¿Quién dice que a los jóvenes no les gusta leer? Añade ‘memes’, ‘youtubers’ y distopías y verás

LecturaJovenes_850

Si amas los libros querrás que tus hijos los amen también. Sabes que a ti te han dado tantas cosas buenas que quieres transmitírselas a ellos. Pero ver que las redes sociales, los videojuegos y los dispositivos electrónicos en general, y en concreto el móvil, acaparan prácticamente su atención y no dedican al menos un rato al día para leer, te exaspera. ¿Qué se puede hacer contra los atractivos de la era digital? Lo primero, no lamentarse, nosotros veíamos la televisión muchas horas e incluso, el que más y el que menos, también se viciaba con el Príncipe de Persia, Doom, Sim City o cualquier otro juego de turno hasta las tantas de la madrugada. Y aun así, hemos leído, seguimos leyendo y sabemos apreciar la lectura y sus incontables beneficios. Por lo tanto, no tiremos la toalla porque la clave es encontrar la motivación adecuada. Y que mejor momento para comenzar que esta semana donde el Día del Libro es protagonista.

La lectura es tremendamente beneficiosa para el desarrollo de los chicos y chicas y ayuda a su aprendizaje, favoreciendo la comprensión lectora, fomentando la imaginación y la creatividad, abriendo su mente. Desde Compartir en Familia, la web divulgativa de Santillana Compartir, dirigida a familias, que apunta a la excelencia educativa a través de la integración de contenidos, tecnología y servicios, nos dan algunos consejos que poner en marcha para fomentar la lectura entre los jóvenes. A estos consejos hemos querido asociarles algunas herramientas y recursos que están en ese universo digital que tanto aman y que facilitarán las cosas:

Cómo conseguir que un adolescente se convierta en ávido lector (o al menos intentarlo)

1.- Sin ser pesado. No te pases el día diciéndole que debe leer más o que lee poco, ni agobiarle con el tema. Ya sabes cómo funcionan los adolescentes, cuanto más les dicen sus padres una cosa, menos ganas tienen de hacerla.

>>  Piensa en ti mismo hace años, no te gustaba que te presionaran, pero quizás sí que te impresionaran o que te mostraran cosas nuevas relacionadas con tus gustos. Por ejemplo, es fácil conectar historias de sus series favoritas con otras literarias o simplemente aprovechar un paseo para entrar con ellos en una librería y simplemente dejarles descubrir.

2.- Que descubra sus gustos. La clave para empezar a engancharse a la lectura es la elección del libro. Los libros impuestos por el colegio, el instituto o por los padres rara vez atraen a los chicos. Es mejor que le dejes elegir y que busquéis uno que realmente encaje con sus gustos, intereses, aficiones o preocupaciones, aunque sea una biografía o un cómic. Lo importante es que lea, no que lea grandes clásicos de la literatura. Si se aficiona a leer, todo llegará.

>> Aquí los canales de ‘booktubers de YouTube o los de ‘bookstagrammers de Instagram, pueden ser de gran ayuda. Allí hay un montón de jóvenes, como ellos, que son unos verdaderos ‘influencers’ de la lectura y sobre todo del tipo de literatura que puede atraer a los jóvenes de estas edades.

3.- Lectura accesible. También debéis elegir un libro adecuado a su edad y su capacidad lectora. Si le resulta muy complicado de leer o no entiende el vocabulario, lo abandonará. Las actividades que resultan difíciles no suelen ser entretenidas.

>> Tal vez, gracias a libros como “Harry Potter”, “Los Juegos del Hambre” y similares, ahora mismo existe un auge de las sagas literarias juveniles cargadas de futuros oscuros y distopías, que son las preferencias lectoras de los chicos y chicas. Tal y como señala la escritora, María Fernanda Heredia, en este vídeo para Compartir en Familia: “Si eso es lo que está provocando en los jóvenes ese acercamiento a la lectura, hay que ponerle atención. Algo muy bueno tiene esto”. En este tipo de literatura hay un lenguaje y una cercanía diferente que hace que niños de 13 años devoren en tres días libros del tamaño de “Guerra y paz”, de León Tolstói.

