Revistas infantiles en papel que conviven con YouTube

S

En plena era de la digitalización de los medios todavía surgen proyectos que se atreven a apostar fuertemente por el papel o al menos por un ecosistema híbrido entre lo digital y lo analógico que permita seguir gozando de la lectura física de una revista a la vez que se enriquece con contenidos digitales. Si a todo esto añadimos que los lectores a los que van destinadas son sobre todo niños, podríamos pensar que es una especie de locura con tanto ‘juguete digital’ llamando su atención por ahí, pero nada más lejos de la realidad, ya que existen varios proyectos de revistas infantiles que se están consolidando, que buscan hacer algo muy diferente a las tendencias habituales y que han nacido para un tipo de lector con grandes dosis de curiosidad, imaginación y sobre todo ganas de divertirse descubriendo.

Hemos invitado a conversar sobre ello a los responsables de dos de las propuestas más interesantes y diferentes del panorama actual: Enrique Royuela,  director de Principia Kids, y Gustavo Puerta Leisse, editor de ¡La Leche!

Principia Kids

PrincipiaKids_cabecera_01

Definición: Revista de ciencia ilustrada para niños de 0 a 99 años.
Periodicidad: Semestral 
Tramo de edad: 0-99 años (>5 años para los que quieren afinar un poco más)
Número de páginas: 74, con ilustraciones.
Precio: 12 € (gastos de envío e impuestos incluidos). También hay ofertas de suscripción anuales.

Se trata de la versión infantil y juvenil de la revista Principia, un proyecto para divulgar la ciencia de una manera diferente que surgió en 2015. Al igual que su versión para adultos, el diseño y las ilustraciones son una parte fundamental de la publicación. Tanto sus fundadores como la mayoría de sus colaboradores cuentan con formación científica de diversa índole y buscan el fomento de la difusión cultural y la lectura. También cuentan con la versión web, Principia.io, galardonada con el Premio Prismas a la mejor página web de divulgación científica.

PrincipiaKids_ERoyuela

PRINCIPIA KIDS - ENTREVISTA A ENRIQUE ROYUELA, DIRECTOR. Haz clic aquí ⇒

Principai_kids_02

P.- En una época en la que los niños están altamente digitalizados y dominados por el audiovisual. ¿Qué razones os llevaron a plantear este proyecto?

Son varios los motivos que nos impulsaron a crear Principia Kids. En primer lugar porque lo digital y lo analógico son altamente compatibles, y de ahí que tengamos también textos de Principia Kids en nuestra página web. Pero por otro lado, los que hemos crecido en un ambiente dominado por los libros en papel tenemos la sensación de que hay una parte emocional de la lectura que se está perdiendo. El proceso de lectura con un libro en las manos, con su olor peculiar a imprenta y la liturgia de pasar las páginas y sentir los textos usando varios sentidos no es la misma que con un lector digital, y nosotros quisimos que nuestros pequeños “sufriesen” esta experiencia que es la lectura del papel, que sí que hemos visto que se estaba reduciendo.

Por otro lado, también es cierto que en el proceso de aprendizaje, los niños tienden a imitar los comportamientos en el hogar, así que como diseñamos originalmente Principia para “los mayores” (Principia Magazine), nos imaginamos a los peques queriendo imitar a sus progenitores cogiendo su propia Principia y que esto les incitase a curiosear entre sus páginas y ver si así podíamos contribuir de manera modesta al fomento de la lectura.

Pero claro, es que Principia Kids no es una revista cualquiera. Está hecha con la máxima calidad tanto en el contenido como en su diseño y producción, donde no hemos escatimado en sacarla en los mejores materiales para que la experiencia de lectura sea la de un libro, algo atemporal y coleccionable, como los libros (nuestra revista tiene lomo, ‘¡ojo, cuidao!’ ;)) y no la de las clásicas revistas a las que estamos acostumbrados que finalmente terminan en el cubo de reciclaje. Principia Kids es un objeto de colección, y así nos lo han reconocido nuestros lectores.

De hecho, después de dos años publicando Principia Kids parece que sacar una revista en papel para niños no es tan mala idea, pues hemos podido comprobar cómo después de nosotros hay quien se han animado a seguir nuestro camino.

P.- ¿Cómo son los lectores de Principia Kids y cuáles son los temas que les pueden interesar y desviar su atención de YouTube?

Todos nuestros lectores tienen una característica en común: son intrépidos. Nos exigen mucho porque son niños que quieren aprender algo más. No les vale con leer un texto y decir «sí, muy bonito». Son lectores que te escriben y te envían dibujos de robots, de planetas, de mujeres científicas y hasta de… ¡la gravedad! Son tan osados que se atreven a dibujar conceptos tan abstractos para ellos como la gravedad. Desde luego son niños con altas dosis de creatividad.

