Periodismo digital, sí se puede (ya)

Periodismo digital

Uno espera  -en una cita como es el Congreso de Periodismo Digital celebrado la semana pasada en Huesca- verse rodeado de reporteros frikis conectados a tabletas o a móviles de tercera generación y escuchar las conferencias casi en HTML. Pero este año, aunque lo primero se ha cumplido, el lenguaje más utilizado ha sido el de la economía.

Y es que, si en ediciones anteriores -y con esta ya van dieciséis- el idioma de este congreso era el de la crisis y el lamento, este año se ha dado paso, por fin, al de la supervivencia y al sí se puede.

Difícil, pero posible. La buena noticia de Huesca es que las grandes ideas que siempre hemos conocido en una cita como esta, ahora llegan con las etiquetas de viables, rentables y hasta prósperas. Así que una de dos: o algo se mueve o algo hemos aprendido ya los periodistas en el mundo digital. Apuesten por lo segundo.

Los proyectos están dejando de ser proyectos, las famosas startups ya han despegado y tienen que cambiar de nombre porque ahora son negocios periodísticos rentables. No para tirar cohetes, es verdad, pero al menos se acabó el tiempo de los grandes balances en el mundo del periodismo y ha llegado el de la alternativa a lo tradicional por la puerta, siempre abierta, de Internet. Y se puede vivir de ello.

A los tradicionales ejemplos de éxito en la red como eldiario.es, le llega ahora la competencia de El Español, la iniciativa de Pedro J. Ramírez que nace con mucho más que un pan debajo del brazo: la suculenta indemnización del periodista de El Mundo, once millones de euros, es la base de este proyecto digital que verá la luz en seis meses. Una cifra ya de por sí importante que además han redondeado poniendo en marcha una campaña de crowdfunding no ya para captar más economías –no les hacen falta- sino para fidelizar socios y suscriptores convirtiéndolos en accionistas, parte ligada al proyecto periodístico que se alumbrará en menos de medio año únicamente en el mercado online. Un tuit en la medianoche más mediática del año, el pasado 1 de enero, sirvió de anuncio para lo que viene. El 11 de enero nació el blog y poco después sobre esta mesa virtual de un diario que todavía no existe habían llegado 6.000 currículos. Así funciona Internet.

En el Congreso de Periodismo Digital de Huesca nos hemos dado cuenta de que siempre hacen falta nuevas ideas, pero más todavía renovar las que ya aplicamos cada día en el ejercicio de nuestra profesión. Y esto, hoy, ya no se cuece en las redacciones, sino en los laboratorios.

En el Confidencial.lab –el laboratorio de innovación del diario digital El Confidencial-  eliminan entradillas, modifican subtítulos y prueban sin parar nuevas narrativas para contar las historias de siempre. Es el área de innovación de un diario que, en Internet, se ha convertido en el tercer medio más leído de España, detrás de otros impresos más tradicionales que ocupan los primeros puestos de la OJD. Acaban de rediseñar la página de su portada, desde la que cada día dan la bienvenida a sus lectores e intentan atraparlos para ir más allá.

DN Lab

DN LAB es el laboratorio de un diario más que centenario, el Diario de Navarra. Ellos intentan mejorar el periódico desde dentro, pero como contaba su responsable, Alfredo Casares, “desde un lugar físico y mental diferente”. La innovación periodística aquí se viste con muebles de Ikea, se forra con grandes pizarras blancas en las paredes para no perder ni una idea y se llena con colaboradores que llaman aliados y que vienen desde áreas tan dispares como las telecomunicaciones, la docencia, el diseño o el periodismo. Dice Casares que les inspira “lo multidisciplinar” y anuncian nuevo producto periodístico para el próximo mes de mayo. No da muchas pistas, pero sí suficientes: “Será móvil y será para jóvenes”.

En los laboratorios de innovación periodística se le hinca el diente al periodismo de datos que permite el fenómeno de la transparencia, a las narrativas audiovisuales también en medios escritos, los mapas, la geolocalización y se piensa en nuevos proyectos, startups que piensan periodistas y dirigen –atención- sociólogos.

