Si es con vídeo, mejor

twig

El mismo día en el que la Comisión Europea presentaba el informe de la red Eurydice sobre las competencias científicas, el pasado 19 de noviembre, Santillana daba luz verde a su nuevo proyecto online específico para Ciencias: Santillana-Twig. El estudio  de la Comisión reflejaba que los jóvenes cada vez estudian menos carreras científicas. Además,  el informe apuntaba la necesidad de aumentar la motivación de los estudiantes desde la secundaria. En este sentido, el portal educativo que acaba de presentar Santillana en colaboración de la compañía británica Twig puede ser una respuesta para fomentar la participación y animar a los estudiantes en el aprendizaje de las disciplinas científicas. Para dar un paso más en la integración de los contenidos digitales en el aula, Santillana-Twig integra un catálogo de más de 1000 vídeos de las áreas de Física, Química, Biología y Ciencias de la Tierra adaptados a los alumnos de ESO y Bachillerato. Acercar la ciencia así es una forma de estimular el proceso de aprendizaje en estas disciplinas. Una de las novedades que presenta esta iniciativa es que  permite  acceder a los vídeos a través de  un mapa de contenidos interactivo que sugiere de forma automática otros vídeos relacionados por materias, submaterias y temas. Así, de un vistazo, el profesor o alumno podrá decidir qué otros objetos didácticos puede abordar  para reforzar una determinada unidad u otra vinculada con ella. Estos recursos audiovisuales se complementan  con un material de aprendizaje que propone preguntas y actividades para ayudar a reflexionar a los alumnos sobre los temas aprendidos. De igual modo, para afianzar más los conceptos, constan de un resumen,  un glosario visual, imágenes descargables,  diagramas etiquetados o mudos y una transcripción del audio. Y los profesores, a través de la guía didáctica, pueden explorar todas las posibilidades que ofrece cada recurso, una forma de apoyar su trabajo en clase. Quizás, si cada día hay más iniciativas digitales de esta índole, los futuros informes de la Comisión Europea en esta materia sean más optimistas en cuanto al futuro científico de alumnos de las próximas generaciones. Cristina Crisol PRISA Digital

Deja un comentario

MENU
Leer entrada anterior
El rap de la Educación 2.0

En el vídeo de hoy vemos a un grupo de jóvenes estudiantes que claman, a ritmo de rap, por una...

Cerrar