es una buena idea para acercarte a tu audiencia.

Si recurres a envíos masivos ofreciendo información irrelevante a los receptores, ellos mismos serán los encargados de desterrarte del Edén de la bandeja de entrada y mandarte al inframundo del spam.

Paper balls in a bin

6) No usarás el enlace de baja en vano si quieres mandar emailing.

Recuerda que es ilegal tanto enviar información comercial a contactos que no te han dado permiso como no incluir el enlace de baja en la newsletter.

A nadie le gusta que lo abandonen, pero quizás la tierra prometida para algunos contactos no está en tu base de datos. Salirse de una suscripción es totalmente comprensible y no solo debemos no enfadarnos sino facilitar la salida.

Para ello, recomendamos actuar con simplicidad. Puedes incluir un texto tipo “recibes este mensaje porque estás suscrito a esta newsletter, para darte de baja pulsa aquí” que redireccione con una página para confirmar la salida. ¡Nada más! No multipliques los panes, los peces y las encuestas de ¿por qué te vas? porque lo único que conseguirás en enfadar al destinatario y que se vaya con un mal sabor de boca.

7) Amarás al Responsive Design sobre todas las cosas.

Este anglicismo es tu divinidad y te debes a ella. Un porcentaje importante de los emails se abre a través de un dispositivo móvil. Si tus plantillas newsletters no cuentan con un diseño responsable que se adapta a los formatos de pantalla de cualquier dispositivo, el mensaje no se leerá correctamente fuera del ordenador.

Mandar emailing sin contar con esta adaptabilidad te haría perder casi a la mitad de tu audiencia, y eso es algo que no nos podemos permitir.

Spam_mailify_03

8) Santificarás las fiestas, las estaciones, los eventos, las newsletters…

No se trata tanto de enviar una oferta de bebidas espirituosas a tus destinatarios sino más bien de aprovechar las festividades para consagrar la bandeja de entrada de tu público.

Enviar con demasiada o poca frecuencia trae problemas igualmente y es algo que el tiempo y tu audiencia te confirmará. Lo que podemos afirmar es que hay ciertas épocas del año donde debes mantener feedback con tus contactos. Día de los enamorados, Día de la madre, Navidad, campaña de primavera… son algunos de los días clave para enviar una campaña de email marketing.

Ahora que comulgas con los 8 mandamientos, estarás alejado de las garras del spam si aplicas estos consejos en tus newsletters. Revisa, modifica y haz pruebas de cada mensaje que quieras enviar para que el contenido esté lo más depurado posible y alcance el paraíso terrenal del inbox.


Carlos Cuéllar

Mailify España

1 Comentario

  • avatar Mailing masivo 17 abril, 2017

    Buenos consejos. Muy interesante.
    Sobre el último punto, lo que a mi mejor me ha funcionado es enviar los mailings coincidiendo con las festividades, pero hacer descuentos y promciones en las fechas “entre” festividades, para destacar de la competencia.

    Un saludo!

Deja un comentario

MENU
Leer entrada anterior
Retina_850
“Queremos convertirnos en el espacio de referencia en torno a los negocios digitales”

Estos días, concretamente el 10 y 11 de mayo, tendremos la posibilidad de asistir a un encuentro imprescindible para los profesionales llamados...

Cerrar