WhatsApp y Zuckerberg dominan la feria de las ‘telecos’

Mobile phone.

El Mobile World Congress (MWC) de Barcelona cerró sus puertas el pasado jueves. Una edición que ha vuelto a batir récord de visitantes (la organización comunicó que este año han acudido a la cita más de 85.000 personas procedentes de 201 países), pero que sin duda pasará a la historia por ser la edición de Zuckerberg y Jan Koum, los fundadores de Facebook y WhatsApp, respectivamente. El anuncio días antes de la feria de que la red social compraba el servicio de mensajería instantánea por 19.000 millones de dólares (cerca de 13.800 millones de euros) fue suficiente para que nadie quisiera perderse las charlas de ambos.

Sus conferencias, abarrotadas, sirvieron de estímulo para muchos emprendedores, pero también sembraron la ira entre las operadoras de telecomunicaciones. Zuckerberg mandó un mensaje directo: quiere conectar a todo el mundo a la Red, y dijo que “el acceso a Internet debe ser gratis o casi”. Por su parte, Koum lanzó otro dardo a las telecos: WhatsApp incluirá próximamente servicios de voz. Una oferta que se unirá a su popular mensajería instantánea, ya utilizada por cerca de 470 millones de usuarios en todo el mundo. El directivo afirmó que los servicios de voz llegarán esta primavera a los móviles con Android y a los iPhone de Apple, y que posteriormente lo harán a los terminales de Microsoft y Nokia.

Dos mensajes que cayeron como una bomba en Telefónica, Vodafone, Yoigo… que cada vez que tuvieron ocasión mandaron un mensaje común: el éxito futuro de las apuestas millonarias como WhatsApp y Skype van a depender del desarrollo de las redes de nueva generación, tanto fijas como la fibra óptica, como móviles, con el 4G y el futuro 5G. “Sin infraestructuras físicas, estos servicios no podrán funcionar correctamente”, concluyeron.

Geeksphone

Las telecos insistieron en la necesidad de que haya “un modelo reequilibrado”. Lo que ellos definen como un balance justo entre inversiones y retornos. “Si solo ganan dinero los fabricantes de móviles y los WhatsApps de turno, nadie querrá invertir en las redes. No puede haber un todo gratis”, resumió el consejero delegado de Yoigo, Eduardo Taulet.

Hablando del poder de los fabricantes de móviles, otro gran protagonista de la feria fue Samsung. La presentación de su nuevo smartphone Galaxy S5 atrajo todas las miradas. Pero ni este teléfono ni los presentados por otros gigantes como Sony o la china Huawei fueron los más innovadores. Las ideas más originales fueron aportadas curiosamente por fabricantes europeos (algo interesante, después de que Microsoft comprara Nokia). La rusa Yota, la española Geeksphone (aliada con la checa Silent Circle) y la finlandesa Jolla se han atrevido con propuestas que buscan marcar tendencia. Un móvil con dos pantallas (una LCD a color y otra de tinta electrónica) para ahorrar batería; un smartphone que tira de tecnología para garantizar una privacidad total y a prueba de espías, y un teléfono con el sistema operativo de código abierto Sailfish OS, que cuenta con una interfaz muy sencilla que se maneja a través de gestos. Además, acepta personalización por software y físicamente, cambiando la parte trasera del móvil, ya que está hecho de dos piezas.

Jolla

Otra novedad destacable es el lanzamiento del primer Nokia con una versión tuneada de Android. Un movimiento que, a priori, resulta extraño al ser el sistema operativo de Google, principal rival de Microsoft (ya dueña de Nokia). Pero, que si se observa bien, tiene más lecturas. Por un lado, Microsoft-Nokia se aprovecha del enorme número de aplicaciones desarrolladas para Android (muy lejos de las que tiene el gigante de Redmond para Windows Phone). Por otro, Microsoft se permite entrar con más fuerza en mercados emergentes, donde los móviles con su sistema operativo no llegan por precio. Tampoco hay que pasar por alto que Microsoft recibió en 2013 entre 2.000 y 3.000 millones de dólares de forma directa por el cobro de licencias por patentes vinculadas a Android. Sobre el papel, no parece mala jugada. Habrá que ver…

HuaweiTalkband

La famosa feria del móvil de Barcelona también ha dejado clara una gran guerra entre los sistemas operativos móviles. Frente a la omnipresencia de Android, a la fuerza de iOS y a la tercera plaza ya conquistada por Windows Phone, Firefox intentó volver a sacar pecho. Solo con Telefónica planea aterrizar en ocho países más. Blackberry apenas tuvo visión y quien se dejó ver también tímidamente fue Ubuntu.

La tendencia que para nadie pasó inadvertida es la que se refiere a los dispositivos vestibles (nombre feo donde los haya). Dentro de poco quien no lleve un wearable no será nadie. Los relojes inteligentes, las gafas, y sobre todo los medidores en forma de pulseras han causado furor. Algunas de las más destacadas: el Sony Smartband, el Samsung Gear Fit, el Huawei Talkband y el LG Lifeband, algo más aparatoso. Tampoco parece que vayamos a poder vivir sin un coche conectado. O eso nos han querido hacer ver en este último Mobile World Congress.

Más información en el especial MWC14 eleborado por Cinco Días.

Marimar Jiménez/ Santiago Millán

Redactores de Cinco Días, PRISA Noticias

Deja un comentario

MENU
Leer entrada anterior
Man with smartphone
Ya es posible compartir noticias de EL PAÍS por WhatsApp

De nuevo la mensajería instantánea es noticia. El diario EL PAÍS acaba de incorporar la opción de compartir sus noticias...

Cerrar