Viajeros urbanos: los mejores guías de la Red

Travel Route

A quién no le gustaría tener un amigo en cada destino? Un guía cómplice y cercano que le descubra el único restaurante tailandés con estrella Michelin del mundo, en Norrebro, el barrio de moda de Copenhague; que le guíe por el mercado más loco de Bangkok, instalado sobre las vías de un tren en activo; que le introduzca en el bar de Buenos Aires donde se mantiene la esencia original del tango argentino o que le haga sentirse como el mismísimo Don Draper en una ruta ‘Mad Men’ por Nueva York. En definitiva, conocer de primera mano los planes más auténticos y las pistas secretas en 115 ciudades alrededor del mundo gracias a una extensa red de guías urbanos presentes en 54 países y los cinco continentes, los Viajeros Urbanos de El Viajero, la revista de viajes de El País que se publica los viernes.

Este mapa global en constante expansión, que se despliega en la página de El Viajeroestá formado por periodistas y colaboradores habituales de El País, pero no solo. Entre los 160 guías urbanos de El Viajero hay poetisas y politólogos, arquitectas y biólogos, profesores universitarios, traductores y creativos publicitarios. Profesionales que viven en las ciudades de las que escriben y que comparten con nosotros sus lugares favoritos para el esparcimiento y la cultura. Lo que en inglés se conoce como insider tips, pistas desde dentro facilitadas por los residentes. Una mirada multidisciplinar al mundo que, además de las últimas tendencias urbanas en Berlín, México DF, Shanghái o Sidney, desvela paseos arquitectónicos por los barrios de Barcelona entre edificios yeyés y plazas pentadecagonales, o regiones naturales prácticamente intactas al norte de la isla de Sumatra, donde avistar tigres y orangutanes. Pistas únicas, como los bares donde el punk sigue vivo en la vibrante Melbourne, una ‘rave’ silenciosa (se escucha con cascos) en Panaji, capital del estado indio de Goa, o uno de los museos más curiosos ubicado en la orilla oeste del río Hudson, en Nueva Jersey: el Silverball Museum, dedicado al ‘pinball’ o ‘flipper’ de toda la vida.

Silverball_Museum

Máquinas de pinball en el Silvervall Museum de Nueva Jersey. Foto: El Viajero.

La red de Viajeros Urbanos, coordinada desde Madrid por el periodista Jordi Pastor, nació en 2012 con las propuestas de 70 viajeros residentes en 60 ciudades repartidas por el mundo. Casi tres años después, se ha expandido hasta duplicar el número de guías y ciudades, llegando hasta urbes tan remotas como Canberra, en Australia, o Maputo, la capital de Mozambique, la última novedad de este mapamundi viajero. Pero sobre todo ha crecido en España, donde actualmente cubre una treintena de ciudades con propuestas tan sorprendentes como un autocine de los años cincuenta en Gijón (un cine para ver las películas sin salir del coche); el primer restaurante panorámico y giratorio de España, desde el que se contempla Granada en 360 grados, o los nuevos mercados de abastos de Madrid, reconvertidos en espacios dedicados a las últimas tendencias en moda, ocio, artesanía y, por supuesto, gastronomía.

Elviajero

El gancho foodie es importante y global. Pasamos de tomar el aperitivo en un bar de Sevilla abierto en 1670 a una lista de cinco restaurantes para no quedarnos colgados (y sin comer) cuando la ciudad de Jerusalén se paraliza por el ‘sabbat’. También por conocer los mejores foodtrucks (camiones de comida) de Boston y saber dónde se encuentran en cada momento mediante una aplicación en tu dispositivo móvil, o de lanzarse al Madrid nocturno más cool y canalla con una ruta por las mejores coctelerías de la capital. La variedad de las propuestas resulta inagotable. Sencillas y exóticas, como pasar un día viendo combates de sumo en Tokio, pero también inquietantes, como visitar algunos de los lugares más inaccesibles del planeta. Es lo que experimentó José Miguel Roncero al pasar por la sala de descontaminación de la central nuclear de Zwentendorf, cercana a Viena, después de caminar por el interior de su reactor (una sensación de alivio aun cuando ninguno de los 10.000 visitantes que recorren en interior de la planta cada año corre riesgo alguno de sufrir radiación: la central nuclear nunca llegó a entrar en funcionamiento).

Reactor nuclear de Zwentendorf

Uno de los accesos a la vasija del reactor nuclear de Zwentendorf. Foto: El Viajero

Entre las novedades de nuestros guías se cuelan también listas útiles para el viajero, como los mejores lugares para contemplar el mítico perfil arquitectónico de Manhattan, en Nueva York; las pastelerías que bordan en París los dulces delicatessen por excelencia, los macarons, o las mejores playas alrededor de la cercana Lisboa. Pero predominan los planes inesperados, descubiertos por quienes no dejan de viajar por sus ciudades de residencia. ¿Cómo dar si no con un pub instalado en unos antiguos baños públicos (y subterráneos) en Londres?; o trazar una ruta en clave turística por el luchador barrio de Gamonal, en Burgos; o conocer un hotel donde hacer glamping –campin con glamour- sin salir de Bruselas, o un restaurante berlinés donde te obligan a desconectar el móvil y se apagan todas las luces antes de sentarse a la mesa: en el Unsicht-Bar se disfruta con todos los sentidos, excepto la vista.

Glamping en Bruselas

Hotel Vintaje en Bruselas, donde se puede hacer camping con glamour. Foto: El Viajero

Y como nuestros guías urbanos también viajan, la oferta escapa del entorno urbano para recorrer en bici la isla de Taiwán; visitar aldeas remotas en la isla filipina de Luzón en busca de los Kalinga, los antiguos cazadores de cabezas; pasar una semana en el parque Kruger para ver animales salvajes; realizar una de las rutas senderistas que propone el parque nacional de Timanfaya, en la isla de Lanzarote, o adentrarse en el alucinante salar de Uyuni cuando, en la época de lluvias, se produce el fenómeno del white out, ese momento en el que el horizonte se difumina hasta el punto de no distinguirse el cielo de la tierra.


Andres_Fernandez_Rubio

-

Andrés Fernández Rubio
Jefe de sección de El Viajero

Deja un comentario

MENU
Leer entrada anterior
mobile first the new york times
Las 4 claves de la estrategia móvil de The New York Times

Con 164 años a sus espaldas, The New York Times no ha parado de reinventarse a lo largo de su...

Cerrar