Del tiempo real a la lentitud social


   Amanda Zamora

   Traducción de Plácido Díez, PRISA Radio

     > Ir al artículo en inglés
     > Volver al listado de artículos

 

“En nuestra fijación por la inmediatez, estamos perdiendo oportunidades para contar una historia más grande, más extensa, a través de los medios sociales”

Mi predicción para 2013 es realmente más un deseo por un ritmo más lento en los medios sociales.

En los dos últimos años, las redacciones han empezado finalmente a utilizar los medios sociales. Los reporteros están tuiteando en directo los acontecimientos del tiempo meteorológico, las reuniones en el ayuntamiento, y los reportajes. Los productores de los medios sociales están apareciendo en redacciones grandes y pequeñas para organizar los acontecimientos que están ocurriendo en un barrio o alrededor del mundo.

Recurrimos a los medios sociales cuando ocurren noticias, para actualizaciones inmediatas y relatos de testigos oculares, refrescando continuamente y trasladando cada posible trozo, bocado, de noticias y comentarios. No hay ningún gran acontecimiento (terremotos, elecciones, captura de Bin Laden) que no pueda visualizarse a través de las tendencias sociales.

Pero en nuestra fijación por la inmediatez, estamos perdiendo oportunidades para contar una historia más grande, más extensa, a través de los medios sociales. A veces, estamos propagando rumores por la urgencia de la cobertura en “tiempo real” (ver: “El desastre de los medios sociales en los atentados de Newtown”). En ambos casos, estamos fallando a los lectores.

En 2013, vamos a ver más de una reacción violenta contra los rumores en tiempo real y un movimiento para que los relatos de los canales de medios sociales sean más sustantivos. Estamos viendo ya rayos de esperanza por esta aproximación:

“The New York Times” mantiene un catálogo de videos de testigos oculares fechados desde el pasado mes de agosto. “Watching Syria´s War”, (Observando la guerra de Siria), va más allá del momento de la conservación para proporcionar contexto alrededor de vídeos en bruto e imágenes captadas desde Aleppo hasta Damasco. “The Times” proporciona contexto para cada clip de YouTube – lo que es conocido y, más importante, lo que no es. Fomenta las relaciones entre lectores y reporteros a la espera de que la historia avance:

Tiene información de primera mano sobre la quema de lugares religiosos #chiítas en Idlib?

El sitio beta “Syria Deeply”, (Siria en profundidad), ofrece otra aproximación para contextualizar los vídeos de ciudadanos, subrayando tendencias pero dándolas a conocer en el contexto de los refugiados y de los recuentos de víctimas mortales.

El conjunto de estos ejemplos va más allá del retuiteo y del directo social para pintar un cuadro más amplio en el que el contexto es el rey. Desafío a las empresas de comunicación a pensar acerca de cómo un movimiento más lento en los medios sociales puede servir mejor a nuestro periodismo y a nuestros lectores.

 

————————————————

· Amanda Zamora es editora senior responsable de interaccionar con los medios sociales en ProPublica. Previamente, fue editora digital nacional en “The Washington Post”.

· Plácido Díez es director de contenidos de Cadena SER Aragón, PRISA Radio.

 

 

 

MENU