Panorama de la radio musical 2016-17

On air scritta registrazione

El año 2016 nos ha mostrado cómo algunas de las tendencias que ya se visualizaban en años anteriores siguen sin acabar de resolverse. Quizás porque su solución es dinámica y lo que sirve para un año, ya no sirve exactamente para el otro. Me refiero en este caso, a cómo la música, los medios y la distribución de contenidos están resolviendo su negocio. Lo importante aquí es el consumidor, que está utilizando diferentes medios para llegar a la música, y por lo tanto, su disponibilidad de tiempo se reparte entre todos ellos. Ya tenemos aquí un primer dato: baja el tiempo medio de escucha del consumidor para cada soporte.

Mischpult eines DJ, DJ Pult

Las implicaciones de esto son graves, pues en los modelos publicitarios tradicionales, las probabilidades del impacto de un anuncio depende precisamente de ese tiempo medio de escucha. Por otro lado, los famosos ad-blockers han provocado que un 86% de los millenials se salten todo tipo de publicidad online, según un estudio de ORC International.  Claro, con todo esto ya muchos anunciantes están probando otras fórmulas para mostrar sus marcas, llegando algunos de ellos a configurarse como generadores de sus propios contenidos.

En cuanto al modelo de pago por suscripción de los servicios de música, sigue creciendo en usuarios y en ingresos, pero la repartición de esos ingresos sigue sin permitir que esas empresas ganen dinero.

Woman listening music from a tablet Device connected

Por último pero no menos importante, tenemos la radio musical, que está siendo amenazada por todo este entorno. La radio ya trabaja desde hace algún tiempo en perfilarse como un medio validador de música, donde con una mezcla interesante de canciones, contenidos relacionados y entretenimiento le permite seguir siendo la que marca la tendencia, la que descubre nuevos talentos y promociona actividades que unen al consumidor con sus artistas. Eso sí, abriendo frentes que hasta ahora no eran tan evidentes para ella, como son la distribución digital, la movilidad y el video. La radio ya debe verse además de escucharse.

En el 2017 nos espera un trabajo complejo y lento. Deberemos profundizar en el branded content, aprendiendo a integrar contenidos y marcas; nos tocará tener perfiles más audiovisuales, a pesar de ser un medio de escucha; habrá que trabajar en la innovación para generar contenidos propios que respondan a la demanda; y por supuesto, lo más difícil, seguir adaptando nuestras estructuras y negocios para lograr ser un solo medio con diferentes canales, evitando querer ser un medio para cada canal.

Debemos creer en el camino y en nuestros profesionales, aunque las respuestas a todo esto puedan parecernos menos rápidas que lo que quisiéramos.


Jordi Finazzi
Director de radios musicales en América, PRISA Digital

Deja un comentario

MENU
Leer entrada anterior
Unicef_Beckahm_850
El cuerpo de Beckham contra la violencia infantil

En estas fechas navideñas solemos ver muchas veces cuerpos fornidos y atractivos en las decenas de anuncios de perfumes que...

Cerrar