Viaje al entretenimiento

Superman
Visto 2.702 veces

Cada día  se comparten  veintisiete millones de piezas de contenido. ¡Veintisiete! Esta cifra tan espectacular  la introdujo Adolfo Corujo @adolfocorujo, de Llorente & Cuenca, durante las sesiones del MUWOM Talks, para explicar el viaje que las marcas están haciendo hacia el entretenimiento.

En un pasado no muy lejano, allá por los años 80 del siglo pasado, las marcas lo tenían muy fácil a la hora de posicionar su producto. Las familias españolas se reunían frente al televisor los viernes por la noche para ver el Concurso ‘Un, Dos,Tres’ de la televisión pública  y conseguían que en las pausas publicitarias un 94% de la audiencia dirigiese su atención hacia su marca.

Los tiempos han cambiado, y mucho. Ahora no hay una  audiencia concentrada. La pluralidad de medios de comunicación y de plataformas de difusión de contenidos ha hecho que se genere una batalla por la atención. El usuario no tiene tiempo para seleccionar ni consumir los contenidos que se le presentan. Incluso las segundas pantallas ayudan a que se disperse la concentración hacia varias informaciones. El marco de competencia ha aumentado con las redes sociales, se ha producido una hibridación entre los flujos de información y de ocio, y ahora ya no se compite con una empresa del mismo sector, sino que se hace con otros contenidos.

¿Qué pueden hacer las marcas ante la polución de contenidos? La calidad es la premisa principal, pero partiendo de ahí tienen que lograr impactar en al usuario, convertirle en el centro para que participe y se sienta parte integrante del contenido de la marca. Una iniciativa reciente en este sentido la han presentado dos eternos rivales: Apple y Microsoft.

applemicrosoft

Si observamos sus páginas web, nos sorprenderá no encontrar en su Home ninguna especificación técnica de sus productos. Hace poco solo se hablaba de las novedades tecnológicas que ofrecían, pero ahora han puesto al consumidor en el centro. Apple pregunta  ¿Cuál es tu historia? A  partir de ahí, con el material aportado por los usuarios a través de sus iPad o iPhone se realizan reportajes periodísticos de gran calidad. Cuentan historias con registros multimedia, infográficos que ponen a las personas y emociones en valor. Del mismo modo, Microsoft, y casi al mismo tiempo, ha decidido crear en su página web  , donde los consumidores cuentan sus vivencias y sueños relacionados con el producto.

Este cambio no se debe a ninguna maniobra de ‘espionaje empresarial marketiniano’, sino que es solo fruto de la tendencia, del viaje que están realizando las marcas a la hora de hablar de sus contenidos.

legoFalta un ingrediente más para lograr la verdadera atención del consumidor. Se trata de la fórmula del entretenimiento. No solo hay que captar la atención del usuario. Hay que hacer que se divierta. Lego,  con la producción de su película, ha logrado justo esta ecuación de contenido y diversión ligada a una marca. El 96% de las críticas que obtuvo fueron positivas, consiguió en las dos primeras semanas de su proyección 100 millones de dólares y la generación de numerosas conversaciones efectivas en redes sociales.

En este viaje en el que Adolfo Corujo nos ha transportado del product emplacement al product entertainment  solo falta una respuesta:

Superhero flying

-

-

¿Es comunicación?

¿Es publicidad?

¿Es branded content?

ES ENTRETENIMIENTO

Deja un comentario

MENU
Leer entrada anterior
tele
¿Qué televisor me compro?

El reinado de las pantallas de tubo queda lejos, y con él la época en la que no cambiabas de...

Cerrar