Sistema UNO, mucho más que educación

1

Sistema UNO se está convirtiendo en un referente en el mundo educativo. No podemos evitar preguntarnos: ¿qué aporta el Sistema UNO de Santillana a la educación que le hace tan especial? Hace pocos días el Banco Mundial le ha concedido un préstamo de 25 millones de euros y, siguiendo con esta estela de confianza, en la última junta de accionistas de Apple, Peter Oppenheimer, su CFO, habló de la integración de los iPads en la educación y de su gran alcance en Latinoamérica gracias al proyecto UNO de Santillana.

Francisco Cuadrado, Director Global de Educación de Santillana, nos da todas las respuestas sobre el presente y futuro de esta atractiva apuesta educativa.

Las 10 respuestas de:

Francisco Cuadrado – Director Global de Educación de Santillana

 

P- El IFC, miembro del Banco Mundial, acaba de otorgar a Santillana 25 millones de euros para mejorar la educación en cuanto al acceso en Latinoamérica de contenidos digitales, servicios y otras herramientas para la educación. ¿En qué consiste concretamente esta sorprendente apuesta por la educación?

Yo diría que es un hito que un organismo internacional como el Banco Mundial avale un proyecto educativo de las características de Sistema UNO, dirigido a un mercado en español y portugués. Su apoyo supone una apuesta clara por este modelo como palanca de desarrollo educativo en toda la región y, sin duda, pone en valor la eficacia del proyecto.

Este préstamo es una importantísima inyección económica que nos permitirá fortalecer Sistema UNO  y acelerar  su crecimiento en los países donde ya está operando, además de extenderlo a otros mercados.

P-Sistema UNO lleva un par de años implantado en México, Brasil y Colombia  y ha llegado a más de 200.000  estudiantes.  ¿Cuáles son los principales pilares en los que se basa esta propuesta educativa?   ¿Qué ha cambiado desde entonces?

Uno de los aspectos más relevantes y diferenciadores de Sistema UNO es que, por primera vez, se involucra a los principales agentes educativos (alumnos, profesores, padres y centros educativos) de manera proactiva y comprometida. Es un modelo integrado, corresponsable con la escuela en su proceso educativo y que le ofrece todo lo que necesita para afrontar con éxito las necesidades de la sociedad actual. Ya no se habla sólo de contenidos sino también de servicios.

La digitalización del aula, la formación del profesorado, la evaluación y el bilingüismo son algunas de las principales herramientas de Sistema Uno, además del uso de tabletas y de sistemas de gestión del aprendizaje. Y poner todo esto en marcha no habría sido posible sin la ayuda de socios tecnológicos de primer nivel que suman su experiencia a la nuestra.

Sin duda, estos dos años de rodaje de Sistema UNO nos ha permitido consolidarnos en el sector como un modelo de referencia y prestigio.

P-¿Cuál es el reto a medio plazo que se pretende conseguir con Sistema UNO?

Nuestro reto es transformar la educación de los países de nuestro ámbito de actuación, vitalizando las aulas para que sean verdaderas palancas de desarrollo. Y, por supuesto, conseguir que Santillana consolide un proyecto líder como este.

P-El modelo de Sistema UNO implica tanto a escuelas, profesores como a los padres de los alumnos. ¿Es difícil lograr la participación e integración de estos tres  actores fundamentales en el proceso educativo?

En general, el sector educativo es bastante conservador, poco dado a afrontar cualquier cambio o transformación que produzca una mínima incertidumbre. Sin embargo, en Santillana hemos sido capaces de romper esa primera resistencia a “lo nuevo” gracias a un proyecto sólido que busca la participación de todos los actores, y que los acompaña y los  forma.  Y estos elementos han sido clave para dar seguridad y confianza en Sistema UNO.

P-En 2010 los ministros de Educación iberoamericanos aprobaron el plan “Metas educativas 2021” para intentar abordar y atajar los principales problemas no resueltos como son el analfabetismo, el abandono escolar temprano o la escasa calidad de la oferta educativa pública. Desde tu perspectiva como experto en educación, Francisco, ¿has sido testigo de un cambio en este sentido?  ¿Se está produciendo una transformación en la concepción de la educación y de otorgarle la importancia que se merece por parte de los gobiernos?

En mi opinión, en los últimos años se están produciendo cambios y avances muy positivos en América Latina en materia educativa. Por un lado, hay una mayor conciencia política del papel de la educación en el desarrollo y bienestar de los países. Y esto hace que se pongan en marcha iniciativas conjuntas como el plan “Metas Educativas” o el incremento de las partidas presupuestarias destinadas a educación.  En 2013 el porcentaje medio del PIB asignado en América Latina supera la media mundial, y este es un hecho histórico.

Pero hay otro factor importante,  además del político, que tiene que ver con el compromiso de las familias y su esfuerzo en mejorar la educación de sus hijos para darles las condiciones y oportunidades que, en muchos casos, ellos no tuvieron.

En esta década, el gran salto pendiente es mejorar la calidad educativa en un entorno de transformación y  en condiciones de equidad.

P- ¿Es utópico pensar que se puede acabar con la brecha digital en educación? ¿Qué haría falta para hacerlo realidad?

En algunos casos, la tecnología está más instalada en casa que en la escuela. Y cuando llega a la escuela, no siempre tiene el uso esperado porque el docente no sabe cómo explotar todas sus posibilidades pedagógicas. Según PISA,  el 99% de los alumnos en la OCDE declaran haber tenido acceso de algún ordenador. Sin embargo, este dato no dice mucho porque tener acceso a la tecnología no implica hacer un uso educativo que aporte valor al proceso de aprendizaje.

El reto es lograr que la escuela en su conjunto use la tecnología de manera sistemática y pertinente y que los docentes aprendan a utilizar todos los recursos a su disposición. Creo que uno de los factores de éxito de Sistema UNO es que ayuda a profesores y alumnos a entrar de manera natural en el entorno digital y a reducir esa brecha.

Pero si, no creo que sea una utopía. Necesariamente, la brecha digital debería estrecharse poco a poco.

P-Nos gustaría ahora que nos contaras tus  secretos digitales. ¿Cuál ha sido tu última compra online?

Mi última compra digital ha sido un viejo disco en vinilo en Amazon.

P-¿Ebook y /o libro impreso?

Sigo leyendo en impreso, tan solo en los viajes recurro al ebook para aligerar peso, pero siempre que puedo leo en papel.

P-¿Cuál es la aplicación que más utilizas en tu Smartphone/tableta? ¿Nos recomiendas alguna? 

Sin duda la que más utilizo es whatsApp.

Para los amantes de la música les recomiendo DockStudio.

P- ¿Eres más de Twitter o de Facebook?

Soy más de Twitter, tiene el pulso de la inmediatez y eso me gusta.

Cristina Crisol
Equipo de Transformación de PRISA

2 Comentarios

  • avatar Georgina López gómez 14 marzo, 2017

    ¿El sistema UNO en Edit, Santillana desarrollo los aprendizajes esperados de los programas de S:E:P: en México?

  • avatar Georgina López gómez 14 marzo, 2017

    Necesito saber si el sistema UNO de Editorial Santillana lleva los contenidos acorde a los programas de la Secretaría de Educación Pública en México?

Deja un comentario

MENU
Leer entrada anterior
LOGO SOMOS UNIO?N
SOMOS, ONG unidas para cambiar el mundo en las redes sociales

Por segundo año, 35 ONG se han puesto de acuerdo para organizar SOMOS, una campaña cuya intención es agradecer a...

Cerrar