Periodismo en tiempos de Twitter

periodismoTwitter_850

Es claro que Internet y las redes sociales están impactando en la prensa y la industria de noticias, dándole nuevas herramientas y posibilidades, pero trastornando también los flujos de información y la naturaleza del trabajo periodístico.

Un estudio publicado recientemente por el International Journal of Communications, “The Revolutions Were Tweeted: Information Flows During the 2011 Tunisian and Egyptian Revolutions” (reporte completo disponible en PDF), revela de qué manera están funcionando algunos de estos cambios.

Los medios tradicionales han adoptado Twitter, tanto para aprovechar las fuentes en el terreno, como para distribuir rápidamente sus actualizaciones, amplificando y fortaleciendo su alcance e influencia, especialmente para eventos críticos, como los levantamientos de la “Primavera árabe”.

La red social efectivamente está jugando un “rol clave en la amplificación y difusión oportuna de información a través del mundo”. Pero la dinámica de producción, distribución y reproducción de información se ha visto trastocada.

Según la investigación, centrada en cómo se utilizó Twitter durante las revueltas de Egipto y Túnez, los medios tradicionales siguen desempeñando un papel clave en la diseminación de noticias durante eventos de este tipo. Pero también bloggers y activistas prominentes se han revelado como conductores cruciales de información.

El estudio, que involucró investigadores del Web Ecology Project, Gilan Lotan, de la red de bloggers Social Flow, y la socióloga e investigadora senior de Microsoft Danah Boyd, revisó en primer lugar el origen de las informaciones difundidas. Distinguiendo si provenían de activistas, medios de comunicación, periodistas, bloggers o celebridades, analizó el alcance de cada uno de estos roles, examinando cómo el mensaje fluyó de una fuente a otra.

Una de las conclusiones que más ha llamado la atención de este análisis de influencia, es que, aunque los grandes medios de comunicación tienen una fuerte presencia en Twitter y algunos cuentan con millones de seguidores, las cuentas personales de periodistas fueron mucho más seguidas y ‘retuiteadas’ por otros, que las cuentas oficiales de los medios para los que trabajan.

Cuentas personales mejor que oficiales

El paso de la “era de los medios masivos”, a la “era de la red de medios”, ha implicado una evolución en la recepción de informaciones, hacia esquemas más participativos y una relación que pretende ser más “cercana” y “personal” con las fuentes.

No gratuitamente estas redes se denominan “sociales”: se trata de personas que quieren comunicarse e intercambiar información con otras personas, por lo que sus usuarios prefieren las noticias emitidas por gente real, en lugar de las publicadas en las cuentas de medios masivos, a cargo de los empleados anónimos.

En este sentido, el análisis de más 160 mil ‘tuits’, emitidos de entre el 12 y el 19 enero de 2011, con los hashtags “#sidibouzid ” o ” #Túnez”; y más de 200 mil publicados entre el 24 y el 29 de enero de 2011, con los hashtags “# Egipto” o “#jan25″, develó cómo el contenido de Twitter está siendo recibido, dependiendo de quién lo esté ‘tuiteando’.

Bloggers, periodistas y activistas fueron las fuentes más destacadas durante las revueltas, representando, en conjunto, el 43% de las cuentas difundiendo información acerca de Egipto y el 44% de las que ‘tuitearon’ acerca de Túnez, frente a sólo el 7% correspondiente a las cuentas de medios de comunicación en ambos países. (Ver gráfica).

El estudio profundizó en el grado de interacción generado por cada uno de los roles, analizando el número promedio de respuestas que consigue un ‘tuit’.  La tendencia se repitió, las cuentas de medios de comunicación obtuvieron, en promedio, 16 ‘tuits’ de respuesta, mientras que los periodistas individuales lograron un promedio de 22 respuestas.

De hecho, a pesar de que las organizaciones en general ‘tuitean’ más frecuentemente y tienen más seguidores, los medios sólo lograron superar a investigadores, activistas y bots en número de respuestas. Mientras que las cuentas que recibieron mayor número de feedbacks fueron las de celebridades, con un promedio de 63, y la de los actores políticos, con 55.

Observando el “sub-flujo” de información, el reporte mostró también que periodistas y activistas sirven principalmente como “fuentes clave” de información, mientras que bloggers y activistas tienden a ‘retuitear’ contenido, por lo que funcionan como “routers”, ‘enrutadores’ de contenido.

El negocio de las noticias puede ahora lucir más o menos caótico, al estar compuesto por miles de voces, en lugar de sólo unos pocos prominentes, que contaban con las herramientas para ser oídos.

No obstante, el surgimiento de lo que algunos han llamado “periodismo en red” también ha abierto otras áreas de crecimiento, como lo relacionado a las “curated news”: servicios de verificación, selección y redistribución de noticias, provenientes de miles de fuentes –incluyendo el usuario–, que son re-publicadas y distribuidas a través de herramientas como Storify, para presentar un panorama coherente de lo que sucede en el terreno.

Deja un comentario

MENU
Leer entrada anterior
futurista
Conéctate a un nuevo año digital

Dejamos atrás un año donde el influjo digital ha quedado patente en todos los sectores de la sociedad, y más...

Cerrar