“Sin alumnos de STEM, faltarán profesionales en sectores clave para la competitividad a nivel global”

CMoneva_850

El término STEM (acrónimo que en inglés se corresponde con las siglas de Ciencia, Tecnología, Ingeniería y Matemáticas) ocupa un lugar prioritario en las agendas de los organismos que impulsan el desarrollo de sociedades tecnológicamente avanzadas. No en vano, estos estudios forman a profesionales capaces de crear patentes e innovadores negocios que dan como resultado economías competitivas que, a su vez, generan nuevos puestos de trabajo y un crecimiento sostenido.

Sin embargo, la demanda actual de carreras STEM no se corresponde con las oportunidades que éstas ofrecen.

Conscientes de esta situación, las multinacionales Accenture, Altran, HP, Indra, Microsoft y Fundación Telefónica han unido recursos y esfuerzos para poner en marcha Start Tech, una iniciativa que nace para invertir esta tendencia, tal y como nos cuenta Mari Carmen Moneva, directora de Desarrollo de Talento de Indra.

P.- Start Tech nace para aumentar la pasión de los jóvenes españoles por los estudios STEM, dado su interés decreciente en estas materias. ¿Cuál es la situación en otros países?

Un estudio de Cedefop afirma que de aquí a 2020 la demanda general de profesionales en la Unión Europea habrá crecido un 3%, mientras que el incremento de la demanda de posiciones STEM será de un 14%. Por el contrario, el número de matriculaciones en este tipo de estudios en lo que va de siglo ha descendido un 25% en la UE. Aun así, el dato es peor en España, donde esa reducción es del 40%.

En Estados Unidos se da una situación similar, ya que en 2020 solo el 16% de los estudiantes se graduarán en una titulación STEM, cuando el Departamento de Trabajo de ese país prevé que en 2018 haya 1,2 millones de puestos de trabajo en los ámbitos científico-tecnológicos.

Otros países tienen diferentes cifras, según su desarrollo y situación, pero se puede decir que el interés por fomentar el estudio de las materias STEM, para contar con profesionales cualificados en este ámbito, es global.

La Unión Europea lleva trabajando en este ámbito desde hace unos años, a través de la estrategia Commission’s Grand Coalition for Digital Jobs y proyectos asociados. Start Tech forma parte de una de esas iniciativas: e-Skills for Jobs.

P.- ¿Cuáles son los factores que influyen en el escaso interés de los jóvenes por esos ámbitos profesionales?

En Start Tech colabora CRECIM (Centro de Investigación para la Educación Científica y Matemática la Universidad Autónoma de Barcelona), que ha realizado una investigación sobre cuáles son los factores clave que influyen en la decisión de elegir o no un estudio STEM. Según ese informe, los principales factores son: el nivel de competencia e interés de los estudiantes en este tipo de materias; la percepción de concordancia entre las características personales y los requisitos de la formación y profesionales del ámbito STEM; el conocimiento de las posibilidades laborales en el sector científico-técnico; y la percepción social de las profesiones relacionadas con la formación CTM (Ciencia, Tecnología y Matemáticas).

Start Tech tiene como objetivo incidir en los cuatro factores, para realizar un tratamiento integral de la situación.

starttech2

P.- ¿Por qué resulta prioritario invertir esa tendencia?

Si no lo hacemos, en los próximos años podríamos encontrarnos con una falta de profesionales cualificados en un sector clave para la competitividad a nivel global. La tecnología juega un papel fundamental no solo en nuestro día a día, sino también en nuestro futuro.

En el caso de Indra, sabemos que el futuro es digital y que la clave para el éxito es contar con el talento necesario para desarrollar nuevas soluciones y servicios tecnológicos.

Por otro lado, en una época en la que las cifras de paro son desgraciadamente altas, la CE estima que en 2015 se necesitarán en Europa más de 700.000 profesionales en esta área. Como hemos comentado anteriormente, también Estados Unidos prevé que en 2018 necesitará 1,2 millones de posiciones en este ámbito. Esto supone una gran oportunidad de empleo.

P.- ¿Qué líneas de actuación marcan la estrategia de Star Tech para lograr sus objetivos?