Por otro lado, no creemos que haya que desviar su atención de YouTube, solo hay que repartir los tiempos que se dedica a cada cosa. Tendemos a creer que los niños son tontos y que hay que obligarles a leer más para que sean más listos. Eso es un problema de los padres. YouTube no tiene nada que no tenga una buena lectura, así que si este canal de Internet se los lleva, habría que preguntarse qué estamos haciendo nosotros (padres y editores de textos infantiles) mal. También es cierto que si en Principia tuviésemos los medios económicos de YouTube, otro gallo cantaría jejeje.

P.- ¿Cómo debe ser el tono o lenguaje del contenido destinado a los niños? ¿Una revista infantil debe educar, descubrir o simplemente entretener?

No te voy a hacer una aproximación pedagógica del asunto pero es obvio que para explicar determinados conceptos has de transformar el lenguaje (esto también pasa con los adultos, ¡eh!). Esto no solo pasa con la ciencia, porque no creo que hablar de economía, política o filosofía sea más fácil que hacerlo de biología, química o física. Prescindir de cierta terminología demasiado técnica, usar ejemplos o escribir en formato de ficción a nosotros nos ha ayudado mucho a transmitir lo que queremos. Pero lo que jamás hay que hacer es tratar a los niños como si fueran imbéciles y explicarles las cosas como si vinieran de otro planeta y no comprendiesen nuestro lenguaje. Un virus es un virus y una proteína es una proteína, y como tal hay que nombrarlos. Después vendrá el trabajo para que comprendan el concepto. Unos serán más complicados que otros por su nivel de abstracción y la edad del niño, pero omitir ciertos nombres porque creemos que no los van a entender no les ayuda en nada.

Obviamente, que una publicación trate de entretener o de enseñar no depende solo de tu contenido, sino de lo exigente que sean tus lectores. Y en nuestro caso lo son, y mucho. Los nuestros no se conforman con leer, ¡quieren saber más! Y nosotros nos vemos obligados a dárselo. Además, en nuestro caso (y teniendo en cuenta el bajo nivel de conocimiento de ciencias en los adultos que las encuestas dan en este país) es casi una obligación no detenernos única y exclusivamente en entretener. Otra cosa es que después aprendan alguna lección de lo que lean, eso ya depende de cada lector. También hay que dejarle que lo hagan a su ritmo, sin imposiciones, pero que tengan la oportunidad de aprender además de entretenerse si lo desean.

principia_kids_055

P.- ¿Cuáles son las sinergias de la parte offline y la parte online de Principia Kids?

Pues en nuestro caso son muchas y muy altas. Tenemos un ejemplo muy claro: hemos creado un club online para nuestros suscriptores de Principia Kids: «El Club de los Intrépidos». Hasta tienen su carné impreso que les mandamos con la revista y una página web secreta de uso exclusivo para ellos donde pueden… bueno, lo siento, pero es que no te lo puedo contar. Has de formar parte del club para saberlo.

P.- No parece fácil vender una revista infantil si no se regala algún tipo de juguete, como hacen las de canales televisivos como Clan, Boing, etc. O competir con revistas pertenecientes a grupos editoriales grandes como Muy Interesante Junior, Leoleo, Okapi o Reportero Doc. En este sentido, ¿cuál es vuestra apuesta o diferencia? ¿Qué le puede aportar o qué os gustaría que le aportara a un niño lector de vuestra revista en el futuro?

La diferencia de Principia Kids respecto a las que mencionas radica en que no necesitamos regalar juguetes para enganchar a nadie: el juguete son las historias. Quizás son las revistas que no crean el contenido de suficiente calidad para enganchar las que necesitan estas cosas. Además, cuando regalemos algo será mucho más original, algo así como nuestro juego «Ciencia a pares» ;)

Principia Kids se caracteriza por su rigor y su alto valor cultural (sí, la ciencia también es cultura) y esto es lo que la diferencia del resto. Por eso creo que aportamos rigor y calidad en forma de libro ilustrado, donde a través de la ciencia contamos historias extraordinarias, donde siempre publicamos una poesía, tenemos actividades, experimentos que pueden hacer en casa (¿quieres fabricarte tu propia estalactita?), publicamos el cómic científico-lúdico The Oobik, pegatinas para conocer el Sistema Solar, recetas y hábitos saludables y secciones como: «No todos los superhéroes llevan capa» o «Break it down into parts» donde explicamos la vida de esos superhéroes que son los científicos y las partes del cuerpo humano en inglés, respectivamente.

