Todos somos Charlie: del tuit a la cobertura multiplataforma

Charlie_TVI_850

Miércoles, 7 de enero, 11:00 horas. Me encontraba en la redacción de TVI, preparando una pieza para el telediario Jornal da Uma sobre los nuevos retos que tenía por delante la presidenta Dilma Rousseff, cuando consulté Twitter. En ese momento vi las primeras informaciones sobre el ataque sufrido por la redacción de Charlie Hebdo, en París, y que había heridos. Dejé lo que estaba haciendo, consulté las principales webs de noticias francesas y no encontré más información. Los canales internacionales tampoco hacían referencia al asunto, la agencia Reuters no había lanzado alerta alguna… Pocos minutos después, ya habíamos cambiado toda nuestra estrategia de redacción para los próximos noticiarios. Las 54 horas siguientes fueron alucinantes y representaron un gran desafío a nivel periodístico.

A las 11:30 horas ya tenía algunos datos sobre lo ocurrido. Las malas noticias comenzaron a caer una tras otra. Entré por primera vez en directo desde la redacción para el canal de noticias TVI24, lo cual se convirtió en una conexión repetida decenas de veces durante los tres días siguientes. El método fue casi siempre el mismo: buscar información en varios periódicos de referencia en Francia, completarla con lo que se estaba diciendo en los canales de noticias y, sobre todo, sostener toda la información con lo que se estaba compartiendo en las redes sociais, sobre todo en Twitter, el campeón de las “breaking news”.

Con el corresponsal de TVI en Bruselas, Pedro Moreira, enviado rápidamente a París, la operación informativa se centró totalmente en este tema tanto en nuestro canal de televisión como en Internet, con la web tvi24.pt transmitiendo todos los acontecimientos en directo.

A las 13:00 horas del primer día de los ataques, el principal noticiario portugués en ese horario, Jornal da Uma de la TVI, revelaba todos los pormenores del ataque, con gran parte de la información recogida a partir de redes sociales, como fotos compartidas por testigos en Twitter y los dos primeros vídeos, uno de ellos publicado en YouTube y que conmocionó al mundo al revelar la ejecución del policía Ahmed Merabet. Surgió ahí el primer gran dilema: no mostrar el momento del tiro fatal (conclusión a la que resultó fácil llegar en la redacción).

A media tarde empezó a surgir el movimiento de solidaridad con las víctimas de Charlie Hebdo, con el lema “Je Suis Charlie”. Los periodistas fueron los primeros que exigieron respeto a la libertad de expresión y yo mismo tomé esa posición en uno de los directos, a las 18:00 horas.

filipe_caetano

Este gesto se repitió por toda la redacción:

redaccion_cartel

Y el resultado final fue divulgado en el Jornal das 8, de la TVI, así como en todas las plataformas de Internet de la TVI y TVI24.

redaccionTVI

El hashtag #jesuischarlie se generalizó y fue una de las bases de recogida de información a lo largo de los dos días siguientes. Pero fue, sobre todo, el eslabón de conexión en todo el mundo, con más de 6,5 millones de tuits.

La implicación mundial fue absolutamente increíble:

Los mayores retos periodísticos comenzaron al mismo tiempo que el mundo quedaba conmocionado con las noticias. Empezaron a surgir los rumores, las teorías de una conspiración, información no confirmada y rápidamente desmentida… El mayor esfuerzo en el interior de la redacción fue el de responder con prudencia a todos los datos que íbamos recogiendo. El contacto entre el equipo encargado de las noticias de última hora, la redacción online y nuestra sección de Internacional fue permanente para que la información que surgiera en los canales de televisión fuese la misma en nuestra web, redes sociales y aplicaciones para tabletas y smartphones. La correa de transmisión estaba bien engrasada y la operación se desarrolló casi sin fallos.

Al segundo día de los acontecimientos, cuando supimos quiénes eran los terroristas, fue surgiendo más información en Twitter, en concreto fotos y vídeos. La ruta de la fuga de los hermanos Kouachi fue captada por ciudadanos de a pie, lo que prueba que los periodistas no pueden confiar únicamente en lo que les es enviado por las agencias o medios internacionales. El trabajo sobre el terreno y en las redacciones presenta constantes desafíos y la agilidad en la respuesta supera los conceptos tradicionales.

El ataque del otro terrorista al supermercado Koscher, en París, también surgió en las redes sociales. Primero, con algunas personas que se hacían preguntas al haber oído tiros; después, empezaron a surgir algunas fotos del local y finalmente apareció la policía. Estaba montado un nuevo cerco y durante varias horas el mundo (y sobre todo nosotros, en las redacciones) no desvió los ojos de las pantallas (de las televisiones, de los móviles, de los ordenadores y de las tabletas).

Estos son momentos que marcan a cualquier periodista y todos quisimos transmitir los acontecimientos en directo, compartiendo así la información con nuestros espectadores y lectores. Nos indignamos con los ataques, pero sobre todo, a pesar del horror, del cansancio y de la enorme montaña de información que tuvimos que resumir, nos quedó la certeza de que en los días que corren es posible cubrir estos acontecimientos de forma cada vez más eficaz.

Murieron 17 personas en los ataques terroristas de París. Fueron tres días de terror que alertaron al mundo y que sirvieron también para unir a la gente contra el terrorismo. Como escribía Charlie Hebdo en una de sus portadas más impactantes: el amor es más fuerte que el odio.

El resumen de tres días de acontecimientos brutales sirvió asimismo para elaborar una cronología que fue publicada en todas las plataformas de la TVI – http://goo.gl/D9cI1o

Filipe Caetano

Periodista de TVI

1 Comentario

  • avatar Paula 19 enero, 2015

    Excelente relato dos acontecimentos breaking news que vivemos na redação da TVI e TVI24

Deja un comentario

MENU
Leer entrada anterior
20150116_foto_tytm
Vivir en el CES Las Vegas

¿Sabes que se puede vivir en una feria de muestras? Bueno, más bien si es una como CES Las Vegas....

Cerrar