4.- Buen diseño. Cuida el formato y el diseño. Aunque a nosotros nos pueda parecer una tontería, a los adolescentes los objetos les “entran también por los ojos”, por lo que debéis buscar libros con un diseño atractivo, moderno, ilustraciones, colorido, etc.

>> En Loqueleo, por ejemplo, le han dado una vuelta a los clásicos, nunca mejor dicho, con la colección Clásicos Loqueleo, que tiene el doble objetivo de facilitar su lectura y demostrar a sus potenciales lectores que los temas que abordan son universales y muy próximos a su realidad a través también del diseño actualizado de los libros. Aquí comparan al Max Estrella, el protagonista de “Luces de Bohemia”, de Valle-Inclán, con Tyron Lannister de Juego de Tronos, o a Segismundo de “La vida es sueño”, de Calderón de la Barca, con Neo, de la saga cinematográfica, Matrix.

En cuanto al cambio de formatos, vale la pena destacar iniciativas como la campaña Memeloleo, que coincidiendo con el Día de Libro y el lanzamiento del nuevo libro de Sonia Martínez Martínez, “En los ojos del Rey”, busca fomentar la lectura y lo hace en un formato que las nuevas generaciones sí leen: los memes.

La iniciativa apuesta por la traducción del libro completo a formato memes que se han volcado en la cuenta de Instagram @Memeloleo_ para animar a los usuarios a conocer un poco más al rey Alfonso XIII y su relación con las mujeres y su familia.

LecturaJovenes_01

5.- Ebook. Si los libros en papel le parecen pasados de moda y obsoletos, prueba con un eReader. Casi todas las actividades que tienen que ver con las nuevas tecnologías les suelen resultar interesantes y atractivas y además hay montones de libros electrónicos de su interés para descargar.

>> Los dispositivos de lectura cada vez son más avanzados y atractivos, como podemos ver en esta comparativa de EL PAÍS Escaparate, donde una experta en tecnología del periódico nos proponen regalar un ‘eReader’ con luz y económico, para el Día del Libro.

Otro formato vinculado con el móvil que puede resultarles atractivo son los audiolibros, una forma de consumir literatura de una manera fácil, dinámica y muy acorde con la era digital, porque permite que con un móvil y unos cascos puedan sumergirse directamente en el relato. Incluso hay plataformas que, al igual que Spotify o Netflix, permiten el uso continuo de audiolibros a cambio de una tarifa plana. Tal es el caso de Storytel, que ya tienen en su catálogo más de 40.000 obras en formato eBook.

Además del audiolibro está el podcast, otro formato en audio que está penetrando masivamente y que también trae propuestas literarias en formato radio-teatro.

6.- Lee y leerán. Sé siempre su ejemplo. Los chicos no dejan de imitar a sus padres al llegar a la adolescencia, lo que vean en casa les servirá como modelo para su propia vida, por lo que, si quieres que ame la lectura, debe verte a ti leer a menudo.

>> Ya sabemos que la narración oral es una de las mejores herramientas para el fomento de la lectura. Es bueno que les leamos algún fragmento, aunque ya no sean tan niños, que leamos incluso sus libros para saber, primero, qué leen; y después, qué recomendarles o simplemente para poder informarles de que ha salido tal saga o libro nuevo que podría gustarles. Ya ves que el trabajo de padres y madres no acaba nunca y menos si te interesa inculcar en ellos el placer de la lectura.

Deja un comentario

MENU
Leer entrada anterior
RutaMaestra_art
Miguel Barrero: “La innovación son las personas”

La enseñanza que deja huella no es la que se hace de cabeza a cabeza, sino de corazón a corazón....

Cerrar