Start Tech tiene en cuenta y actúa en todos los factores que inciden en la decisión de los jóvenes de estudiar este tipo de titulaciones. Por un lado, se realizarán sesiones en los colegios para despertar el interés de los futuros profesionales. En ellas, a través de actividades lúdicas, se mostrará a los estudiantes qué hace en su día a día un profesional STEM y se les dará formación en competencias relacionadas con estas materias a través de talleres de programación de videojuegos, apps o robótica.

También se llevará a cabo un plan de marketing y comunicación para mejorar el conocimiento sobre las profesiones STEM y sus salidas profesionales en la sociedad en general. Igualmente, habrá sesiones con los padres para que tengan información suficiente a la hora de orientar a sus hijos según sus intereses y capacidades.

Asimismo, se creará un espacio online para intercambiar recursos, información, consejos y buenas prácticas.

Y un cuarto punto importante para Start Tech es la formación dirigida a los profesores, para ayudarles a generar interés por las materias STEM.

P.- Precisamente, los resultados escolares en STEM dependen en gran medida de la calidad del profesorado. ¿Qué debilidades y fortalezas han identificado ya en estos profesionales? ¿Cuál sería el perfil idóneo de un docente especializado en STEM y qué materiales debería utilizar?

En ocasiones, los profesores poseen los conocimientos teóricos sobre la materia, pero no siempre saben cómo transmitírselos a los alumnos. Tratándose de tecnología, este aspecto es fundamental porque se puede utilizar la práctica para enseñar la teoría y amenizar el aprendizaje. Potenciar la imaginación del docente y facilitarle recursos, consejos y ejemplos de buenas prácticas puede ayudarle a la hora de explicar a los alumnos conceptos no tangibles y difíciles de entender.

start_tech

P.- ¿Cómo debería ser un aula STEM? ¿Qué avances tecnológicos, recursos educativos o innovaciones metodológicas pueden optimizar la formación en estas materias?

Consideramos que para que se trasmitan estos conocimientos es bueno contar con plataformas y sistemas de enseñanza mediante e-learning, pizarras digitales y equipos informáticos. Sin embargo, aunque los recursos son importantes, pensamos que lo principal es cambiar el enfoque de estas enseñanzas para dar a conocer y experimentar su aplicación más práctica.

P.- Start Tech es un ejemplo de innovación a través de la cocreación y la suma de talentos. ¿Qué puntos positivos destacan de esta creación conjunta, fruto de la puesta en común de seis grandes organizaciones? ¿Y qué ha sido lo más difícil de superar para la puesta en marcha de Star Tech?

Como positivo, destacamos el compartir una misma motivación y una amplia experiencia que nos enriquece a todos, porque las empresas que participan en este proyecto tienen una importante trayectoria en diferentes ámbitos del sector de las TIC. Lo más difícil, considerando la envergadura del proyecto que hemos sacado adelante, probablemente ha sido la coordinación entre las distintas empresas.

P.- En su presentación inciden en que están abiertos a encontrar nuevos promotores que compartan los objetivos de Star Tech. ¿Qué otros requisitos deben reunir estos posibles colaboradores?

El requisito fundamental es compartir los objetivos del proyecto y ofrecer valor al proyecto. Start Tech está abierto a empresas, centros de enseñanza, fundaciones, consultoras, etc. que entiendan que el futuro de la sociedad reside en gran parte en la tecnología y que necesitamos profesionales que lo lleven a cabo. Y por supuesto, que estén dispuestos a aportar para conseguirlo.

P.- ¿Tienen previsto lanzar Start Tech a nivel global o colaborar con otros países?

Este año se va invitar a participar en la iniciativa a los colegios de la Comunidad de Madrid, con el objetivo de analizar su impacto y decidir cómo damos continuidad al proyecto.

El objetivo a medio plazo es su implantación en el resto de España, pero el proyecto tiene un importante componente online, así que gracias a su web y recursos virtuales, Start Tech estará disponible para cualquier persona interesada en cualquier lugar del mundo.

José Ángel Plaza

Equipo de Transformación de PRISA

Deja un comentario

MENU
Leer entrada anterior
emprendedor
Cómo emprender con las cuentas claras

No nos engañemos. En los momentos que vivimos hay mucho emprendedor por necesidad y en diversos países el autoempleo es...

Cerrar