Como ves, recursos para “vender” la revista no nos faltan.

P.- ¿A quién se debe convencer más a la hora de vender una revista infantil?, ¿a los padres?, ¿a los niños?, ¿a ambos? ¿En qué aspectos a uno y a otros?

Según planteas la pregunta he de decirte que a los padres, claro. Y más nosotros que no tenemos la capacidad de estar en televisión o en todos los kioscos y librerías para que nos vean los niños y la pidan. Nuestro alcance y canales son más limitados (web y redes sociales) y van más dirigidos a los adultos (sean las madres, primos, tíos o abuelas quienes compren la revista).

Pero también es cierto que nosotros no tratamos de convencer, sino de persuadir. Hemos apostado desde el inicio por una revista ilustrada, que ha sido toda una novedad y un acierto, porque no hay nada como la ilustración para ayudar a afianzar los conceptos científicos. Ciencia e ilustración forman un tándem maravilloso, que tiene la capacidad de convencer (perdón, persuadir) tanto a padres como a niños.

Lo curioso es que con Principia Kids acabamos persuadiendo no solo a los niños sino también a los adultos. Tenemos varios suscriptores dobles porque quieren su propia Principia Kids, sin que sus hijas o hijos les quiten las pegatinas. Por eso decimos que Principia Kids es una revista para niños de 0 a 99 años, porque es para todos los públicos y sirve de enganche entre generaciones.

P.- ¿Cuáles serán vuestros próximos pasos? ¿Alguna apuesta de futuro que podamos conocer?

Si te lo dijese tendría que matarte… Venga va, te lo vamos a contar: estamos trabajando en el desarrollo de un videojuego relacionado con Principia Kids; un proyecto que sea lúdico y entretenido a la vez, que sirva para fomentar las vocaciones científicas y la interacción entre lo digital y la revista en papel (nos hemos empeñado, qué le vamos a hacer).

De hecho, si alguien lee esto y quiere apoyar la idea económicamente no tiene más que contactarnos, ejem, ejem.

Princiapia_faldon


¡La Leche!

LaLeche_cabecera_01

Definición: Revista de periodismo cultural para niños.
Periodicidad: Trimestral 
Tramo de edad: Principalmente de 9 a 12 años.
Número de páginas: 60, con ilustraciones.
Precio: 9 € (gastos de envío e impuestos incluidos). También hay ofertas de suscripción anuales.
 

Revista ilustrada de periodismo cultural destinada principalmente al lector infantil. Está impresa en papel ecológico a dos tintas que cambian de número a número siguiendo las variaciones cromáticas de las estaciones. Las secciones que componen la revista abarcan temas como las catástrofes, el deporte, la zoología, la sexualidad, la antropología, la física, el psicoanálisis, la política, la lingüística, la tecnología, el pasado, los oficios, la pedagogía, las manualidades. Sin embargo, en cada artículo prima el interés por narrar historias atractivas y estimulantes antes que el servir de introducción a determinadas áreas del saber. Entre los colaboradores de la revista se encuentran reconocidas figuras públicas y también personas que se están iniciando en su carrera, escritores y docentes habituados a dirigirse al público infantil y otros profesionales que lo hacen por primera vez. Cuentan además con una página web: Revistalaleche.com, que refuerza y enriquece el contenido impreso.

LaLeche_gustavoPuertaLeisse

LA LECHE - ENTREVISTA A GUSTAVO PUERTA LEISSE, EDITOR. Haz clic aquí ⇒

laLeche_056
P.- En una época en la que los niños están altamente digitalizados y dominados por el audiovisual. ¿Qué razones os llevaron a plantear este proyecto?

El acceso a la información que brindan los medios electrónicos a los chavales no es suficiente, necesitan además desentrañar la complejidad de acontecimientos como la crisis de refugiados, la ascensión al poder de Donald Trump o el Brexit. Exponerlo de forma clara y atractiva es nuestro objetivo. Mientras que el formato digital tiende a la simplificación, la inmediatez y a ser complaciente con la audiencia, para nosotros la prioridad es la calidad de lo que contamos y cómo lo hacemos: no abordamos “temas” sino que publicamos buenas historias, no escribimos para concienciar a los niños sino para despertar su interés, no buscamos ser trending topic ni muchos “me gusta” sino suscitar preguntas, reflexiones, debates y, sobre todo, las ganas de saber más.

P.- ¿Cómo son los lectores de ¡La Leche! y cuáles son los temas que les pueden interesar y desviar su atención de YouTube?