Pero “el verdadero poder te lo da el querer porque no todo el mundo quiere hacer cosas nuevas”. Gran verdad que proclama el responsable navarro de este laboratorio. La completa otro axioma de su compañero de mesa redonda, Alejandro Laso, director de Innovación y Estrategia de El Confidencial, que remarca que nos podemos inventar y renovar muchas cosas, pero “sin chicha no hay dicha”. Que nadie pierda de vista en medio de tanta innovación que, en periodismo, lo importante sigue siendo la noticia.

EL PERIODISMO DIGITAL ES EL PERIODISMO

El presidente de la Asociación de Periodistas de Aragón, José Luis Trasobares, es de verbo rápido, afilado y preciso y cuando en la apertura del congreso empezó con esta frase: “el periodismo digital es el periodismo”, fue toda una declaración de principios. Porque a veces –demasiadas- apuntamos con el dedo a la luna, pero nos quedamos mirando el dedo o bien tanto árbol digital no nos deja apreciar el bosque.

La conferencia inaugural de Arsenio Escolar, editor del diario impreso y gratuito 20 minutos, nos bajó a la tierra y nos ancló al suelo, donde todos debemos estar para contar la realidad, y nos propuso “meternos el dedo en el ojo a nosotros mismos” con preguntas incómodas que, para variar, no se destinan como dardos a los poderosos, sino que van dirigidas a nuestra propia diana.

periodismo_digital

“¿Dónde estábamos los periodistas cuando, hace diez años, nos parecía que todo iba tan bien?”. ¿Se ha cumplido aquella profecía de Noam Chomsky que alertaba del peligro de que el periodismo acabaría convertido en una industria de relaciones públicas? Ahora, dice Escolar, “nos hemos puesto todos en la cabecera de la manifestación, pero deberíamos exigirnos lo mismo que exigimos a los políticos”.

Para ello propone un decálogo tan ambicioso como particular, diez mandamientos de la ética y la honorabilidad llevados al extremo que más duele: el del bolsillo de los medios de comunicación.

El primer mandamiento consiguió arrancar los aplausos del auditorio del palacio de Congresos de Huesca: No a las ruedas de prensa sin preguntas. ¿Hasta cuándo vamos a tragar con estas malas prácticas que impiden el derecho a la información de los ciudadanos? No, también, a las comparecencias institucionales que se despachan con notas de prensa prefabricadas en los gabinetes e impiden realizar cualquier otro trabajo al redactor. “Hay que acabar con esto”, exigió Escolar.

Lo mismo que con las dádivas y los regalos, “cuidado con los viajes institucionales pagados por aquellos a los que precisamente tenemos que vigilar”, empresas, partidos, gobiernos o toda clase de instituciones públicas. Ni regalos ni, y aquí llega lo más espinoso, publicidad institucional opaca, ni subvenciones o ayudas públicas opacas.

Escolar denunciaba que “nadie ha querido meter en la Ley de Transparencia –ni siquiera algunas asociaciones de la prensa- las ayudas o la publicidad institucional a medios de comunicación”. Tampoco ha sido posible un censo de subvenciones “que evite criterios execrables” como el de “dar de comer a los míos” y haga públicos “pesebres”  y “amiguismos políticos”. ¿Cómo podemos exigir transparencia –se lamentaba Escolar- si luego no la aplicamos en nosotros mismos?

Arsenio Escolar fundó hace quince años el diario gratuito 20 minutos y a través de estas páginas sin opinión ni apenas editoriales critica el periodismo de doctrina y de sermón. También pide acabar con el estereotipo de que todo lo impreso es antiguo y todo lo digital es bueno y excelente. En ambos canales, asegura, se hace buen o mal periodismo. Y en ambos pidió, sobre todo a los jóvenes periodistas que se incorporan a la profesión, “mejorar el español, cuidar el castellano, la principal herramienta de nuestro trabajo con la que tenemos una obligación pública”.

______________________________________________________________________________________

Eva Pérez Sorribes

Directora de Contenidos de Radio Zaragoza-Cadena SER

Deja un comentario

MENU
Leer entrada anterior
CustomerMedia
Los #customermedia, el nuevo ecosistema de los medios

En apenas unos pocos años un grupo de medios nativos han sido capaces de reinventar el futuro del sector. Se...

Cerrar