¿Qué pueden hacer las empresas y organizaciones por el clima (ODS 13) para alinearse a la COP25?

ODS13Empresas

Madrid acoge del 2 al 13 de diciembre la COP25 en IFEMA, Feria de Madrid. La conferencia tendrá lugar bajo la Presidencia del Gobierno de Chile y se realizará con el apoyo logístico del Gobierno de España.

Durante doce días cerca de 25.000 representantes de 200 países, incluidos jefes de Estado y Gobierno, organizaciones ambientales, empresarios y científicos, llegarán a Madrid para alcanzar compromisos más exigentes y ambiciosos para controlar la temperatura del planeta y las emisiones de gases de efecto invernadero. Bajo el lema ‘Time to Action’ se pretende preparar el terreno para que los países presenten a comienzos de 2020 contribuciones a la lucha contra el cambio climático, en el marco del Acuerdo de París, más ambiciosas que las actuales. Es imperativo que esta reunión se produzca porque las medidas deben ponerse en marcha en enero de 2020.

La Red Española del Pacto Mundial, de la que PRISA es socio y miembro del Comité Ejecutivo, tendrá presencia permanente en el evento y se encargará, entre otras cosas, de promover que empresas e instituciones integren en su estrategia los 17 Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS), que marca la ONU para la Agenda 2030. Precisamente es el ODS 13, Acción por el clima, que además está conectado con los  Principios: 7, 8 y 9 del Pacto Mundial, el tema primordial de la cumbre COP25.

¿Cómo pueden las empresas contribuir al ODS 13?

Las consecuencias del cambio climático pueden ser irreversibles, si no se toman medidas urgentes. Tenemos a nuestro alcance soluciones viables para que los países y empresas puedan tener una actividad económica sostenible frente al cambio climático, pero se necesita una mayor voluntad para frenar el aumento de temperatura.

El sector privado juega un papel protagonista a la hora de introducir el cambio climático en sus políticas, debiendo establecer estrategias para reducir sus emisiones de CO2 a la atmósfera, impulsando las energías renovables en detrimento de las fósiles en sus actividades, invirtiendo en I+D+i para desarrollar innovaciones tecnológicas más sostenible y menos intensivas en emisiones y trabajando coordinadamente con la comunidad internacional para alcanzar los compromisos mundiales en materia de cambio climático.

La Red Española del Pacto Mundial ha marcado una serie de acciones con las que las empresas pueden contribuir de diferentes maneras al ODS 13. Incluso hay determinadas organizaciones cuyo núcleo de negocio está más directamente ligado a este Objetivo, como las del sector energético o las del sector industrial. No obstante, todas las empresas, independientemente de su sector, pueden tomar medidas para contribuir a este ODS. Es una situación única para cambiar los negocios y convertir los riesgos climáticos en oportunidades climáticas.

• Acciones en el ámbito interno de las compañías:

  • Incorporando el cambio climático en la cultura empresarial integrándolo como pilar clave en la estrategia de la compañía.
  • Midiendo la huella de carbono en todas las actividades de la empresa y extendiéndola a su cadena de suministro para establecer objetivos públicos de reducción de emisiones a corto y largo plazo.
  • Compensando sus emisiones de CO2 a través de proyectos de reforestación.
  • Elaborando políticas y planes de actuación contra el cambio climático en línea con el Acuerdo de París.
  • Invirtiendo en adaptación climática para limitar las consecuencias del cambio climático y obtener beneficios no sólo ambientales sino también económicos a través de la innovación.
  • Formando a empleados, proveedores y al resto de grupos de interés en la lucha contra el cambio climático, para capacitarlos en sus puestos y concienciarlos entorno al fenómeno.
  • Llevando a cabo un análisis de riesgos y oportunidades del cambio climático en toda la cadena de valor.
  • Incluyendo acciones de mitigación y adaptación al cambio climático en sus planes de acción.
  • Invirtiendo en tecnología para la captura y almacenamiento de carbono.
  • Fijando un precio interno del carbono como herramienta de gestión.
  • Implantando sistemas de gestión ambiental certificados.
  • Disminuyendo gradualmente el uso de combustibles fósiles en las operaciones de la empresa y sustituyendo su uso por el de fuentes de energía renovable.
  • Invirtiendo en tecnologías más sostenibles y menos intensivas en la emisión de carbono e introducirlas progresivamente en las actividades e instalaciones de la empresa.
  • Fomentando la movilidad sostenible de empleados, proveedores y en la distribución de productos y servicios, para reducir emisiones provocadas por el transporte terrestre, aéreo y marítimo.
  • Estableciendo criterios de eficiencia energética, uso de energías renovables, reducción de emisiones y resiliencia a los desastres climáticos en los edificios e instalaciones de la empresa.
  • Introduciendo criterios de economía circular en las actividades de la empresa, utilizando los recursos naturales y materias primas de manera eficiente, empleando materiales reciclados, fomentando la reutilización, y reduciendo y valorizando los residuos.
  • Emitiendo bonos verdes para la financiación de proyectos sostenibles en áreas como las energías renovables, la eficiencia energética o el transporte limpio.
  • Respetando los ecosistemas y la biodiversidad en las operaciones de la empresa, llevando a cabo procesos para evitar impactos negativos en las áreas donde la empresa opere.
  • Invirtiendo en I+D+i para encontrar nuevas soluciones al cambio climático.
  • Diseñando e implementando planes de mitigación de riesgos, preparación, respuesta y recuperación en relación a los desastres naturales a través de la cadena de valor, especialmente en zonas de alto riesgo.

