“Somos seres ‘transmediales’ por naturaleza”

RogerCasasAlatriste_850

Roger Casas-Alatriste es el fundador y CEO de El Cañonazo Transmedia, una compañía  especializada en el diseño estratégico, la creatividad, la producción y distribución de contenidos interconectados y expandibles a través de diferentes plataformas digitales y con los que conectan a las marcas con sus usuarios. Es decir, lo que conocemos por narrativa transmedia. Precisamente sobre este tema hemos querido conversar en esta entrevista.

P.- ¿En qué momento se encuentra actualmente el transmedia?

El transmedia se está aplicando en muchos ámbitos de comunicación, no sólo en los sectores de creación, entretenimiento y sector publicitario, sino también en sectores tan diversos como la comunicación política y hasta en campos como el culto religioso y la medicina. Somos seres ‘transmediales’ por naturaleza: sabemos cómo diferenciar nuestros relatos de acuerdo a cada interlocutor y soporte. La tecnología solamente potencia esta cualidad.

P.- ¿Cuál es el posible futuro, a corto o medio plazo, de la narrativa transmedia? 

Lo transmedia hoy en día es todavía un accesorio sexy, el betún de la tarta, una capa de narración alternativa pero que (todavía) no se percibe como una parte fundamental. Sin embargo esperamos que cobre importancia pronto y que contar las cosas desde una perspectiva transmedia sea fundamental. O cómo explica Luis Alcázar, Director Creativo de El Cañonazo, “al igual que en su momento el sonido era un accesorio de lujo del cine y hoy es un elemento fundamental, en breve no podremos concebir una historia que no tenga una perspectiva transmedia”.

Estamos en un momento parecido a lo que pasaba con las redes sociales hace 10 años. Entonces que una marca o un programa de televisión tuvieran Twitter o Facebook era algo muy “cool”, un divertimento. Hasta que llegó Obama y ganó unas elecciones aprovechando todo el potencial de estas plataformas sociales. Fue entonces cuando se empezaron a tomar en serio.

P.- Aprovechando los tiempos que corren. ¿Se puede hacer transmedia en política?

Creo que lo transmedia se puede aplicar a casi cualquier tema o sector: se puede trasmediatizar un plan de estudios, un museo, un festival, una campaña de publicidad y por supuesto a un político, un partido o una campaña electoral. De hecho, el campo de la política, en se puede hacer y se hace transmedia desde hace tiempo. Es uno de los terrenos más fértiles porque a la gente le encanta participar, quejarse, apoyar, trollear. Pensemos en activismo a través de diferentes platformas como el del 15-M ó la primavera árabe; así como políticos transmediales como Donald Trump, que desde su Twitter pudo -y puede, de momento- con el mayor aluvión de memes en contra que se conozca.

P.- ¿Qué hay del uso de tecnología en la narrativa transmedia (realidad virtual, móviles…)?

Para poder “pensar en transmedia” es preciso conocer muchos lenguajes, herramientas y técnicas -y no sólo digitales- para saber aprovechar lo mejor de cada una de ellas en función de la historia que se quiera contar. Lo más importante por encima de cualquier técnica es tener la capacidad y visión narrativa de hilar un relato coherente con piezas de diferentes naturalezas. Y que cada medio, cada plataforma, desarrolle la historia de la mejor manera que sabe hacer.

P.- Para entender todo esto mejor. ¿Puedes comentarnos algunos casos de éxito que sirvan como ejemplo de lo que funciona bien en este tipo de iniciativas?

En El Cañonazo llevamos más de 7 años aplicando este enfoque a diferentes historias, desde programas de viajes como Viajeras Con B; un documental sonoro como Le Llamaban Padre -historia sobre pederastia que obtuvo una mención especial en los Premios Ortega y Gasset 2017-;  un videoclip transmedia como el #YoConfieso de Juan Zelada, webseries de comedia como la serie #Conchifacts, conversaciones mixológicas como Ángelus Cocktail Club,  y documentales de migración como Recuerdos Que Laten.

Tenemos también Transmedia en Serie, un proyecto de producción propia que analiza el quehacer transmedia desde la perspectiva de las series de televisión, e Incontinentes, una serie de conversaciones con “creadores sin fronteras”.

-
P.- ¿Cómo participan los usuarios en sus series, películas o libros favoritos a través del transmedia?

Participan de las formas más diversas e impredecibles posibles. Esto es la parte más importante y divertida a la hora de diseñar y ejecutar un proyecto transmedia: pensar en los diferentes niveles de implicación de los posibles participantes de una historia, desde el fan que editará un remix y lo publicará en sus redes, hasta quien sonreirá en silencio al ver un enlace compartido en grupo de Whatsapp. Y, por supuesto, ver después cómo terminan evolucionando.

P.- Sobre los nuevos contenidos que generan los fans a través del transmedia (remix, fanfictions, vídeos…), ¿es posible aplicar un modelo de negocio de beneficios compartidos como hace YouTube con sus youtubers?

Yo creo que una de las mejores cosas que tiene el contenido generado por los fans es precisamente que la gente los hace por que sí, porque una película o una serie les gusta, les inspira, y la mejor remuneración que puede tener es el reconocimiento de otros fans o de los autores de la historia les motiva. Supongo que  habrá casos o formas en los que esto se pueda monetizar o capitalizar -me parece interesante el caso de Pottermore de JK Rowling, caldo de cultivo de nuevas historias y talento afín al universo de Harry Potter- pero me gusta pensar que la gente puede crear este tipo de historias por el simple hecho de hacerlas.

Deja un comentario

MENU
Leer entrada anterior
RelojPotter_8501
El reloj de los suegros de Harry Potter

Todo fan de Harry Potter sabe que la familia Weasley tiene un reloj en su hogar, conocido como La Madriguera,...

Cerrar