Cómo una serpiente engulle un huevo y qué hace con la cáscara, la evolución de la máscara de gas, un manual de esgrima, la historia de una chica que descubrió qué significa socialmente tener una hermana melliza con Síndrome de Down, las diez mayores tragedias de la carrera espacial, cómo preparar tu primer cóctel, por qué vuela un autogiro, el sistema de comunicación marítimo con banderas… si te interesa alguno de estos temas puedes ser un lector de ¡La Leche!

P.- ¿Cómo debe ser el tono o lenguaje del contenido destinado a los niños? ¿Una revista infantil debe educar, descubrir o simplemente entretener?

Hacemos periodismo y contamos historias. Nuestro objetivo no es transmitir conocimientos ni divertir; es informar. En ¡La Leche! se pueden aprender muchas cosas y deseamos que el lector disfrute leyéndola. ¿Cómo? Apostando por la claridad y elegancia en el lenguaje: narramos historias fáciles de leer a pesar de que se refieran a realidades difíciles. Para ello, nos sumergimos en la investigación, trabajamos al detalle cada artículo y lo reescribimos tantas veces como sea necesario, realizamos ilustraciones capaces de enriquecer nuestra mirada, afrontamos perspectivas lúdicas y nos valemos del humor. Buscando ante todo colaboradores capaces de contagiar su entusiasmo por aquello que les apasiona.

LaLeche1-2

P.- ¿Cuáles son las sinergias de la parte offline y la parte online de ¡La Leche!?

Hay mucho material valioso que básicamente por limitaciones de espacio no llegamos a publicar, también hay temas secundarios que nos gustaría atender en nuestros artículos (pero que lamentablemente tenemos que descartar), hay recursos audiovisuales y enlaces que los enriquecen… para todo ello el blog, la página web, el canal de YouTube o de Instagram constituyen un enorme aporte. Además, una vez que la revista ha llegado a las manos de nuestros lectores, las plataformas digitales son un importante canal de difusión e intercambio con ellos. También nos brindan la posibilidad de seguir ahondando en los temas que abordamos en las páginas de ¡La Leche! y emplear medios como vídeos, animaciones, audio…

P.- No parece fácil vender una revista infantil si no se regala algún tipo de juguete, como hacen las de canales televisivos como Clan, Boing, etc. O competir con revistas pertenecientes a grupos editoriales grandes como Muy Interesante Junior, Leoleo, Okapi o Reportero Doc. En este sentido, ¿cuál es vuestra apuesta o diferencia? ¿Qué le puede aportar, o qué os gustaría que le aportara a un niño lector de vuestra revista en el futuro?

Apostamos por hacer periodismo, por hablar sobre cosas que no se tratan en la escuela y que incluso muchos adultos ni siquiera consideran aptas para niños. Nos interesa ofrecer un abanico amplio de perspectivas, de opiniones, de formas de ver y comprender el mundo. Tocamos temas de actualidad, muchos de ellos controvertidos. No regalamos juguetes, pero invitamos muy seriamente a jugar.

P.- ¿A quién se debe convencer más a la hora de vender una revista infantil?, ¿a los padres?, ¿a los niños?, ¿a ambos? ¿En qué aspectos a uno y a otros?

Nuestro interlocutor es el niño y a él queremos llegar. Pero no de cualquier modo. No queremos que se le obligue a hacerlo y, en cambio, sí que nos hace ilusión cuando lo hace a escondidas, o cuando le pasa la revista un amigo, o cuando la lee en el recreo o en el baño o mientras espera el autobús. Los adultos pueden ser tanto nuestros aliados como un obstáculo más a sortear.

P.- ¿Cuáles serán vuestros próximos pasos? ¿Alguna apuesta de futuro que podamos conocer?

Cómo se hace una tabla de surf, qué lleva a un reconocido ilustrador ateo a sentarse a ilustrar la Biblia, por qué la erupción de un volcán sumió a medio mundo en la pobreza y contribuyó para que Mary Shelley escribiera Frankestein, cuál es el motivo por el que el lenguaje de los indios Piranha no tenga colores, ¿vive Venezuela una dictadura?.. Aquí un puñado de temas de nuestro próximo número.

LaLeche_faldon


Miguel Ángel Corcobado
Comunicación y marketing de PRISA

Deja un comentario

MENU
Leer entrada anterior
AutoDraw_850
Ya puedes dibujar bien, por muy mal que lo hagas

Si se carecen de dotes artísticas, incluso las más básicas, es posible que si te pones a dibujar un perro...

Cerrar