• Acciones en el ámbito externo:

  • Estableciendo objetivos de reducción de emisiones basados en ciencia a través de iniciativas como Science Based Targets que evalúa de forma independiente los objetivos de reducción de emisiones corporativas en comparación con los últimos avances de la ciencia climática.
  • Apoyando la iniciativa Caring for Climate del Pacto Mundial de Naciones Unidas, destinada a guiar a las empresas en la lucha contra el cambio climático.
  • Utilizando los productos y servicios de la empresa para encontrar soluciones al cambio climático, por ejemplo, una empresa del sector energético, utilizando fuentes de energía renovable en detrimento de las fósiles o una empresa del sector de transportes, invirtiendo y utilizando vehículos limpios y no contaminantes.
  • Divulgando las actuaciones y resultados de la empresa en materia de cambio climático, a través de la memoria de sostenibilidad y otros medios.
  • Creando herramientas que favorezcan el cálculo de la huella de carbono y el ahorro energético en las organizaciones.
  • Fomentando la creación de alianzas entre diferentes actores.
  • Creando campañas de publicidad y marketing para concienciar a la población sobre los impactos negativos del cambio climático.
  • Promoviendo enfoques sectoriales en torno al cambio climático, para identificar soluciones y prácticas específicas para cada tipo de industria.
  • Ofreciendo orientación a las autoridades públicas y otras empresas y compartiendo herramientas para que sus prácticas sean más respetuosas con el medioambiente.
  • Apoyando la participación del sector privado en las negociaciones internacionales en materia de cambio climático.
  • Apoyando acciones climáticas más audaces por parte de los gobiernos contribuyendo así a los denominados “bucles de ambición”, bucles de retroalimentación positiva en los que el liderazgo del sector privado y las políticas gubernamentales se refuerzan entre sí.
  • Difundiendo buenas prácticas en workshops y jornadas en materia de lucha contra el cambio climático en la organización.
  • Sumándose a campañas como Our Only Future lideradas por el Pacto Mundial de las Naciones Unidas, la iniciativa de Science Based Targets y la coalición We Mean Business que busca limitar el aumento de la temperatura mundial a 1,5 grados.
  • Realizando proyectos de cooperación al desarrollo destinados a mitigar los efectos en las comunidades consecuencia del cambio climático, especialmente en relación a los grupos vulnerables y a aumentar su capacidad de adaptación.
  • Creando alianzas público-privadas con ONG, universidades, sector público y otras empresas para realizar proyectos que contribuyan a la lucha contra el cambio climático.
  • Aumentando la transparencia y mejorando la información reportada en cambio climático a través de organizaciones internacionales como CDP, que trabaja con inversores institucionales con el objetivo de motivar a las empresas a reportar sus esfuerzos para mitigar el cambio climático.

Buenas prácticas en ODS 13 de las empresas asociadas a la Red Española

Algunas de las entidades socias del Pacto Mundial cuentan en primera persona casos de éxito con los que contribuyen a este ODS, puedes consultarlos a través de la plataforma online COMparte. Allí podrás encontrar las acciones englobadas en la campaña #IDo de LOS40, destinada a concienciar a los más jóvenes en la lucha contra el cambio climático y la importancia de la defensa del medioambiente.

Por otra parte, en CincoDías se ha creado el Observatorio ODS, donde, además de servir de medio informativo para fomentar los Objetivos de Desarrollo Sostenible, se promueven los enfoques sectoriales en torno al cambio climático y la búsqueda de soluciones conjuntas.

Comentarios cerrados.

MENU
Leer entrada anterior
VideoCOP25EP
Las claves de la cumbre del clima, COP25, en vídeo

El desarrollo del artículo 6 del Acuerdo de París, que incluye el intercambio de emisiones entre empresas y países, y...

Cerrar